Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La Diputación firma el Pacto Local para el Bienestar Mental en los pueblos menores de 20.000 habitantes de la provincia

Diputación de Málaga

La Diputación firma el Pacto Local para el Bienestar Mental en los pueblos menores de 20.000 habitantes de la provincia

El presidente firma con la Federación de Salud Mental de Andalucía un protocolo para la implicación de los ayuntamientos

Salado hace referencia a la importancia de "remar en el mismo sentido y la implicación de las administraciones en un problema que es de todos”

La Diputación de Málaga se compromete a trabajar para salvaguardar la salud mental de los vecinos de los municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia gracias a la firma del Pacto Local para el Bienesar Mental que promueve la Federación Salud Mental Andalucía con la colaboración de las entidades locales. En el caso de la provincia de Málaga son Afenes y Afesol. El presidente de la institución provincial, Francisco Salado, y la vicepresidenta de la Federación, Carmen Sibaja, han suscrito un protocolo gracias al cual se establecerá una estrategia a nivel provincial basada en diez medidas a las que se espera se acojan los ayuntamientos de la provincia.

Salado ha hecho referencia a "la importancia de remar en el mismo sentido y la implicación de las administraciones en un problema que es de todos”. De hecho, el pasado 28 de marzo, el Auditorio Edgar Neville de la Diputación, acogió una jornada de prevención del suicidio dirigida a profesionales de la sanidad, la educación y los servicios sociales, con la participación de distintas asociaciones malagueñas como Teléfono de la Esperanza, Alhelí, Afesol y Afenes. Precisamente, estas dos últimas son las que promueven esta iniciativa en la provincia de Málaga, cuyo objetivo es que tenga un impacto a nivel andaluz con el compromiso de todas las fuerzas políticas.

Para ello han diseñado un decálogo, ya suscrito por la Diputación de Málaga, en el que se abordan distintas propuestas. La primera de ellas es la lucha contra el estigma, por el que cada entidad local se compromete a conmemorar con acciones de sensibilización e información el Día Mundial de la Prevención (10 de septiembre)  y el  Día de la Salud Mental (10 de octubre).

La segunda es el impulso por parte de los servicios sociales comunitarios de medidas para facilitar el acceso a los recursos y prestaciones, así como elaborar recursos específicos de prevención, abordaje y atención a personas con problemas de salud mental, así como  la creación de un espacio estable periódico de coordinación interinstitucional para acodar situaciones conjuntas que garanticen el tratamiento integral de la salud mental.

El pacto también aborda la puesta en marcha de recursos habitacionales para personas sin hogar y facilitar recursos específicos de refuerzo y apoyo que garanticen la práctica deportiva y la participación inclusiva en actividades culturales o de ocio organizadas o financiadas por las entidades locales, incluyendo también la formación de profesionales municipales.

Por otra parte, se solicita que las actividades que se organicen en los municipios para la población infantil y juvenil sean inclusivas para niños, niñas y adolescentes en riesgo de padecer problemas de salud mental, así como que impulsen actuaciones de prevención de los problemas de salud mental y adicciones entre la infancia y adolescencia. También incluye la solicitud de apertura de espacios educativos en horario no lectivo.

Otro punto busca dotar con formación específica sobre salud mental  a profesionales que presten servicio en el ámbito municipal como Policía Local, Bomberos, Protección Civil, Servicios Sociales comunitarios, CIAM y, oficinas de atención a la ciudadanía, para el cumplimiento de los derechos humanos.

Asimismo, el pacto busca formar e informar a profesionales de los recursos existentes de atención a las mujeres víctimas de violencia sobre la especial vulnerabilidad de las mujeres que padecen problemas de salud mental.

El Pacto Local para el Bienesar Mental incluye también una estrategia para la prevención de las conductas suicidas, para que la entidad local ponga en marcha campañas de sensibilización social y facilitar fuera de los espacios sanitarios, a las entidades sociales que trabajan para la salud mental, zonas para que puedan atender de forma continuada a personas afectadas y a sus familias.