Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

La Diputación acaba el reparto de los primeros 50.000 árboles y plantas repobladoras para las zonas afectadas por el incendio de Barranco Blanco de 2012

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación acaba el reparto de los primeros 50.000 árboles y plantas repobladoras para las zonas afectadas por el incendio de Barranco Blanco de 2012

Los municipios de Mijas, Alhaurín el Grande, Ojén y Marbella, éste en parte, ya han recogido sus especies, y en los próximos días lo harán Monda y Coín

Antes de final de año, el vivero provincial tendrá listas 350.000 unidades más para paliar los daños de las 8.225 hectáreas que fueron afectadas por el fuego

La Diputación de Málaga ha completado ya el reparto de los primeros 50.000 árboles y plantas ornamentales para repoblar la masa forestal perdida en el incendio de Barranco Blanco del verano de 2012, que afectó a 8.225 hectáreas de los têrminos municipales de Mijas, Monda, Alhaurîn el Grande, Marbella, Ojên y Coîn.

En concreto, Mijas, Alhaurîn el Grande, Ojên y Marbella, êste parcialmente, son los municipios que ya han recibido del vivero provincial 50.000 árboles y plantas, asignadas en función de su afectación en el mencionado fuego. En los próximos dîas, Marbella terminará su recogida y tambiên la harán Monda y Coîn, hasta un total de 66.000 unidades en esta primera fase.

Además, según ha informado la diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, el vivero provincial tendrá lista a final de año una segunda fase con 350.000 unidades que se destinarán a los lugares más afectados. Asî se culminará el proyecto de entregar medio millón de árboles y plantas para paliar el daño ecológico provocado por este incendio.

Las especies que se donan a los municipios son sobre todo pinos, encinas, alcornoques, algarrobos, plantas arbustivas y matorral, es decir, las que resultaron calcinadas en el fuego. La inversión necesaria para hacer realidad este proyecto asciende a 99.121 euros y corresponde a parte de la paga extraordinaria de Navidad de 2012 a la que renunciaron diputados y personal eventual, ha recordado Bravo.

De esta cifra, 23.800 euros se emplearon en acondicionar una zona del vivero para la producción forestal, y el resto, 75.321 euros, en el cultivo de las especies. El tiempo transcurrido desde el suceso (verano 2012) hasta la repoblación se debe al plazo necesario para la recuperación natural del terreno y al crecimiento de las plantas.

“La Diputación de Málaga está cumpliendo su compromiso y prosigue con las labores necesarias para la reforestación de las miles de hectáreas que sufrieron el incendio de Barranco Blanco”, ha subrayado la diputada.

Ojên fue el municipio más afectado

El reparto se ha realizado según la superficie afectada de cada municipio. Ojên tuvo el 40% del daño total (3.305 hectáreas); Mijas, con 2.318 hectáreas, tuvo el 28% del terreno arrasado; Marbella, con 1.720 hectáreas, el 20%; Coîn, con 525 hectáreas, el 6%; Monda, con 205 hectáreas, el 2,5%, y Alhaurîn el Grande, con 150 hectáreas, el 1,8%.

Por especies, la mayorîa de los árboles cultivados para los municipios son alcornoques, con 50.000 ejemplares, a los que siguen los pinos y las encinas con unas 7.000 unidades cada uno. El resto son plantas arbustivas, sobre todo romero.

Desde finales de 2013, toda la actividad del vivero provincial se ha orientado a producir especies forestales para mejorar las zonas afectadas por el incendio de Barranco Blanco. Bravo ha apuntado que el suministro que garantiza la Diputación se completará con las iniciativas que lleven a cabo los propios ayuntamientos, asî como las asociaciones de los municipios y grupos ecologistas.

En la actualidad, el vivero está dividido en dos parcelas de cultivo, una de ellas dedicada a la producción de plantas forestales y la otra a la de arbolado ornamental y autóctono. La finca cuenta con cabezal de riego y sistema de inyección de fertilizantes. El riego de las plantas forestales se realiza por microaspersión y el de los árboles, por goteo localizado.

Bravo ha destacado que en los últimos años se ha llevado a cabo una notable transformación del vivero, con la mejora del vallado perimetral, la edificación de oficinas de recepción y aseos o la construcción de un almacên de útiles de labranza. Además se ha completado la instalación elêctrica y de agua potable.