Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Medio centenar de empresas presentan ofertas para la mejora de la calle Infante Don Fernando en Antequera

Diputación de Málaga

Medio centenar de empresas presentan ofertas para la mejora de la calle Infante Don Fernando en Antequera

Las obras, que se han licitado por 1,8 millones de euros, incluyen la sustitución y modernización de todas las infraestructuras urbanas y la renovación del pavimento, dando preponderancia al peatón

Francisco Oblaré destaca el interés que ha despertado esta importante actuación, cofinanciada por la Diputación y por fondos europeos del proyecto DUSI Caminito del Rey

Medio centenar de empresas han presentado ofertas para el proyecto de reurbanización y reordenación del tráfico de la calle Infante Don Fernando y su entorno, en Antequera. Se trata de una actuación que se ha licitado por 1,8 millones de euros y que se enmarca en la estrategia ‘DUSI Caminito del Rey: el desarrollo urbano a través del turismo de interior de la Costa del Sol’, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Diputación de Málaga.

El diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, ha explicado que esta semana ha concluido el plazo de presentación de ofertas y el viernes se reunió por primera vez la mesa de contratación para comenzar a estudiar la documentación presentada por las empresas.

Oblaré ha destacado el gran interés que ha despertado este relevante proyecto, redactado por el Ayuntamiento de Antequera, que supondrá una importante transformación de la calle Infante Don Fernando, la vía principal de Antequera, con el objetivo de mejorar la movilidad y la accesibilidad urbana e interurbana sostenible, promoviendo la economía baja en carbono.

El proyecto contempla sustituir todas las infraestructuras de la vía, ampliar el ancho de las aceras, instalar nuevo mobiliario urbano y renovar el pavimento para el tráfico rodado. De esta manera, se invertirá  la configuración que tiene actualmente la calle, dando preponderancia al viandante sobre el vehículo particular. Esto se conseguirá ampliando la superficie que se destina al uso peatonal en detrimento de la que actualmente tienen reservadas los vehículos.

Además, se prevé la renovación de todos los servicios urbanos, como abastecimiento de agua, saneamiento y pluviales, telefonía, gas natural, suministro de energía, telefonía y alumbrado público, señalización viaria y recogida de residuos sólidos urbanos, que se realizará mediante la instalación de contenedores soterrados. Igualmente, se cambiará el mobiliario urbano con nuevos bancos y papeleras, así como con la instalación de jardineras y arbolado.

Paralelamente, la actuación también incluye elementos de última tecnología como las señales verticales que se iluminan por la noche, alimentadas desde la red eléctrica del alumbrado público, y habrá ‘islas’ para poder cargar los dispositivos móviles gracias a la energía solar.