Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Comares celebra la festividad en honor a su patrón, San Hilario de Poitiers, donde se esperan más de 4.000 personas

Diputación de Málaga

Comares celebra la festividad en honor a su patrón, San Hilario de Poitiers, donde se esperan más de 4.000 personas

La primera Fiesta de Singularidad Turística Provincial del año cuenta con un amplio programa: procesión, actuaciones y degustaciones de productos de la tierra

El calendario de Fiestas de Singularidad Turística arranca en Comares con la festividad de San Hilario de Poitiers, patrón del municipio desde 1442, siendo su onomástica el 13 de enero. Esta fiesta está organizada por la Junta de Mayordomos de San Hilario de Poitiers con la colaboración del Ayuntamiento de Comares y la Diputación de Málaga, y tendrá lugar el sábado 11 de enero con un amplio programa de actividades.

Así lo han dado a conocer el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, junto a la concejala de fiestas del municipio, Emiliani Jiménez, quien ha explicado que Comares es el único municipio en el que San Hilario de Poitiers es patrón y que esta festividad se realiza para “dar a conocer el patrón y el municipio”. Además, ha añadido que esta celebración se trata de la fiesta con más asistentes en toda la comarca, en la que se esperan entre 4.500 y 5.000 personas.

La festividad comenzará a las 09:00 horas del sábado con un pasacalles amenizado por la banda de música de Benamocarra, seguido a las 11:00 horas por la tradicional misa en honor a San Hilario de Poitiers, que tendrá lugar en la Iglesia de la Encarnación y contará con el coro rociero Balcón de la Axarquía.

A partir de las 12:00 horas, el Santo será llevado en procesión por las calles de la localidad, recibido en la conocida como Puerta de Málaga por la Panda de verdiales de Arroyo Conca, donde se le realizará una petalada en su honor.

De forma posterior, a las 15:00 horas se podrá disfrutar de una gran paella en la que además, los vecinos y visitantes también podrán probar toda la gastronomía de la tierra con degustaciones de comidas típicas, vino, mosto y chacina. Todo ello en un entorno privilegiado que se sitúa a más de 700 metros de altitud sobre el nivel del mar y que ofrece unas espectaculares vistas de los Montes de Málaga y las playas de Torre del Mar.