Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La Diputación y La Caixa reparten las primeras mascarillas en centros asistenciales de la provincia de Málaga

Diputación de Málaga

La Diputación y La Caixa reparten las primeras mascarillas en centros asistenciales de la provincia de Málaga

Una primera remesa con 4.000 mascarillas higiénicas se han entregado en-tre centros asistenciales, residencias de ancianos y comedores sociales

El vicepresidente primero de la Diputación de Málaga y responsable de 'Málaga de Moda’, Juan Carlos Maldonado, asegura que los talleres seguirán elaborando mascarillas ya que su funcionamiento está recogido entre las actividades autorizadas

La primera remesa fabricada por personas en riesgo de exclusión social en talleres de costura de diversas entidades sociales ya ha sido repartida en seis centros de la provincia para el personal encargado de asistir tanto a ancianos como a personas dependientes. Esta primera entrega se ha repartido de la siguiente forma: 2.000 mascarillas han sido entregadas al centro asistencial San Juan de Dios; 500 a la asociación pública de fieles Misioneros de la Esperanza; 400 mascarillas han ido a parar a la residencia de ancianos El Buen Samaritano; medio centenar a la Asociación Nueva Alternativa Intervención y Mediación Naim y otro millar ha sido destinado al personal que atiende en sendos comedores sociales en las barriadas malagueñas de La Corta y Los Asperones.

Se trata de la primera entrega de material higiénico realizada tras la puesta en marcha de una iniciativa conjunta entre la Diputación de Málaga, Caixa-Bank y Fundación Bancaria 'la Caixa’. Para ello se ha contratado a 25 personas en riesgo de exclusión social que participan actualmente en talleres de costura de diversas entidades sociales.

Esta iniciativa parte de 'Málaga de Moda' -la marca promocional de la Diputación de Málaga para apoyar a la industria textil de la provincia- con la in-tención de paliar la escasez de medidas de protección frente al coronavirus COVID-19. Juan Carlos Maldonado ha celebrado que esta iniciativa se esté llevando a cabo y que la producción de mascarillas esté dando sus frutos llegando a las personas que lo necesitan. “Ahora mismo nuestros mayores y personas con dependencia, son los colectivo más vulnerables y es hacia ellos donde esta administración tiene el deber de centrar gran parte de sus esfuerzos. Con este proyecto damos también trabajo a personas en riesgo exclusión, que son quienes peor lo están pasando en este contexto también de crisis económica”, ha declarado.

Son mascarillas higiénicas, de tejido clasificado como TNT (tejido no tejido); tela de polipropileno (mezcla de 50% viscosa 50% poliéster) usado actualmente para distintas aplicaciones como gasas para curas, pañales de contención y, en el caso de que se esterilicen, como gasas en cirugía. Un mate-rial biocompatible con la piel sana de las personas, por lo que no debe pro-ducir daños en uso prolongado aunque no se trata de material reutilizable.

Tras un proceso de desinfección llevado a cabo en la lavandería del centro asistencial San Juan de Dios esta primera remesa de 4.000 mascarillas se ha distribuido por el resto de centros, residencias de ancianos y comedores sociales, que han acogido la entrega de este material.

Las entidades sociales malagueñas que están participando en la elaboración de estas mascarillas, a través de sus talleres de costura, son el Proyecto Hilanderas de la Fundación Marcelino Champagnat, la Fundación del Taller de Solidaridad y la Congregación de las Siervas de San José, el Taller Hilo Doble de la Asociación Arrabal-AID, Asima, Asociación de Vecinos de Mangas Verdes y Asociación Vive. Estas entidades centran su trabajo en las barriadas de La Palmilla, Cruz Verde y Mangas Verdes. Estos talleres seguirán produciendo mascarillas para el personal que atiende a las personas dependientes en centros de toda la provincia mientras sea necesario.

Además, el proyecto impulsado por 'Málaga de Moda´ también cuenta con la colaboración de las empresas textiles malagueñas Pelver Sport y Lavitex.