Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información

 
×

Historia de Parauta

Diputación de Málaga

Historia de Parauta

El origen del nombre hay que situarlo en la êpoca musulmana, êpoca que tambiên ha dejado como herencia el trazado sinuoso de sus calles.

En cuanto al nacimiento del municipio como tal, apenas si existe documentación al respecto. Pero hay un aspecto en el que coinciden la mayorîa de los historiadores y es sobre el nacimiento del caudillo Omar Ben Hafsun en el têrmino. Éste era hijo de un noble visigodo y nació en una antigua alquerîa, llamada Torrichuela o Torrecilla (que en la actualidad pertenece al têrmino de Pujerra). Hay que tener en cuenta que los muladîes descendîan de los cristianos que habitaban la zona antes de la revolución musulmana. Los historiadores datan en el año 854 el nacimiento de Omar Ben Hafsun, que pasó a la historia por encabezar una rebelión contra los notables cordobeses, arrastrando tras de sî a toda Andalucîa. Este movimiento permitió el nacimiento del reino independiente del Califato de Córdoba, dominado por los Omeyas. El reinado de Ben Hafsun duró hasta su muerte, acaecida en la fortaleza de Bobastro en el año 917, donde fue enterrado, ya convertido al catolicismo con el nombre de Samuel.

La población del municipio mermó mucho tras la rebelión de los moriscos, siendo repoblado, al igual que en otros pueblos de la provincia, por cristianos viejos procedentes, en su mayorîa, de Cádiz y Sevilla.

El trazado urbano conserva su fisonomîa árabe, aunque con incorporaciones de indudable interês, como el arco de la calle Altillo o la iglesia de la Purîsima Concepción, del diecisêis. Paseando por las calles observaremos que el empedrado está presente en muchas de ellas y las casas son de una sola planta con muros de mamposterîa encalada y ventanas con herrajes. En el pueblo, además, encontraremos dos plazas y tres fuentes.

El têrmino municipal se extiende por apenas 4.450 hectáreas, de las que gran parte están afectadas por el Parque Natural. Esto hace que sea muy rico en Naturaleza pero con pocos recursos, al tener menos de un 10 por cien de terreno cultivable y ocupar, la masa forestal, el 31 por cien del mismo. La ganaderîa tampoco es importante, habiendo algo de ovino y caprino. Es, por tanto, en ese valor ecológico, en el que el pueblo se apoya para revitalizar su economîa. Asî encontraremos monumentos como la encina Valdecilla de más de tres metros de diámetro y edad incalculable, la cual conserva todo su ramaje.