Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

El Programa Málaga No Caduca

Diputación de Málaga

El Programa Málaga No Caduca

Logo registrado Málaga No Caduca. Diputación

El Programa Málaga No Caduca. Objetivos y finalidades

La Diputación Provincial de Málaga encuentra similitudes entre la actual plataforma que gestiona el “Programa Málaga Destino” (programa de fidelización turística puesta en marcha en 2021 y la plataforma necesaria para el desarrollo de un nuevo proyecto denominado “Málaga No Caduca”. Este programa, que responde a las nuevas exigencias de la Ley de Economía Circular, se ha puesto en marcha mediante un Convenio de Colaboración entre la Diputación de Málaga, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) y la Universidad de Málaga (UMA).

“Málaga No Caduca” tiene su origen en el trabajo que realiza BANCOSOL Alimentos, entidad que lleva casi 25 años atendiendo las necesidades urgentes de alimentación de las personas desfavorecidas en la provincia de Málaga, personas que se encuentran en grave riesgo de exclusión y en situaciones de pobreza. A los Planes de alimentos con los que cuentan de alimentos básicos, procedentes de donaciones de excedentes de empresas o provenientes de programas europeos, y que hace llegar a más de 50.000 personas día a día, se une desde el año 2014, el Programa de transformación de alimentos perecederos en no perecederos, como forma decidida de reducir los excedentes y paliar así el despilfarro de alimentos. Además, BANCOSOL también actúa mediante un Programa de inclusión sociolaboral con 7 años de historia.

Actualmente se cuenta con una plataforma común a todos los bancos de alimentos de la Federación de Bancos de Alimentos de España. Dicha plataforma sirve para la recepción y reparto de alimentos, pero se limita únicamente a esas funciones. Fuera de dicha base de datos, aunque se llevan otro tipo de controles, la información no está disponible inmediatamente ni es de acceso por quien necesita dicha información. Como conclusión, todos los procesos de esta actividad son procesos aislados y no automatizados, por lo que requieren de muchos recursos para su ejecución y organización.

Es esencial el trabajo en red para poder ser más eficientes, llegando a atender a las personas de la mejor forma posible; siempre respaldados por los servicios sociales quienes derivan a las personas en situación de vulnerabilidad y son atendidos con el proyecto de inclusión sociolaboral y por ende con planes de alimentos.

El objetivo de “Málaga No Caduca” es abordar el reto de la inseguridad alimentaria de manera interdisciplinaria y holística, aprovechando la recogida y distribución de alimentos que realiza el Banco de Alimentos de la Costa del Sol (BANCOSOL) además de posibilitar el aprovechamiento de los excedente alimentario del sector HORECA (hoteles, restaurantes y catering), posibilitando por ejemplo el aprovechamiento de los excedentes en “platos cocinados”, así como de la producción y distribución alimentaria para ayudar a familias vulnerables, evitando con ello el desperdicio de alimentos.

La finalidad del proyecto es mejorar la atención a las personas usuarias. Para ello se requiere:

* Automatizar los procesos para mejorar la eficiencia, transparencia y trazabilidad que permita acceder a un mayor número de beneficiarios.

* Contar con una base de datos única donde se recoja toda la información necesaria, donde las entidades sepan los usuarios participantes, se puedan estudiar las entradas y las salidas de los planes de alimentos. El programa será una forma de mejorar la transparencia y lograr una adecuada trazabilidad de los alimentos, digitalizar desde la recepción hasta la entrega final de los alimentos teniendo una trazabilidad completa; facilitar a la administración competente el acceso en cualquier momento a dicha trazabilidad y gestionar citas para la entrega de alimentos a las personas usuarias (incluso con su firma)

* Posibilitar acceso en cualquier momento a la información de los alimentos y su trazabilidad  a las instituciones que financian la actividad, así como las empresas donantes. A su vez, a través del software, se podrán eliminar las colas, ya que se podrán gestionar de forma eficiente los repartos a las personas perceptoras de alimentos, contando con un sistema de cita previa para la recogida de alimentos por parte de las personas usuarias.

Las tres entidades firmantes del Convenio de Colaboración tienen todo el interés en seguir mejorando las condiciones de los servicios sociales prestados por los distintos organismos públicos y entidades privadas, y que aquí ellos representan, con criterios de seguridad, calidad, eficiencia e innovación, con orientación social y mejora de la eficacia en los procedimientos con una perspectiva de continuidad que garantice su viabilidad presente y futura como mejor contribución al desarrollo económico y social en la provincia de Málaga.

En este sentido, la Diputación Provincial de Málaga considera de gran interés establecer un sistema de colaboración que permita la mejor eficiencia en la gestión de estos servicios prestados a nivel de la provincia de Málaga en su conjunto para los ciudadanos y en unas condiciones económicas óptimas que fomenten su sostenibilidad.

El Programa "Málaga Familiar"

“Málaga No Caduca” forma parte de un Programa más amplio denominado "Málaga Familiar" ya que la Diputación Provincial de Málaga viene prestando desde hace años, a través de los Servicios Sociales Comunitarios, un servicio relacionado con la valoración de las necesidades, la planificación, la intervención, tratamiento, seguimiento, evaluación de la atención y coordinación con otros agentes institucionales del Sistema Público de Servicios Sociales de Andalucía. Este servicio ofrece una respuesta del ente supramunicipal en diversas materias como Innovación Social, Despoblamiento, Empleo, Formación, Desarrollo Económico Sostenible, Igualdad, Servicios Sociales y Familia, por citar algunos.

Los Servicios Sociales Comunitarios de la Diputación Provincial de Málaga, adscritos a la Delegación de Igualdad, Servicios Sociales y Familias, se configuran en 6 Zonas Básicas de Servicios Sociales (ZBSS), que agrupan a los municipios de la provincia con población menor de 20.000 habitantes, y ofertan los siguientes servicios y prestaciones:

1. Información, valoración, orientación y asesoramiento, que pretende informar a la ciudadanía sobre sus derechos, los recursos existentes, los procedimientos a seguir y las posibles alternativas ante una situación de necesidad personal, familiar o comunitarias, así como el acceso más rápido y fácil a estos recursos.

2. Ayuda a domicilio, con el fin de facilitar a las personas y/o familias, en su propio entorno, atenciones y apoyos temporales o definitivos, mediante personal cualificado y supervisado. Se incluyen los servicios de ayuda al hogar, ayuda personal, acompañamiento y apoyo en las actividades sociales y relaciones y talleres ocupacionales a domicilio para personas con limitaciones de movilidad y/o autonomía personal

3. Convivencia y reinserción social, Intervenciones dirigidas a personas, familias o grupos que, por diversos motivos, se encuentran en situación o en riesgo de marginación o exclusión social. Incluye a los Equipos de tratamiento de familias con menores

4. Ayudas económicas de Servicios Sociales Comunitarios, esto es, prestaciones temporales de carácter preventivo destinadas a personas y/o unidades de convivencia que no dispongan de medios económicos suficientes para cubrir sus necesidades básicas y en las que concurran factores de riesgo social.

5. Ayudas de emergencia, prestaciones económicas individualizadas, destinadas a paliar contingencias extraordinarias que se pueden presentar a personas o unidades de convivencia y que deban ser atendidas con inmediatez.

6. Atención a la dependencia, que permita tramitar las solicitudes de valoración de la situación de dependencia, así como de realizar los informes sociales y el proyecto individual de atención de cada una de las personas valoradas como dependientes.

En cuanto a la Familia, la Diputación viene otorgando:

7. Ayudas por nacimiento o adopción para municipios menores de 5.000 habitantes, esto es, ayudas económicas por nacimiento o adopción a progenitores y adoptantes del menor, en nombre propio o como representantes de su unidad de convivencia destinadas a personas y/o unidades de convivencia que convivan con el menor que motiva la ayuda.

8. Ayudas para la adecuación funcional de viviendas de personas discapacitadas con movilidad reducida, consistentes en prestaciones temporales de carácter preventivo destinadas a aquellas personas y/o unidades de convivencia que no dispongan de medios económicos suficientes para cubrir sus necesidades básicas y en las que concurran factores de riesgo social y/o situaciones de violencia de género.

Consulta preliminar al mercado para la licitación de un Contrato de Impacto Social (CIS) del Programa "Málaga No Caduca"

1. Antecedentes

A lo largo de la última década, la inseguridad alimentaria ha sido uno de los principales retos sociales en Europa (FAO 2023). Definida en términos simples como “(…) la falta de acceso a alimentos seguros, saludables y apropiados culturalmente” (Fundación Alternativas & Fundación Carasso 2021, p.51), la relevancia de la inseguridad alimentaria recae en su gama de consecuencias, tanto a nivel individual como social, dada su correlación directa con múltiples resultados socioeconómicos negativos.

Entre estas consecuencias se encuentran el deterioro en la salud nutricional y mental en la población, altos costes sanitarios para la administración pública, problemas de crecimiento, desarrollo y productividad en la infancia y entre los adultos, así como los desafíos asociados a la soledad no deseada y el desempleo. Desencadenada por la crisis sanitaria y socioeconómica de la COVID-19 y agravada por la guerra de Rusia-Ucrania, en la actualidad numerosos países europeos y del mundo enfrentan la magnitud del reto, con la urgente necesidad de encontrar soluciones efectivas y sostenibles, tanto para las personas como para el planeta. Ese el caso de España y la provincia de Málaga.

Por otro lado, durante los últimos 14 años los Contratos de Impacto Social (en adelante, CIS) han captado la atención de diversos actores interesados en fomentar la innovación social para el abordaje de retos sociales, entre ellos el sector público, inversores de impacto, y organizaciones del tercer sector. El concepto detrás de los CIS es simple: se trata de un contrato de ‘pago-por-éxito’ firmado entre un ‘pagador-por-resultado’ (generalmente la administración pública) e inversores de impacto, que se utiliza para financiar una serie de intervenciones innovadoras dirigidas a solucionar un problema social en concreto.

En este contrato, los inversores acuerdan proporcionar el capital para financiar las intervenciones que actuarán sobre una población vulnerable acordada previamente. Solo si los resultados sociales buscados se materializan, el pagador-por-resultado (de aquí en adelante PpR) reembolsa a los inversores el capital invertido con un retorno financiero (ver Anexo 1).

Desde su creación, se han lanzado un total de 288 CIS en 38 países, de los cuales la gran mayoría se han implementado en Europa, aunque ninguno hasta el momento en España.

Desde el lanzamiento del primer CIS en el centro penitenciario de Peterborough (Reino Unido) dirigido a reducir la tasa de reincidencia carcelaria juvenil, los CIS son considerados un modelo de gran potencial para promover la innovación social por dos motivos: (a) su capacidad para alinear los objetivos de todos los actores participantes hacia la maximización del impacto social, (b) las ventajas individuales que ofrece a cada uno de los actores participantes. En concreto, las ventajas del modelo de CIS radican en su capacidad para derribar barreras a la experimentación y la innovación en la provisión de servicios sociales. Entre esas  barreras se encuentran:
- la tendencia a diseñar intervenciones de manera centralizada y a menudo fragmentada por parte de la Administración Pública, y no de manera colaborativa e integrada
- la aversión al riesgo ante el eventual fracaso de la intervención
- la rigidez de los contratos públicos que predeterminan los recursos a utilizar y las actividades a realizar, sin margen a la flexibilidad necesaria que, a menudo, requiere una intervención centrada en conseguir resultados sociales
- os horizontes temporales cortos que impiden buscar y medir resultados sociales significativos de los beneficiarios
- la falta de incentivos para centrarse en el logro de resultados sociales;
la escasa evidencia sobre el rendimiento de las intervenciones sociales
- las dificultades que existen para invertir en la prevención de problemas sociales.

2. Contenido y alcance del contrato

Dentro de este escenario, la Diputación Provincial de Málaga estudia la viabilidad de implantar un Contrato de Impacto Social (CIS) en la provincia de Málaga para el proyecto “Málaga No Caduca”, en el marco del programa “Málaga Familiar”. El objetivo de Málaga No Caduca es abordar el reto de la inseguridad alimentaria de manera interdisciplinaria y holística, aprovechando la recogida y distribución de alimentos que realiza el Banco de Alimentos de la Costa del Sol (BANCOSOL) además de posibilitar el aprovechamiento de los excedente alimentario del sector HORECA (hoteles, restaurantes y catering), así como de la producción y distribución alimentaria para ayudar a familias vulnerables, evitando con ello el desperdicio de alimentos. Gracias a la prestación de este servicio, aparecerán tres grupos de población objetiva y actuación prioritaria, que darán lugar a estructurar la futura licitación mediante tres lotes diferenciados y complementarios entre sí. Es decir, se trata de detectar dentro del conjunto de población atendida por BANCOSOL aquellos que sufran malnutrición, exclusión sociolaboral y soledad no deseada. Para cada uno de estos grupos habrá que definir la población objetivo a atender, número y características, la concreción y definición de impacto de éxito de lo que se considerará y su valor económico.

Lote 1. Comprenderá la recogida y distribución de las donaciones efectuadas a BANCOSOL a través de este sistema así como la atención a todas las personas vulnerables beneficiadas en el reparto de alimentos. El objetivo final del contrato de impacto social de este lote será lograr que la población objetivo que se plantee deje de considerarse con inseguridad alimentaria.

Lote 2. Se planteará como objetivo del contrato de impacto social lograr la inserción sociolaboral del público objetivo que se defina.

Lote 3. Se planteará como objetivo del contrato de impacto social lograr evitar la soledad no deseada en el público objetivo dentro de los mayores de 65 años.

3. Convocatoria de la consulta

Se convoca una consulta preliminar al mercado para preparar correctamente la licitación con la información contenida en las propuestas de todos aquellos licitadores interesados en prestar los servicios que requiere el programa Málaga No Caduca, experimentando con un contrato de impacto social como instrumento de financiación de los servicios que se prestan.

El órgano competente para desarrollar esta consulta preliminar es la Delegación de Territorio Sostenible de la Diputación Provincial de Málaga, que lo es también para promover la posterior licitación pública.

4. Objeto de la consulta

El objeto de esta consulta preliminar al mercado es recopilar la información necesaria para preparar la licitación pública del contrato de impacto social, así como informar a los operadores económicos acerca de los correspondientes requisitos de contratación.

En particular, con la publicación de esta consulta se pretende recibir propuestas y soluciones innovadoras acerca del papel a desempeñar por las entidades prestadoras del servicio y por las entidades financiadoras y respecto a la relación de ambas partes entre sí y con la Diputación Provincial de Málaga.

5. Procedimiento de contratación posterior

Una vez definidas las condiciones administrativas y las prescripciones técnicas del Contrato de Impacto Social (CIS) a licitar, a partir de las propuestas recogidas en esta consulta preliminar, entre otras fuentes, la Delegación de Territorio Sostenible de la Diputación Provincial de Málaga podrá iniciar la tramitación del correspondiente procedimiento de licitación pública, conforme a lo establecido en la legislación vigente.

Esta licitación pública estará abierta a las distintas soluciones posibles que cumplan la normativa vigente, se hayan obtenido o no en esta consulta preliminar.