Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La Diputación impulsa un proyecto para prevenir el suicidio a través de sesiones de orientación y formación

Diputación de Málaga

La Diputación impulsa un proyecto para prevenir el suicidio a través de sesiones de orientación y formación

La Asociación Justalegría realizará actuaciones de asesoramiento a personas afectadas, así como de sensibilización de la ciudadanía, en municipios menores de 20.000 habitantes

Entre el 20 y el 30 de este mes se celebrará el evento ‘Caminando por la vida’ para fomentar el senderismo como hábito saludable

Francisco José Martín destaca que la iniciativa incluye la formación y capacitación de los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios para la detección de población vulnerable

La Diputación de Málaga financia e impulsa la puesta en marcha de un proyecto para prevenir el suicidio en municipios menores de 20.000 habitantes. Se trata de una iniciativa que llevará a cabo la Asociación Justalegría y que se centra en tres ejes: el asesoramiento y la orientación a las personas involucradas en un caso de conducta suicida, la formación de los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios y la sensibilización de la ciudadanía sobre el fenómeno del suicidio, que continúa siendo un tabú social.

El diputado de Mayores, Tercer Sector y Cooperación Internacional, Francisco José Martín, ha presentado hoy este proyecto junto a Jesús Criado, director de la Asociación Justalegría; María Montero, psicóloga sanitaria, responsable del servicio de orientación y asesoramiento; y Ana Paneque, de la empresa colaboradora Dejando tu huella y responsable de las actividades de sensibilización.

Martín ha destacado la trayectoria y la labor que desarrolla Justalegría, una organización malagueña que trabaja en proyectos internacionales de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria y en proyectos locales de educación para el desarrollo y acción social. Entre estos últimos, desde 2013 desarrolla el programa ‘Razones para vivir’, orientado a la prevención de la conducta suicida.

“En el marco de este programa -ha explicado el diputado-, vamos a extender a la provincia las actuaciones que lleva a cabo esta asociación sobre un tema tan importante y uno de nuestros objetivos es la detección de la población vulnerable y su derivación hacia los canales adecuados; de ahí la importancia de capacitar a los profesionales de los Servicios Sociales Comunitarios, que son los que están en primer línea para la valoración de las necesidades, la planificación, la intervención, el tratamiento y el seguimiento de las personas vulnerables”.

Igualmente, Francisco José Martín ha incidido en la importancia de mejorar el estado de salud mental de los afectados y de concienciar a la población de la posibilidad de prevención de la conducta suicida, un fenómeno que puede verse agravado por los efectos de la pandemia.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2018 fallecieron por suicidio 3.539 personas en España (2.619 hombres y 920 mujeres), manteniéndose como la primera causa de muerte externa en nuestro país. Andalucía es la comunidad más afectada por número de suicidios, con una tasa de 7,69 por 100.000 habitantes, superior a la media estatal (7,25). Y la provincia de Málaga también tiene una tasa superior a la media andaluza y nacional, con 7,90 casos por cada 100.000 habitantes.

Líneas de actuación

El proyecto que financia la Diputación de Málaga y que desarrollará la Asociación Justalegría contempla tres líneas de actuación principales.

Por un lado, María Montero ha indicado que se ofrecerá asesoramiento y orientación a personas con conducta suicida, personas de su círculo cercano o profesionales del sector social que medien en casos de conducta suicida en los municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia. También ha añadido que se realizará terapia grupal, sobre fortalezas personales, basada en psicología positiva

Por otra parte, ha apuntado que se ofrecerá formación en prevención de la conducta suicida en los  Servicios Sociales Comunitarios. Con ello, se pretende proveer a los profesionales de dichos servicios de las herramientas básicas para valorar y gestionar las necesidades concernientes a la conducta suicida, así como disponer de diferentes alternativas a la hora de facilitar la atención necesaria en caso de demoras o dificultades de acceso a los servicios sanitarios públicos.

Por último, Ana Paneque ha explicado que se realizará una labor de sensibilización a la población general sobre la conducta suicida y la posibilidad de prevenirla, centrándose y apoyándose en el tejido asociativo local y en los responsables de las áreas de Igualdad, Bienestar Social y Tercera Edad de los municipios, para los que se desarrollarán jornadas de sensibilización específicas.

Se entiende básico el trabajo de sensibilización de la población general, ya que la conducta suicida no solo es un tabú sino que, en la mayoría de los casos, conlleva un estigma social que dificulta o incluso impide la búsqueda de ayuda por parte de las personas afectadas.

En este sentido, Paneque ha subrayado que una de las actividades será ‘Caminando por la vida’, que se desarrollará entre el 20 y el 30 de mayo, un evento de sensibilización para dar mayor visibilidad y romper el tabú del suicidio a través del senderismo -con rutas de la Gran Senda y la Senda Litoral- y de los beneficios que reporta para la salud mental.