Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

El Caminito del Rey, con siete desfibriladores en su recorrido, primer sendero en España acreditado como zona cardioasegurada

Diputación de Málaga

El Caminito del Rey, con siete desfibriladores en su recorrido, primer sendero en España acreditado como zona cardioasegurada

La Diputación y la UTE han apostado por el equipamiento de seguridad del paraje y por la formación a los trabajadores para su manejo y en primeros auxilios, lo que le ha valido el distintivo del Centro de Emergencias Sanitarias 061

Cristóbal Ortega destaca que con esta iniciativa se refuerza la protección de quienes visitan el Caminito, que se posiciona en la vanguardia del turismo sostenible y seguro

El Caminito de Rey ha recibido hoy la certificación de zona cardioasegurada por parte del Servicio Andaluz de Salud mediante el Centro de Emergencias Sanitarias 061. De esta forma, se convierte en el primer sendero de España y uno de los primeros de Europa que cuenta con esta distinción.

El vicepresidente de Infraestructuras y Territorio Sostenible, Cristóbal Ortega, ha participado hoy en el acto de entrega de la acreditación junto al delegado de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Carlos Bautista, el director del Servicio Provincial 061 de Málaga, Alejandro Salazar; y el gerente de la UTE Caminito del Rey, Francisco Vázquez. Así mismo, han acudido el alcalde de Álora, Francisco Martínez, y el de Ardales, Juan Alberto Naranjo.

Ortega ha explicado que se ha cardioprotegido el recorrido del Caminito mediante la implantación de siete puntos provistos de un trabajador con desfibrilador externo semiautomático. En el acto de hoy se han entregado las siete placas que se instalarán en esos puntos, que han sido recogidas por trabajadores de la Diputación y de la UTE.

Los siete desfibriladores se han ubicado en los senderos, las taquillas en la zona de acceso y en el camping y en centro de visitantes. Estos desfibriladores, conectados con los servicios de emergencias, han sido instalados de forma estratégica para poder acceder a ellos desde cualquier punto del Caminito del Rey en menos de 4 minutos.  

Y el vicepresidente ha añadido que la instalación de los aparatos se ha complementado con la formación de todos los trabajadores del Caminito en el uso de los desfibriladores, así como en primeros auxilios y reanimación cardiorrespiratoria.

Cristóbal Ortega ha destacado que, desde la apertura del Caminito, para la Diputación de Málaga ha sido una prioridad garantizar la seguridad de los visitantes. Y este proyecto para convertirlo en espacio cardioasegurado, fruto del esfuerzo de la Diputación y de la UTE Caminito del Rey, refuerza su posicionamiento a la vanguardia del turismo sostenible y seguro.

Paralelamente, ha indicado que la iniciativa no se limita solo al recorrido, sino que también se quiere involucrar a los principales establecimientos del entorno del Caminito (como restaurantes, hoteles, campings, y aparcamientos) para que también obtengan la acreditación de zonas cardioaseguradas por el Servicio Andaluz de Salud. Esto irá acompañado de la capacitación de los trabajadores que forman parte de esos establecimientos.

Fases de implementación

En este sentido, la implementación de la zona segura en todo el entorno del Caminito del Rey continuará en El Chorro mediante la acreditación del hotel restaurante La Garganta como zona cardioasegurada. En esta fase participarán 11 comercios de la zona y más de 40 trabajadores.

En una fase posterior se cubrirá la zona norte, anterior al inicio del recorrido del Caminito, implicando también a establecimientos y trabajadores. Y en un último apartado, se procederá a cubrir zonas controladas las carreteras y el acceso principal no cubiertos por las anteriores fases. En este caso se incluirá, por ejemplo, el restaurante La Ermita como zona cardioasegurada y se mejorará la seguridad de los viales manteniendo un seguimiento periódico por parte de los trabajadores.

En total, cuando concluya esta iniciativa, habrá en todo el entorno y en el Caminito ocho zonas cardioaseguradas, 15 desfibriladores y más de 100 trabajadores formados en el uso de los aparatos y en primeros auxilios.

Málaga es la provincia que cuenta con mayor número de zonas cardioaseguradas de Andalucía, 396 en la actualidad, según ha resaltado el delegado de Salud y Consumo, quien ha añadido que “el objetivo es disminuir la mortalidad y las graves secuelas que se pueden producir tras sufrir una parada cardiaca a través de una excelente actuación inicial”.