Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

La Diputación aprueba la primera actuación del Corredor Verde del Guadalhorce

Diputación de Málaga

La Diputación aprueba la primera actuación del Corredor Verde del Guadalhorce

Se ha concedido una subvención de 800.000 euros al Ayuntamiento de Álora para una pasarela peatonal de madera sobre el río, que tendrá 90 metros de longitud y tres metros de ancho

Francisco Salado subraya que la actuación contribuirá a resaltar el valor ambiental del entorno donde se construirá el puente, que pasará a formar parte de la etapa 2 del sendero GR-248

La Junta de Gobierno de la Diputación de Málaga ha aprobado en su última reunión la concesión de una subvención por importe de 801.956,48 euros al Ayuntamiento de Álora para la construcción de una pasarela peatonal de madera de 90 metros de longitud sobre el río Guadalhorce en la barriada del Puente.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, resalta que se trata de la primera actuación del Corredor Verde del Guadalhorce, un ambicioso proyecto que promueve la institución provincial y que, tomando como eje vertebrador la Gran Senda del Valle del Guadalhorce (GR-248), incluye a los ocho municipios que forman parte de la cuenca baja del río en un recorrido de 54 kilómetros, entre los parajes naturales del Desfiladero de los Gaitanes y la Desembocadura del Guadalhorce.

Esta iniciativa aúna la recuperación ambiental y paisajística del río y sus afluentes, la creación de grandes espacios de esparcimiento y ocio y el acondicionamiento de senderos y paseos.

Salado explica que la pasarela se integrará dentro del recorrido de la Gran Senda del Valle del Guadalhorce y será la primera gran infraestructura que se acometerá dentro del proyecto del Corredor Verde, “una iniciativa que contribuirá al desarrollo socioeconómico del entorno y supondrá un revulsivo para la comarca y la provincia”, ha precisado.

En este sentido, añade que el Valle del Guadalhorce posee un entorno natural excepcional, con una rica y variada biodiversidad, a lo que se une un importante patrimonio histórico y cultural y un gran potencial agroalimentario.

Precisamente, la zona de emplazamiento de la pasarela presenta una diversidad de ecosistemas forestales, fluviales y agrícolas que albergan una gran riqueza de especies vegetales y animales.

Conectividad

Después del visto bueno de la concesión de la subvención, concedida a través de la Delegación de Medio Ambiente, Turismo Interior y Cambio Climático, el Ayuntamiento de Álora será el encargado de la licitación y ejecución del proyecto de la nueva pasarela de madera,  que tendrá una longitud de 90 metros, con tres vanos de 30 metros cada uno, y un ancho de paso útil de tres metros, conectando de forma peatonal las barriadas del Puente y de la Estación de Álora. De esta forma, se restablecerá la conectividad peatonal entre ambas zonas después de los destrozos que ocasionaron las inundaciones de 2012 en el puente que las unía.

La nueva pasarela formará parte de la etapa 2 del GR-248 (Álora-Pizarra), que arranca en la salida del casco urbano aloreño continuando su recorrido por el monte del Calvario y conectando con la barriada de la Estación. Una vez el usuario se encuentre en este punto, se accederá a la pasarela peatonal atravesando la vía de ferrocarril por un paso subterráneo. Y, después del nuevo puente, el trazado discurre por la margen izquierda del río hasta el casco urbano de Pizarra.

Líneas de actuación del Corredor Verde

El Corredor Verde del Guadalhorce cuenta con varias líneas de actuación. Por un lado, la recuperación ambiental y paisajística de las riberas del Guadalhorce, de sus afluentes y de una treintena de arroyos, que suman una longitud de casi 400 kilómetros. Además, se prevé la creación de media docena de grandes zonas de esparcimiento.

Otro apartado importante es el del acondicionamiento de senderos, incluyendo el GR-248, y de paseos fluviales. En este caso, por ejemplo, se realizarán cambios de trazado de caminos para hacer que discurran más cerca del Guadalhorce y se harán nuevos senderos que mejoren la conexión de todos los municipios con el río. Igualmente, se prevén construir 16 nuevos puentes y pasarelas en las zonas más abruptas y para garantizar la conectividad de los cauces de ríos o arroyos.

Y un último apartado es el de los equipamientos, contemplando tres nuevos centros de recepción de visitantes y de interpretación de la naturaleza.