Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Descubren en Andalucía un mecanismo para retirar CO2 atmosférico mediante microalgas

Diputación de Málaga
Noticias

Descubren en Andalucía un mecanismo para retirar CO2 atmosférico mediante microalgas

Mediante el aumento de la producción de O2 y de biomasa, que puede ser aprovechada energéticamente en la producción de compuestos de interés.

Las microalgas se pueden convertir en aliadas contra el CO2 y, por tanto, el cambio climático. Un grupo de investigación del Instituto de Bioquímica Vegetal y Fotosíntesis (IBVF) ha descubierto cómo optimizar la retirada de CO2 atmosférico aumentando la producción de O2 y de biomasa que puede ser aprovechada energéticamente en la producción de compuestos de interés.

Las microalgas son consideradas biofactorías verdes, ya que son una fuente prometedora de una gran variedad de productos, desde combustibles a compuestos químicos con múltiples aplicaciones industriales tales como tintes, productos farmacéuticos, cosméticos o alimentos, así como nuevos materiales para productos de alta tecnología. Tras esto, fuentes de este grupo, integrado por investigadores del CSIC en Sevilla, han añadido que las microalgas son responsables de capturar y asimilar una importante cantidad de las emisiones de CO2 antropogénico ya que llevan a cabo alrededor del 50% de la fotosíntesis que se produce en la Tierra.

"Esto podría tener implicaciones tanto ecológicas como biotecnológicas en la mitigación del cambio climático y en la bioeconomía circular", ha trasladado CSIC en un comunicado.

El trabajo ha sido publicado por la prestigiosa revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences USA (PNAS) y se ha realizado íntegramente por investigadores del CSIC en Sevilla en el grupo 'Señalización TOR y mecanismos de adaptación celular a estrés'.

En esta línea, ha relatado que, desde la Revolución Industrial, las concentraciones de CO2 atmosférico han aumentado desde 280 ppm hasta el nivel actual de 415 ppm y continúan en ascenso. Estas concentraciones de CO2 podrían ser incluso mayores si la biosfera terrestre no actuara como un sumidero de carbono, absorbiendo alrededor del 30% del CO2 que emitimos anualmente.

"El cambio climático que está ocurriendo en el planeta actualmente apunta hacia la necesidad de reducir la huella de CO2 que provocan las actividades humanas y pone de manifiesto la necesidad de utilizar fuentes de energía renovables para la obtención de productos", ha manifestado.

Por último, ha resaltado que el proyecto también tiene implicaciones biotecnológicas ya que conecta directamente la asimilación y retirada de CO2 de la atmósfera con la producción de biomasa y compuestos de interés como lípidos o almidón mediante modulación de la ruta de señalización TOR. "Se trata por tanto, de un importante hito para la eliminación de CO2 atmosférico y la mitigación del ya inminente cambio climático", ha concluido.