Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información

 
×

La Diputación insta a los ayuntamientos malagueños a suscribir el pacto de gobiernos locales contra el Cambio Climático

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación insta a los ayuntamientos malagueños a suscribir el pacto de gobiernos locales contra el Cambio Climático

Más de 60 ayuntamientos manifiestan su voluntad de sumarse a la iniciativa europea

Los diputados responsables de las áreas de Medio Ambiente y Servicios Intermunicipales, Miguel Esteban Martîn y Cristóbal Guerrero, han mantenido hoy una reunión con más de 60 representantes de ayuntamientos de la provincia, en el marco de las Jornadas sobre Medio Ambiente y Sostenibilidad en la provincia de Málaga del programa ‘Treinta años de diputaciones democráticas’, para dar a conocer a los representantes municipales el Pacto de Alcaldes contra el Cambio Climático promovido en la reciente Conferencia Europea de Huelva, y solicitar su adhesión al mismo. “El Cambio Climático es un problema global que requiere de acciones locales. Gran parte de las emisiones de CO2 se producen en las ciudades, de ahî el papel estratêgico de los gobiernos locales y de la ciudadanîa en esta tarea. "Las diputaciones, como estructuras de apoyo municipal, nos brindamos a respaldar a los ayuntamientos en este compromiso, en que el trabajo en red será fundamental”, explicó el diputado de Medio Ambiente, Miguel Esteban Martîn.


Las Jornadas de Medio Ambiente y Sostenibilidad en la Provincia de Málaga se celebran cuando faltan sólo 53 dîas de la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas en Copenhague, un encuentro fundamental en la lucha planetaria contra el cambio climático. Hace 21 dîas, en la I Conferencia Europea para la Promoción de Acciones Locales frente al Cambio Climático, celebrada en Huelva, surgió la iniciativa del Pacto de Gobiernos Locales contra el Cambio Climático, suscrito inicialmente por 789 municipios de Europa, el 50% de los cuales son andaluces. Sin embargo, en Málaga sólo 11 ayuntamientos se han adherido formalmente y otros 31 están pendientes de aprobar en pleno su adhesión. Tras la reunión mantenida hoy, se espera que entre el 60% y el 80% de los municipios malagueños suscriban el pacto, ya que, según Alberto Gómez, director del Instituto Provincial de la Energîa que, junto con el Área de Medio Ambiente está promoviendo las adhesiones, “de los 101 municipios, 80 se han mostrado decididamente interesados en participar en la iniciativa, aunque en algunos casos no hayan podido estar presentes en la reunión”.

Por su parte, el diputado del área de Servicios Intermunicipales, Cristóbal Guerrero, ha señalado que para 2010 está prevista una inversión de 1.760.000 euros en el marco del Plan de Concertación, solicitada y firmada ya con los distintos consistorios. Una cantidad muy superior a la de años anteriores, lo que viene a suponer el “esfuerzo y compromiso del ente supramunicipal en êsta materia” .

La reducción del consumo de energîa y de las emisiones de CO2 es el objetivo fundamental en la lucha contra el cambio climático, en la que la acción de los ayuntamientos y de la ciudadanîa puede ser vital. Otras medidas necesarias son una planificación de los usos del suelo que favorezca la recuperación de la cubierta vegetal, la conservación de la biodiversidad y la restauración del equilibrio en los ecosistemas terrestres y litorales, muy afectados por el boom de la construcción de las últimas dêcadas. La provincia de Málaga, por su situación geográfica y sus caracterîsticas socioeconómicas, es muy vulnerable al cambio climático. En materia de agua, la provincia, con un balance hîdrico negativo, consume un 34% más que la media de España y un 26% más que el resto de Andalucîa, debido a un uso abusivo y a pêrdidas en las redes de abastecimiento (35%) y en las canaletas de riego (45%). Igualmente son necesarios avances en la gestión de los residuos sólidos urbanos, y en la concienciación de la población para disminuir la generación de los mismos, que actualmente en la provincia alcanza una ratio de 1,73 kg por habitante y dîa.

El Pacto de Alcaldes contra el Cambio Climático es un compromiso formal de las ciudades y regiones europeas para ir más allá de los objetivos marcados por la UE en têrminos de reducción de CO2, como contribución para frenar el cambio climático. Concretamente, se plantea una disminución en las emisiones de más del 20% para 2020, mediante un plan de acción de energîas renovables que contemple una mejora de un 20% en eficiencia energêtica y la ampliación en un 20% del uso de energîas limpias. El ahorro y la gestión sostenible del agua, la creación de zonas verdes y reforestaciones, el uso racional y eficiente de la energîa, los planes de movilidad, la reducción y minimización de residuos, una planificación urbana sostenible, la rehabilitación de edificios para que sean más eficientes y las campañas de concienciación ciudadana son algunas de las acciones a las que se comprometen los municipios que se adhieran.

En este Pacto, las diputaciones se comprometen a cofinanciar los gastos de elaboración del diagnóstico y plan de acción energêtico de los municipios, proveer apoyo têcnico y servir de interlocutores a los municipios. Asî, la Diputación de Málaga se ha comprometido a facilitar a los ayuntamientos asesoramiento jurîdico-administrativo y têcnico para la elaboración de informes, dictámenes y propuestas; a aportar ayuda económica para la instalación paneles solares, cambio de vehîculos y otras medidas que aumenten la eficiencia energêtica, y a poner en marcha planes de formación para mejorar la cualificación profesional de los têcnicos municipales en materia de protección de medio ambiente. Entre otras medidas concretas, la Diputación estudia la posibilidad de redactar un modelo de ordenanza contra el cambio climático y contribuir a crear un marco legal para regular el desarrollo de actividades públicas y privadas, de forma que produzcan un menor impacto sobre el clima.

En los últimos años, la Diputación ha puesto en marcha diversas medidas tendentes a mejorar la sostenibilidad ambiental de la provincia. Entre ellas destacan el Plan de Optimización Energêtica, que contempla una reducción del 25% en el consumo de energîa y la reducción en un 27% de las emisiones de CO2; el Plan de Gestión Sostenible de Residuos Sólidos Urbanos ‘Objetivo cero’; el desarrollo de la Agenda 21 Provincial, con medidas especîficas para mejorar la calidad ambiental de 27 municipios y seis comarcas; el Plan Provincial por la Nueva Cultura del Agua y el Plan Provincial de Fomento de la Producción Ecológica, la creación del Observatorio Provincial de la Energîa y del Observatorio Provincial de Sostenibilidad, la Red de Municipios por la Nueva Cultura del Agua, los programas de educación ambiental o los planes de mejora de las infraestructuras de abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas residuales.