Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

¿Son contaminantes las cremas solares?

Diputación de Málaga
Noticias

¿Son contaminantes las cremas solares?

Se llevan años investigando para tratar de averiguar la toxicidad de las cremas solares para el medio ambiente marino y la forma de paliarlo

En más de una ocasión nos ha podido saltar esta duda ante la imagen de restos de crema solar en el mar o en un río reflejando la luz del sol. Anualmente son toneladas de crema solar las que se vierten a nuestros mares
Tal es la situación que lleva años investigándose para tratar de averiguar la toxicidad de las cremas solares para el medio ambiente marino y la forma de paliarlo. Entre ellos ‘Un nuevo enfoque para la determinación de los niveles de protección solar en agua de mar por espectrofotómetro de absorción ultravioleta’, elaborado por el CSIC y la Universidad de Cádiz.

“Un contaminador emergente”

Araceli Rodríguez Romero, investigadora de la Universidad de Cádiz experta en ecotoxicología marina y con varios estudios sobre el impacto de las cremas solares, confirma la necesidad de comprar protectores solares respetuosos con el mar o biodegradables (ver entrevista en ABC de Sevilla). «El uso de la crema solar es indiscutible, pero debemos saber que es un cocktail químico con diferentes compuestos, desde filtros orgánicos e inorgánicos, a conservantes, fragancias, colorantes… Debemos saber que las cremas solares se denominan como contaminantes emergentes porque llegan al mar cuando nos bañamos en él y liberamos el 25% de sus compuestos».

Del mar a la mesa

En su investigación, junto a Antonio Tovar-Sánchez, Erica Sparaventi y Amandine Gaudron, del Departamento de Ecología y Asuntos Costeros del CSIC, señalan cómo decenas de miles de toneladas de crema solar que se liberan al año en zonas de arrecife de coral. Se ha determinado la presencia de componentes (especialmente los filtros UV) en los diferentes compartimentos del ecosistema marino: agua, sedimentos y organismos. Están en nuestras playas y llegan hasta la Antártida, los hemos encontrado en mejillones, delfines y hasta se ha demostrado que la presencia de zinc en almejas de interés comercial. A medida que pasamos de un animal a otro han llegado estos compuestos químicos hasta los huevos de aves que se estudiaron en el Parque de Doñana, asegura la investigadora.

«Un estudio demostró que las cremas solares con determinados filtros orgánicos blanquean el coral y así el arrecife muere y difícilmente se recupera. Desde México a Tailandia o Hawai. El impacto de las cremas solares se sufre especialmente en lugares de turismo extremo», explica.

Posibles filtros peligrosos

Dos filtros, en particular, la oxibenzona y el octilmetoxicinamato, parecen contribuir potencialmente al blanqueamiento de los corales, es decir, que afectan negativamente a nuestro frágil ecosistema marino. Al menos son estos dos los prohibidos por la ley pionera que se espera que en 2021 comience a ser efectiva en Hawai.

Avance de investigaciones

Algunas empresas cosméticas están investigando para evitar nanopartículas, los tóxicos… y que su uso, además de recomendado para la salud humana, lo sea también para el ecosistema marino.

A considerar

Por todo lo expuesto es recomendable buscar protección solar que evite los tóxicos y que fomente la biodegrabilidad. De este modo encontramos distintas marcas autodenominadas ‘Waterlover’, ‘Sea Friendly’ o ‘Cruelty Free’.

Para obtener más información sobre esta investigación, clica aquí.