Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

El proyecto Metapueblos de la Diputación forma a más de 20 personas para trabajar en empresas de la Serranía de Ronda y la Axarquía para luchar contra la despoblación

Diputación de Málaga

Noticias


El proyecto Metapueblos de la Diputación forma a más de 20 personas para trabajar en empresas de la Serranía de Ronda y la Axarquía para luchar contra la despoblación

Este proyecto piloto arrancó el pasado lunes, tendrá una duración de seis meses y para su desarrollo se ha contado con la colaboración de ayuntamientos, empresas y otros sectores de las comarcas de la Axarquía y de la Serranía de Ronda

Un total de 13 empresas relacionadas con la energías renovables, bioconstrucción, agroecología y economía sénior, se han sumado a esta iniciativa para ofrecer formación y trabajo a personas que han decidido cambiar su lugar de residencia durante un tiempo a municipios en riesgo de desploblación

La vicepresidenta de Ciudadanía y Equilibrio Territorial, Antonia Ledesma, ha explicado que el objetivo es la reactivación de los municipios, ya que para frenar la pérdida de habitantes en los pueblos malagueños no solo tienen que llegar nuevos pobladores, sino que los jóvenes que viven en municipios pequeños tengan oportunidades de formarse y posibilidades de trabajar para que no se marchen y puedan desarrollar un proyecto vital y profesional donde residen”

El centro de innovación social de la Diputación de Málaga, La Noria, ha presentado hoy el proyecto Metapueblos: más allá de la ciudad’, una propuesta pionera contra la despoblación basada en itinerarios de inmersión rural incentivada. Comenzó el pasado lunes 25 de septiembre en las instalaciones de La Noria con una duración total de seis meses.

La vicepresidenta de Ciudadanía y Equilibrio Territorial, Antonia Ledesma, ha reunido hoy en el ecuador de la etapa de formación teórica desde la capital, a participantes, representantes municipales, empresarios de la Serranía de Ronda y Axarquía,  formadores y mentores.

La dinámica consiste en dos semanas de formación en La Noria y en el Nodo de Benarrabá y se contará con la participación de trece empresas en materias que pueden generar más empleabilidad en los pueblos pequeños, como son las energías renovables, bioconstrucción, agroecología y economía sénior,  en las que realizar prácticas.

Además, podrán residir en un total de 13 localidades, pues los participantes cambiarán durante este tiempo su lugar de residencia para lograr la inmersión total. Para ello se cuenta con la colaboración de un total de siete Ayuntamientos de las comarcas de la Axarquía y de la Serranía de Ronda, donde existe mayor riesgo de despoblación en la provincia de Málaga.

Estos itinerarios formativos incentivados están cofinanciados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la convocatoria de ayudas para la realización de proyectos innovadores en la lucha contra la despoblación, lo que ha permitido a la Diputación de Málaga facilitar ayudas para el alquiler, la manutención o los desplazamientos para que el alumnado solo tenga que preocuparse de formarse.

Ledesma ha explicado que “el objetivo es la reactivación de los municipios, ya que para frenar la pérdida de habitantes en los pueblos malagueños no solo tienen que llegar nuevos pobladores, sino que los jóvenes que viven en municipios pequeños tengan oportunidades de formarse y posibilidades de trabajar para que no se marchen y puedan desarrollar un proyecto vital y profesional donde residen”.

En total han sido 21 personas las seleccionadas del total del centenar de solicitudes recibidas para participar en esta actividad que cuenta con dos semanas de formación en la capital. La primera concluye hoy en La Noria, mientras que a partir del próximo lunes, 2 de octubre, el alumnado se trasladará al Nodo de Benarrabá para completar su preparación.

En este sentido, ha recalcado que “más de 35 personas se beneficiarán del proyecto ya que van acompañados de sus parejas y de sus hijos, con lo cual, damos una solución a colegios en algunos municipios pequeños necesitados de alumnado, generamos oportunidades de empleo y desarrollo que provocarán unos impactos sociales y económicos en ambas comarcas y aportamos soluciones medioambientales, puesto que las materias que se van a impartir están muy enfocadas a la sostenibilidad de nuestros pueblos”, ha indicado la vicepresidenta.

Programa Formativo

El programa está integrado por una serie de charlas motivacionales para la adaptación a las nuevas condiciones de vida del alumnado al mundo rural por parte de la coach personal y grupal por la Universidad de Málaga, docente para la formación y el empleo, Virginia Perea.

La formación se complementa con temas relacionados con la fiscalidad empresarial y el uso de las nuevas tecnologías de la mano de la asesora fiscal, María Castaño y las consultoras en proyectos de formación de nuevas tecnologías y desarrollo de negocio, María Martínez y Elena Díaz, del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Telecomunicación de Andalucía.

Las tardes de la primera semana formativa en La Noria se han dedicado a los talleres de la mano de expertos de Diverxia Consulting, entre ellos, el formador y educador Jorge Álvaro Recena; la asesora en gestión del bienestar de las familias y de las empresas, Cecilia de la Cruz; el ingeniero informático, Jesús Pedrero o Daniel Salobreña, especializado en asesoramiento y tutorización a emprendedores, startups y empresas y en asistencia técnica para elaboración de planes de negocios.

También están programadas visitas a municipios para relajarse en un taller de meditación y antiestrés en el centro terapéutico de Jubrique; en Genalguacil el alumnado aprenderá el oficio de la artesanía del mimbre y el esparto, y participarán en un taller sobre cocina colaborativa en Cortes de la Frontera.

Mentores con dilatada experiencia

Metapueblos cuenta con cuatro mentores de reconocido prestigio en cada materia formativa. En energías renovables se cuenta con la ingeniera técnica industrial Inés Aragüez, fundadora I+Db Acoustic Consultores, galardonada por su labor de innovación continua y con cinco patentes en el mercado.

Para bioconstrucción se cuenta con Rafael Cintora, gerente y fundador de varias empresas dedicadas a la fabricación, venta y asesoramiento de materiales sostenibles para la rehabilitación y la construcción ecológica.

En agroecología con Manuel González, investigador postdoctoral en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la Universidad Politécnica de Cartagena y miembro fundador de proyecto Extiercol de Cuevas del Becerro, que pretende reformular el modelo agroalimentario desde la sostenibilidad y biodiversidad y, para economía sénior, José Carlos Rodrigo, economista y consultor social, CEO de Rural Crowdfunding y presidente de la sociedad cooperativa Hábitat Colaborativo, experto en la Silver Economy en el ámbito nacional.

Cada mentor dirige una mesa redonda, en las que se exponen experiencias inspiradoras invitando a expertos y se genera un debate enriquecedor con el alumnado.

Localización de la segunda fase de formación y empresas

Además, Metapueblos integra en esta primera edición a 14 municipios donde se seguirá formando el alumnado de la mano de empresas en las que también trabajarán. Se trata de Algarrobo, Canillas de Aceituno, El Borge, Salares, Sedella y Vélez-Málaga en la Axarquía y Algatocín, Alpandeire, Benadalid, Benarrabá, Cortes de la Frontera, Jubrique y Ronda en la Serranía de Ronda.

En una segunda fase de cinco meses y medio de duración, el alumnado realizará prácticas en trece empresas y siete Ayuntamientos: Algarrobo, Alpandeire, Benarrabá, Canillas de Aceituno, Cortes de la Frontera, Jubrique y Salares, donde trabajarán de apoyo para la potenciación y dinamización del territorio en la gestión de actividades sociales, culturales y turísticas y en la atención a las necesidades de las personas mayores de los municipios.

Además, podrán residir  en la Axarquía: en Almáchar, Arenas, Benamargosa, Canillas de Aceituno, El Borge y Salares y en la Serranía de Ronda: en Algatocín, Alpandeire, Benaoján, Benarrabá, Benalauría, Cortes de la Frontera y Jubrique.

Empresas

Las entidades que acogerán al alumnado para que adquiera experiencia práctica son en bioconstrucción: Los Guindales, de Algatocín; la Asociación “El Pasero”, de El Borge; Construcciones Juan Diego, de Benarrabá; Ecopelets, de Cortes de la Frontera y Beam, de Vélez- Málaga.

En el sector de la agroecología están Bioalgarrobo, de Algarrobo; Bodegas Lunares, de Ronda; la Finca Las Panchicas, de Jubrique y Frutorganic, de Vélez Málaga. Y en energías renovables realizarán prácticas en Brapasol, de Sedella; en Ecopelets, de Cortes de la Frontera; en Instalaciones Diego Vicente, de Benarrabá y en KW Solutions, de Vélez Málaga.


Perfil y origen de los participantes

Ledesma ha explicado que en esta experiencia pionera en España participan 11 mujeres y 10 hombres, con una media de edad que supera los 33 años. De los cuales, el 80% son españoles y el 20% restante son extranjeros residentes en Málaga.

“Se han seleccionado perfiles variados que van desde la educación básica y el Bachillerato hasta grados y másteres en distintas materias, tanto de carreras universitarias como de Formación Profesional. El 60% tienen un nivel formativo universitario. Tenemos una persona que cuenta con un Grado en Ciencias Ambientales y Ciencias del Mar y un máster en Energías Renovables, pasando por una arqueóloga y divulgadora científica, una educadora social o un diseñador gráfico. Todos y todas con un denominador común que es el espíritu emprendedor para que conozcan las opciones que les brindan los pueblos de la provincia de Málaga”, ha precisado Ledesma.

Del alumnado seleccionado, Ledesma ha reseñado que “un 40% son residentes en Málaga capital, mientras que los restantes provienen de municipios tanto de la costa como del interior como Ardales y Mollina, en la comarca del Guadalteba-Antequera; de Marbella, en la Costa del Sol Occidental; de Alcaucín, Algarrobo, Torrox y Salares, en la Axarquía y de Benalauría, Montecorto, y Ronda, en la comarca de la Serranía de Ronda. Y en cuanto al alumnado extranjero proceden de centroeuropa, hispanoamérica y del norte de África”, matiza la diputada.