Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La Diputación adjudica por un millón de euros la segunda fase del proyecto para reducir el 50% del consumo eléctrico en su sede

Diputación de Málaga

La Diputación adjudica por un millón de euros la segunda fase del proyecto para reducir el 50% del consumo eléctrico en su sede

Francisco Salado explica que, en total, se contará con 2.000 módulos fotovoltaicos en los dos edificios de la calle Pacífico

La Junta de Gobierno de la Diputación de Málaga ha aprobado en su última reunión la adjudicación de las obras de la segunda fase para la instalación fotovoltaica en la cubierta de su sede de calle Pacífico a la empresa Ecotelia Servicios Energéticos, SL por 1.000.266,40 euros. Los trabajos consistirán en la colocación de 1.612 módulos fotovoltaicos en el edificio A y se unen a los 356 módulos ya instalados en el edificio B, lo que permitirá ahorrar casi la mitad del consumo eléctrico actual de los dos inmuebles.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha explicado que este proyecto forma parte de la estrategia de la institución de lucha contra el cambio climático en la provincia, a través de Málaga Viva, en este caso centradas en la reducción del consumo eléctrico y de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), así como en la mejora de la eficiencia energética.

Francisco Salado ha indicado que la instalación en la cubierta del edificio A se plantea con los paneles en disposición horizontal sin inclinación, por lo que no se altera la estética del inmueble gracias a su implantación de manera simétrica e integrada arquitectónicamente en el conjunto.

La empresa seleccionada ha incluido diversas mejoras en el proyecto respecto a la propuesta que salió a licitación. Por ejemplo, las placas serán de 540 vatios en vez de 445 vatios, como estaba previsto, con lo que se consigue más potencia. También se encargará del mantenimiento de las instalaciones durante el plazo de garantía, que se incrementa en 36 meses respecto al inicial.

Será una instalación fotovoltaica con 1.612 paneles cristalinos, de mayor eficiencia y rendimiento, con una vida útil superior a 25 años. Y el plazo de ejecución de los trabajos será de cuatro meses.

Con esos paneles se generará una energía anual de algo más de un millar de megavatios/hora, con lo que se ahorrará casi la mitad de la energía eléctrica que se consume en el edificio actualmente. Así mismo, se reducirán las emisiones de CO2 en casi 225 toneladas al año (un 43,9% menos), además de lograr un ahorro económico estimado de casi 95.000 euros al año inicialmente.