Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

La Diputación recopila en una Carta Verde sus 26 iniciativas y proyectos de gestión ambiental para avanzar en sostenibilidad

Diputación de Málaga

La Diputación recopila en una Carta Verde sus 26 iniciativas y proyectos de gestión ambiental para avanzar en sostenibilidad

Cristóbal Ortega ha recordado que el ente provincial lleva varios años implementando buenas prácticas en el funcionamiento diario de sus delegaciones y centros en Málaga capital y en la provincia

Son medidas como el cálculo de la huella de carbono que se realiza desde hace cinco años, la instalación de placas fotovoltaicas para reducir a la mitad la factura eléctrica, la renaturalización de jardines o la optimización del riego

“La Carta Verde será nuestra hoja de ruta para ayudar a paliar la emergencia climática fomentando la participación de los trabajadores, las contrataciones sostenibles, la concienciación medioambiental, los hábitos saludables y la eficiencia de los recursos”, ha asegurado Ortega

La Diputación de Málaga, a través de su Delegación de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, ha recopilado en una Carta Verde sus iniciativas y proyectos de gestión ambiental; 26 medidas y buenas prácticas para que tanto la sede de calle Pacífico como el resto de los centros en Málaga capital y en la provincia sean más sostenibles.

Así lo ha anunciado el vicepresidente de Infraestructuras y Territorio Sostenible, Cristóbal Ortega, que ha recordado que la Diputación impulsa numerosos proyectos para la conservación de los espacios naturales de la provincia, como los programas de reforestación o de utilización de la biomasa, pero “es importante que las instituciones también demos ejemplo desde nuestras sedes y centros”, ha destacado.

Para ello, la Diputación lleva varios años implementando buenas prácticas en su funcionamiento diario. Un ejemplo es el cálculo de la huella de carbono que se realiza desde hace cinco años con el objetivo de reducirla cada año.

Todas las delegaciones han trabajado en la Carta Verde, que se trasladará al Pleno del próximo 22 de noviembre para su aprobación. A partir de ese momento, “será nuestra hoja de ruta para ayudar a paliar la emergencia climática fomentando la participación de los trabajadores, las contrataciones sostenibles, la concienciación medioambiental, los hábitos saludables y la eficiencia de los recursos”, ha asegurado Ortega. 

La Carta Verde se estructura en ocho líneas de actuación: gobernanza; eficiencia energética; gestión sostenible de residuos y agua; renaturalización y biodiversidad; movilidad sostenible; formación y sensibilización; y contratación sostenible. Cada una de las líneas de actuación está vinculada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

Así, dentro de la línea de eficiencia energética se está procediendo a instalar placas fotovoltaicas en los dos edificios de la sede de calle Pacífico que permitirán reducir a la mitad la factura eléctrica. Para ello se invertirán 1,4 millones de euros. Además, se ha realizado un estudio de eficiencia energética y propuestas de mejora de todos los edificios de la Diputación.

En el apartado de biodiversidad, la institución ha creado un jardín vertical en la fachada de la sede de calle Pacífico y está renaturalizando los jardines de La Noria, en la avenida Arroyo de los Ángeles. También se está mejorando el uso eficiente del agua para el riego de estos jardines.

La movilidad ocupa gran parte de los esfuerzos de la Carta Verde, bajo la que se ha realizado un plan de movilidad sostenible para los desplazamientos de los trabajadores de la Diputación y se ha instalado un aparcabicis cubierto que funciona con energía solar. También se ha impartido formación en conducción eficiente para los trabajadores de Parque Móvil.

La Carta Verde también alude a las contrataciones de compras y prestaciones de servicio que se realizan. Así, se han adquirido limpiadores ecológicos y se utiliza papel reciclado. Por otro lado, también se impulsa una aplicación para el personal de la Diputación que permitirá las comunicaciones en materia de sostenibilidad derivadas de esta Carta Verde.