Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Introducción

Diputación de Málaga
Introducción

La Diputación Provincial de Málaga tiene conferidas en el orden urbanístico las funciones generales establecidas en la legislación vigente de Régimen Local, tanto respecto a la cooperación con los municipios para la formación, tramitación, efectividad y ejecución del planeamiento urbanístico en el territorio incluido en el ámbito de su competencia, como a la asistencia jurídica, económica y técnica derivada de la aplicación de la Ley 7/85 de 2 de abril, de Bases del Régimen Local y de la Ley 11/87 reguladora de las Relaciones entre la Comunidad Autónoma de Andalucía y las Diputaciones Provinciales de su territorio (art. 14.c.) y art. 6 de la Ley 30/92 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

La Delegación de Arquitectura, Urbanismo y Planeamiento, a través del Servicio de Arquitectura y Urbanismo, desarrolla fundamentalmente labores de asistencia técnica a los municipios en:

Redacción de planes generales de ordenación urbanística, así como planeamiento urbanístico de desarrollo: planes parciales de ordenación, planes especiales, estudios de detalle.

  • Redacción de estudios de impacto ambiental, así como informe ambiental.
  • Redacción de catálogos.
  • Redacción de proyectos de urbanización.
  • Ordenanzas municipales.
  • Gestión de suelo.
  • Tramitación de expedientes urbanísticos.
  • Asesoramiento en materia de urbanismo.
  • Diagnósticos territoriales y propuestas territoriales.

PlaneamientoLa Ley 7/2002 de Ordenación Urbanística de Andalucía apuesta por el Plan General de Ordenación Urbanística de cada municipio como el instrumento que planifica su territorio a partir del diagnóstico de sus características, la detección de sus demandas y el modelo de ciudad del que quieran dotarse sus vecinos y responsables políticos. En virtud de la disposición transitoria segunda la Ley fija un plazo de cuatro años, desde su entrada en vigor para que los municipios formulen o produzcan adaptaciones de sus planes a la LOUA, es decir antes del 20 de enero de 2007.