Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

La Diputación de Málaga y Unicaja Banco instalan cajeros en Algatocín, Benalauría y Serrato para fomentar la inclusión financiera

Diputación de Málaga

La Diputación de Málaga y Unicaja Banco instalan cajeros en Algatocín, Benalauría y Serrato para fomentar la inclusión financiera

La vicepresidenta segunda, Natacha Rivas, indica que el objetivo de la institución provincial es que no haya ningún municipio en la provincia sin este tipo de servicios, “tan necesarios para los vecinos como para quienes estén de visita”

El objetivo es seguir instalando cajeros en otras localidades de la provincia para, de este modo, contribuir a reforzar la inclusión financiera y ofrecer una mejor y más amplia prestación de servicios

Estas actuaciones se enmarcan en la tradicional colaboración que desde hace años mantienen la institución provincial y Unicaja Banco para mejorar la calidad de vida en la provincia, especialmente de su población rural, las personas de mayor edad y otros colectivos vulnerables

La Diputación de Málaga y Unicaja Banco, con el objetivo de fomentar la inclusión financiera de aquellos municipios con menor población, han llevado a cabo la instalación de tres cajeros automáticos en Algatocín, Benalauría y Serrato, en la Serranía de Ronda.

El objetivo es ofrecer un mejor servicio a municipios con poca población y con una menor oferta financiera, en beneficio especialmente de aquellos ciudadanos menos familiarizados con las nuevas tecnologías, como son las personas mayores, y de otros colectivos vulnerables.

Además de estos tres cajeros automáticos, también está prevista la instalación de otros seis, distribuidos en Júzcar y Jimera de Líbar, en la Serranía de Ronda, y Arenas, Canillas de Albaida, Cútar y Macharaviaya, en la Axarquía.

Esta actuación se enmarca en las acciones que desarrolla de manera transversal la Diputación de Málaga para hacer frente al despoblamiento y para acercar todos los servicios esenciales a los vecinos, así como a la política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Unicaja Banco, en el apoyo a la inclusión financiera y a las alianzas público-privadas y en la especial atención que presta a la población de más edad, especialmente en las zonas rurales.

En esta misma línea, ambas entidades están impulsado también iniciativas en materia de educación financiera, mediante la organización de diferentes talleres. El objetivo es hacer hincapié en la población rural, las personas de mayor edad y otros colectivos vulnerables.

La vicepresidenta segunda de la Diputación de Málaga, Natacha Rivas, ha indicado que el objetivo de la institución provincial es que no haya ningún municipio en la provincia sin este tipo de servicios, “tan necesarios para los vecinos como para quienes estén de visita”, al tiempo que ha apuntado que este reto se enmarca en la lucha estratégica contra el despoblamiento.

Por su parte, el director de Sostenibilidad y RSC de Unicaja Banco, José María López, ha destacado el compromiso de la entidad con la inclusión financiera, como “herramienta fundamental para que nadie se quede atrás, especialmente en aquellos municipios con baja densidad de población, ayudando, de este modo, a que sus habitantes tengan acceso a servicios financieros básicos, y, por tanto, a mejorar su calidad de vida”.

De este modo, la Diputación de Málaga y Unicaja Banco refuerzan su ya tradicional colaboración, que se pone de manifiesto en las diferentes actividades realizadas de forma conjunta en la provincia y centradas sobre todo en personas dependientes, mayores, jóvenes, mujeres y menores, como grupos prioritarios para alcanzar niveles de bienestar en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

RSC y sostenibilidad

La Diputación de Málaga trabaja para impulsar iniciativas y políticas con las que mejorar el acceso de oportunidades y servicios más básicos a la ciudadanía asentada en entornos rurales y a la población más vulnerable de la provincia, a través de acciones que aseguren la conservación y el desarrollo del territorio.

Unicaja Banco, por su parte, basa su estrategia, a medio y largo plazo, en valores como la prudencia, la solvencia y la estabilidad en la gestión de los recursos, así como en la transparencia, el compromiso ético y la RSC. Además, en todas sus acciones tiene en cuenta los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ASG).