Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Salado apuesta por replicar en toda Andalucía el Plan Vía-ble para mejorar la conexión por carretera de los pueblos del interior

Diputación de Málaga
Noticias

Salado apuesta por replicar en toda Andalucía el Plan Vía-ble para mejorar la conexión por carretera de los pueblos del interior

Traslada al grupo de trabajo sobre el reto demográfico del Parlamento andaluz la estrategia que está llevando a cabo la institución provincial en su lucha contra la despoblación

Advierte de que reducir la brecha digital se ha convertido en un asunto urgente de cara a facilitar el teletrabajo desde los pequeños municipios, una oportunidad para fijar población

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha apostado hoy por replicar en toda Andalucía planes de mejora de movilidad y conexión por carreteras entre municipios como es el caso del Plan Vía-ble de la institución provincial, que contempla cincuenta millones de euros en inversiones plurianuales para un total de 42 actuaciones.

Ese ha sido uno de sus principales argumentos durante su participación en el grupo de trabajo que se ha constituido en el Parlamento andaluz para abordar el reto demográfico, una iniciativa que Salado ha celebrado “ya que la lucha contra la despoblación debe ser un reto global abordado desde todos los niveles competenciales”.

En este sentido, el presidente provincial ha explicado que una vez hecho el diagnóstico de las zonas de la provincia donde más pérdida de población se ha registrado desde el inicio de siglo, “el denominador común ha sido la dificultad de acceso por carretera y las malas conexiones entre pueblos”, prestando especial atención a la zona del Valle del Genal y de la Alta Axarquía.

Lo que se está llevando a cabo a través del Plan Vía-ble es el estudio de pequeñas conexiones o ‘bypass’ que no alteren mucho el entorno natural y que sin embargo supongan un salto cualitativo en cuanto a la movilidad entre estos municipios con cada vez menos vecinos.

Salado ha puesto como ejemplo el caso de Pujerra, con 294 habitantes, y Jubrique, con 559 vecinos; dos pueblos que en línea recta se encuentran a ocho kilómetros de distancia pero cuya conexión por carretera requiere de un trayecto que bordea prácticamente toda la Serranía, con un tiempo estimado de una hora y 27 minutos. “Con la ruta alternativa que planteamos, arreglando y acondicionando el carril de los Anadillos, se tardía 57 minutos, media hora menos”, ha valorado.

Otro ejemplo similar se da en la entrada a Málaga por la autovía de Las Pedrizas, desde donde se tarda actualmente 79 minutos en llegar a El Chorro y al Caminito del Rey. “Ahora mismo hay que recorrer 85 kilómetros por cuatro carreteras, pero arreglando el camino del Puerto de El Barco, se tardaría 49 minutos y el recorrido apenas alcanzaría los 40 kilómetros, lo que sin duda dará mayor actividad y competitividad a toda la zona de diseminados y pequeñas poblaciones al Sur de Antequera”, ha precisado el presidente.
No obstante, Salado ha advertido de que para estas actuaciones, “que son perfectamente extrapolables al resto del territorio de Andalucía, “será imprescindible la colaboración administrativa del resto de administraciones, especialmente de Medio Ambiente y Agricultura, ya que en muchos casos hablamos de afección a vías pecuarias”.

Málaga: crecimiento demográfico pero con mayor desequilibrio

Durante su intervención en el grupo de trabajo al efecto en la Cámara andaluza, el presidente de la Diputación ha reflexionado sobre la situación demográfica de Málaga, que prevé incrementar su población de cara a 2030, pero con un claro desequilibrio entre la costa, donde se produciría el aumento, y los pueblos del interior, donde habría zonas de estancamiento y otras de clara pérdida de población.

“Para detectar las zonas más perjudicadas por esta realidad y posibles soluciones, hemos llevado a cabo un diagnóstico que nos arrojar que desde 2000 hay 43 municipios malagueños que han perdido población, 21 de ellos con una reducción de más de una quinta parte de su censo desde el inicio de siglo”, ha resumido el presidente provincial.

Además de la necesaria mejora de conexión por carretera, Salado se ha referido a la exclusión financiera que sufren los pueblos que no cuentan con sucursal bancaria ni cajero ni oficina de Correos para poder llevar a cabo un giro postal, “algo que debe afrontarse desde la colaboración con el sector privado, buscando la implicación de entidades financieras comprometidas con la lucha contra la despoblación”.

Igualmente, ha hecho referencia a la brecha digital, cuestión que considera que ha cobrado “urgencia” ante la actual situación de pandemia, “ya que hay muchas personas que buscan volver a sus pueblos e incluso fijar su residencia en ellos al poder teletrabajar”. “Para ello, es fundamental que se garantice una buena conexión a Internet en todo el territorio, de tal forma que esta vuelta a los pueblos, si bien por una causa mayor, se convierta en una oportunidad para fijar población en estos pequeños municipios”, ha concluido.