Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Cerca de 5.000 niños de 50 centros de la provincia participan en un proyecto educativo de reciclaje de la Diputación

Diputación de Málaga
Noticias

Cerca de 5.000 niños de 50 centros de la provincia participan en un proyecto educativo de reciclaje de la Diputación

Un juego en plataforma web, visitas de 360 grados por el complejo Valsequillo o charlas con pulsadores interactivos son algunas de las novedosas herramientas utilizadas

Cerca de 5.000 niños de 50 colegios de la provincia de Málaga han participado en el proyecto educativo de reciclaje Educacicla promovido por el Área de Medio Ambiente la Diputación de Málaga, el Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos de Málaga y Ecoembes.

Este programa desarrollado por Green Globe Sostenibilidad y Proyectos Ambientales busca adaptar las nuevas tecnologîas a la enseñanza y la educación ambiental. Es por ello que ha incorporado diversas herramientas novedosas.

Un juego en plataforma web, visitas de 360 grados por el complejo medioambiental de Valsequillo o charlas con pulsadores interactivos son algunas de las novedades tecnológicas incorporadas a este proyecto.

Esta actividad de educación para el reciclaje comenzó en el pasado mes de abril y se desarrollará hasta el próximo mes de diciembre. En total participarán medio centenar de colegios de la provincia.

La diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, ha destacado la importancia de educar a los niños y jóvenes en materia medioambiental. “Es importante que desde temprana edad vayan conociendo y asumiendo el reciclaje, para seguir sumando entre todos y lograr una mejor conservación y cuidado de nuestro entorno”, ha declarado.

Para ello se ha buscado una formación atractiva, empleando las nuevas tecnologîas con el fin de obtener un mayor porcentaje de êxito en los objetivos planteados en los planes educativos.

“Este proyecto se trata de un claro ejemplo de la adaptación de las nuevas tecnologîas a la enseñanza y la educación ambiental”, ha afirmado la diputada Marina Bravo.

Las charlas interactivas se asemejan a discursos informativos que incorporan un sistema de votaciones que permite evaluar el grado de conocimiento de los asistentes sobre la materia que se trate; en este caso el medio ambiente y el reciclaje.

Asî los alumnos participantes consideran esta fase previa como una actividad amena y divertida, un ejercicio a modo de juego o concurso que favorece y facilita el aprendizaje al mismo tiempo que sirve a los monitores para orientar la formación hacia aquellos aspectos más desconocidos por el alumnado.

¿Dónde va este residuo?, ¿quê podemos tirar en este contenedor?, ¿quê es un punto limpio?, ¿por quê es importante reciclar?, o ¿cómo se gestiona la basura en tu localidad?, son algunas de las preguntas que permiten evaluar los conocimientos y los aspectos desconocidos de los participantes.