Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

La Diputación respalda el reto solidario de Christian Jongeneel, que cruzará a nado el mar de Alborán

Diputación de Málaga

Noticias


La Diputación respalda el reto solidario de Christian Jongeneel, que cruzará a nado el mar de Alborán

El objetivo es recaudar fondos para costear los estudios de Enfermería de 135 mujeres jóvenes de la India rural a través de la Fundación Vicente Ferrer y Brazadas Solidarias

El presidente, Francisco Salado, destaca la valentía y la labor altruista del nadador, que será el primero de la historia en intentar esta hazaña, partiendo desde la Isla de Alborán hacia la costa andaluza

El malagueño Christian Jongeneel será el primero de la historia en intentar cruzar a nado el mar de Alborán, un reto solidario de casi 100 kilómetros con el objetivo de recaudar fondos para financiar los estudios de Enfermería a un total de 135 mujeres jóvenes de la India rural a través de la Fundación Vicente Ferrer y de Brazadas Solidarias. La Diputación de Málaga apoya esta iniciativa, que ha presentado hoy el presidente, Francisco Salado, junto al nadador y al viceconsejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Víctor González.

Salado ha explicado que se trata de un “reto inédito” que cuenta con muchas dificultades: casi 100 kilómetros de travesía, con fuertes corrientes, vientos, presencia de medusas y grandes buques. El presidente ha animado a los ciudadanos a seguir la prueba en vivo y a participar en esta aventura solidaria, con la que se mejorará la vida de esas mujeres, las de sus familias y las comunidades en las que viven.

Durante el mes de septiembre se estudiarán las condiciones climatológicas para elegir el día adecuado, por lo que Jongeneel y su equipo estarán permanentemente preparados para afrontar el desafío, que superará las 24 horas. La salida tendrá lugar en la isla de Alborán y la llegada está prevista entre el puerto de Almerimar y el de Adra.

El nadador ha señalado que una persona sola no puede conseguir grandes logros: “Necesitamos un equipo, una organización y, sobre todo, una ilusión”. “Los deportistas no deben ser los mejores del mundo, sino ser los mejores para el mundo”, ha apuntado el fundador de Brazadas Solidarias.

El viceconsejero de Turismo, Cultura y Deporte ha afirmado que “lo que hace Christian Jongeneel va más allá del deporte, la sociedad necesita más héroes como él”, por lo que ha asegurado que la Junta de Andalucía se siente “honrada” de participar en este proyecto y contribuir a darle difusión.

Una organización compuesta por equipo de rescate, náutico y de logística y seguimiento acompañarán al nadador durante el desarrollo del reto. Para la elección del día adecuado se contará con el asesoramiento del responsable del Grupo de Oceanografía Física de la Universidad de Málaga, Jesús Manuel García Lafuente. El día antes de la travesía, todo el equipo embarcará hacia la isla de Alborán, en comunicación con la Capitanía Marítima de Almería.

La salida será desde la costa de la Isla de Alborán hasta la costa andaluza. El nadador y la embarcación estarán localizados en tiempo real mediante un GPS que transmite la señal a un servidor y cualquier persona puede seguir la travesía a través de la web https://www.brazadassolidarias.com/, desde la que también se pueden realizar aportaciones económicas para la financiación del proyecto (https://fundacionvicenteferrer.org/form/colabora-brazadas).

Desde su fundación en el año 2009, Brazadas Solidarias apoya el plan de desarrollo de la Fundación Vicente Ferrer en el área de Anantapur, en India, uno de los rincones más pobres del planeta.

Christian Jongeneel (Málaga, 1974), impulsor de Brazadas Solidarias junto a muchos compañeros y amigos, es uno de los nadadores de larga distancia más destacados de esta disciplina en el ámbito internacional. Entre otras hazañas, ha logrado cruzar a nado el Canal de la Mancha, el Estrecho de Molokai en Hawái, ha hecho el doble cruce del Estrecho de Gibraltar, ha logrado darle una doble vuelta a la Isla de Manhattan y ha cruzado el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda.