Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Diez razones por las que debemos plantar árboles en nuestros entornos

Diputación de Málaga
Noticias

Diez razones por las que debemos plantar árboles en nuestros entornos

Plantar árboles es el primer paso del camino de la reforestación

Mucho se habla hoy día de la necesidad de plantar árboles en nuestro entorno. Pero no se le da todavía la importancia que realmente tiene. Esta práctica, a gran escala, podría salvarnos del desastre climático, y es que los bosques aportan unos beneficios para el medio ambiente y para nuestra salud mucho mayores de los que imaginamos.

El calentamiento global es un hecho al que nos estamos enfrentando y cuyas consecuencias ya estamos experimentando. A pesar del acuerdo de París de y los esfuerzos de muchos gobiernos, los niveles de las emisiones de dióxido de carbono alcanzan máximos históricos. Por ese motivo, plantar un árbol tiene más importancia que nunca.

Cada vez que encendemos la luz, enchufamos el móvil o nos desplazamos en coche, estamos emitiendo carbono. Este peligroso gas que liberamos a la atmósfera atrapa el calor, contribuyendo al calentamiento global. Ahora imaginad estas acciones llevadas a cabo por más de 7000 millones de personas.

En contraposición, los árboles son capaces de atrapar ese CO2 de la atmósfera cuando realizan su proceso de fotosíntesis. Posteriormente utilizan este compuesto en su propia estructura y liberan grandes cantidades de oxígeno. ¿Alguien duda que los bosques son nuestra mejor arma contra el cambio climático?
Tras esta breve exposición, esperamos que ya podáis entender la importancia que tiene no sólo proteger a las plantas. Sino además, repoblar y plantar todo lo que podamos sin escatimar esfuerzos en ello.

Beneficios de plantar árboles para la salud del medio ambiente

Podría parecer que plantar árboles es la solución al cambio climático. Pero los beneficios medioambientales derivados de esta acción van más allá de ese hecho. Por eso mismo, cada vez más asociaciones e instituciones se suman, junto con la colaboración ciudadana, a la lucha por la reforestación.

No obstante, no se trata de plantar sin más. Hay que tener en cuenta muchos factores, como la calidad de la tierra, el clima y la fauna y flora del lugar. Al plantar árboles debemos asegurarnos de que el lugar reúne las condiciones apropiadas para asegurar su supervivencia.

Además, también hay que asegurarse de que no se introducen especies invasivas que hagan peligrar a otras plantas de lugar.

En cuanto a los múltiples beneficios directos sobre la naturaleza que tendría y tiene plantar árboles en nuestro entorno, queremos destacar estos seis:
– Absorben el CO2 de la atmósfera reduciendo el calor y ayudando a combatir el cambio climático.
– Generan oxígeno que limpia la atmósfera y el aire que respiramos, ayudando así a reducir la contaminación.
– También ayudan a la conservación del agua, un bien imprescindible para la vida y que es finito.
– Previenen la erosión de la tierra contribuyendo a la protección del suelo.
– Los árboles son el hábitat natural de muchas aves e insectos, lo que supone que ayudan a generar y proteger la biodiversidad.
– Los árboles son un filtro natural de gases contaminantes. Absorben sustancias como dióxido de azufre y ozono. Posteriormente, las hojas filtran dichas partículas al liberar oxígeno a la atmósfera.

Cuatro ventajas de plantar árboles que nos benefician a nivel local

Cuando hablamos de plantar árboles inmediatamente pensamos en los beneficios para el medio ambiente y en su papel fundamental en la lucha contra el cambio climático. Y aunque es cierto que ayudan a regular la temperatura al contribuir en su reducción, eso no es todo.

A un nivel más local, también nos ofrecen algunas ventajas nada despreciables.
– Los árboles nos pueden ayudar a reducir el gasto de energía, ya que un hogar rodeado de la sombra necesitará un menor consumo de aire acondicionado.
– También nos benefician en cuanto a la contaminación acústica, y es que reducen el nivel de ruido al amortiguar el impacto de las ondas sonoras.
– Una de las principales ventajas a nivel local es que contribuyen al aumento de la seguridad alimentaria de la zona, ya que pueden proporcionar frutas y hojas tanto para alimentarnos a nosotros como al ganado.
– Los árboles disipan la fuerza del aire por lo que protegen nuestros hogares de la erosión del viento, así como pueden reducir el impacto de algunas inclemencias climáticas como la lluvia. En este aspecto, cabe destacar que también pueden llegar a prevenirnos de sufrir posibles inundaciones.

Ayudar a estos gigantes verdes a proliferar nos beneficia en muchos aspectos. Pero debemos pensar también en un dato evidente. Los árboles están compuestos en gran medida por carbono. Cuando los talamos, no sólo ya no absorben más gases de efecto invernadero, sino que además, el carbono de su estructura es liberado a la atmósfera. De esta manera, agravamos el problema.

La Diputación de Málaga lucha por aumentar la población arbórea

Plantar árboles para llevar a cabo un plan de reforestación en la provincia es una de las prioridades de la Diputación de Málaga en su compromiso de lucha contra el cambio climático. Por ello, se requiere la colaboración y la concienciación de los ciudadanos, sin cuya colaboración, esta lucha no tendría futuro.

En Málaga Viva entendemos que esta batalla requiere del compromiso de todos, y por tanto, es necesario no sólo llevar a cabo acciones de reforestación. También es de vital importancia dotar a nuestros ciudadanos de sensibilización con el problema, capacitación para llevar a cabo estos planes y por supuesto ayudar a un proceso de aprendizaje al respecto.

Con respecto a la sensibilización, no sólo se trata de ayudar a comprender la problemática del cambio climático. Es importante que las personas aprendan a cooperar y trabajar juntos. Y por supuesto, mejorar la relación de la población con su entorno natural.

En cuanto a la capacitación, necesitamos aprender todos qué herramientas necesitamos utilizar y cómo usarlas. También debemos tener conocimientos sobre cómo realizar la plantación de árboles y cómo funciona el proceso de restauración medioambiental. Para esto último, queremos enseñar el funcionamiento del medio natural.

Para este fin, y como parte del camino que tenemos que recorrer todos juntos, organizamos frecuentemente actividades de arboladas. En nuestro proyecto 1 millón de árboles, ya casi hemos alcanzado la mitad de esa cifra. Y no pararemos.