Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Alfarnatejo recupera restos humanos de siete personas ejecutadas en la Guerra Civil

Diputación de Málaga

Noticias


Alfarnatejo recupera restos humanos de siete personas ejecutadas en la Guerra Civil

La Diputación financia esta intervención arqueológica que pretende rescatar la Memoria Histórica de Málaga

Alfarnatejo ha recuperado los restos humanos de siete personas que fueron ejecutadas y arrojadas durante la Guerra Civil a una fosa común en el antiguo cementerio del municipio. Esta intervención arqueológica se ha realizado a petición de los familiares y se ha encargado a la Asociación Contra el Silencio y el Olvido con el objetivo de recuperar la Memoria Histórica de Málaga. La financiación para llevar a cabo este trabajo ha corrido a cargo de la Diputación a través de los Planes de Concertación.

El presidente de la Diputación, Salvador Pendón, y el alcalde de Alfarnatejo, Antonio Benítez, acompañados por Juan Gallo, comisario de la Memoria Histórica en Andalucía, Miguel Alba, coordinador de la Axarquía en la Asociación de la Recuperación de la Memoria Histórica, Andrés Fernández, arqueólogo, y Fernando Arcas, catedrático de Historia, han presentado el estudio de investigación y la intervención arqueológica que se ha realizado en la zona.

Salvador Pendón ha destacado que la singularidad de esta investigación es que “se trata de la primera vez que se recogen restos humanos de los dos bandos de la Guerra Civil”. En este sentido, el presidente de la Diputación ha afirmado que con intervenciones arqueólogicas como estas “se da un paso más en saber qué pasó realmente en aquella época”.

Por su parte, Juan Gallo ha calificado la exhumación realizada en Alfarrnatejo como “técnicamente perfecta”. El comisario de la Memoria Histórica ha aclarado que en Andalucía no se había hecho hasta el momento este tipo de trabajo porque no se había producido una petición expresa de los familiares de las personas asesinadas en la guerra”.

En cuanto al trabajo que se ha realizado en el municipio a cargo del arqueólogo Andrés Fernández, se ha aprovechado que la antigua necrópolis había sido clausurada, y los restos iban a ser trasladados al nuevo camposanto de Alfarnatejo, para intervenir en ella y detectar los cuerpos que yacían en una fosa común pertenecientes a tres personas asesinadas el 18 de febrero de 1937, para a continuación exhumar los restos y esclarecer los hechos acontecidos en el momento de su muerte.

Los trabajos de campo se iniciaron el pasado 10 de octubre de 2009, y en base a los testimonios orales se marcaba un sondeo donde posiblemente se podía encontrar la sepultura de las tres personas. Tras dos intensos días de trabajos, los resultados fueron negativos.

“Ha sido una actuación compleja, donde los enterramientos que se han producido en las últimas décadas en todo el interior del camposanto ha distorsionado y alterado los distintos estratos que colmataban las inhumaciones”, ha explicado el alcalde del municipio.

Sin embargo, en el transcurso de la intervención de la zona se detectaron tres fosas comunes de distinto periodo histórico. En la primera de ellas, se han hallado dos individuos superpuestos, y en uno de ellos se detectó dos proyectiles. Se trata de los restos de dos varones adultos, donde la estimación de la edad coincide con los datos de dos hermanos, vecinos de Alfarnate, que fueron encarcelados en la Guerra Civil por pertenecer a la izquierda y asesinados en 1949.

Es una primera conclusión preliminar, a falta de la identificación mediante las pruebas de ADN. No obstante, la versión de los vecinos del pueblo es que fueron tiroteados en las inmediaciones del municipio, y fueron trasladados al cementerio en mulo, y arrojados en el lugar de su exhumación.

Continuando con los levantamientos de los restos humanos del antiguo cementerio, se encontraron también en una segunda fosa los cuerpos de otros dos varones, y se baraja la posibilidad de que sean los hermanos apodados ‘Los Garabatos’ que, originarios de Loja, fueron fusilados en las cercanías de la necrópolis de Alfarnatejo por las fuerzas milicianas al considerarlos personas no adeptas a la revolución. Estos hechos ocurrieron en 1936.

Por último, cuando el camposanto estaba prácticamente desmontado, quedaba un sector próximo al sondeo que se realizó en 2009 en el que se detectó una fosa común con tres individuos varones de distinta edad, según los criterios estándares antropológicos forenses. A falta de las pruebas de ADN, se cree que correspondan con los restos de las tres personas que eran objetivo principal de la intervención.

Queda por exhumar una fosa en la que puede haber dos fusilados por las fuerzas fascistas en el término municipal de Alfarnatejo en el año 1937. Pero estos cuerpos están aún a falta de determinar el lugar exacto en el que se encuentran.