Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Historia de Almargen

Diputación de Málaga

Historia de Almargen

El nombre de Almargen proviene del árabe y significa "los dos prados". El pueblo es pequeño y son escasos los datos que se tienen sobre su origen aunque se han hallado restos de yacimientos arqueológicos que parecen datar la fundación en una êpoca Prehistórica. De hecho, están catalogados más de medio centenar de ellos, estando relacionados con la naturaleza, tan rica en acuîferos como para suministrar agua a Campillos y a El Saucejo (Sevilla). Dichos yacimientos confirman la existencia de poblados desde la Edad de Cobre, con perduraciones durante el Bronce, ibero-romanos e islámicos.

Destaca la necrópolis de cuevas artificiales de El Almirón al que los visitantes más inquietos pueden acceder por carriles, siempre respetando el entorno natural del camino. Podrán ver, si lo solicitan, restos arqueológicos de extraordinario valor cultural, como un îdolo ocultado del tipo fálico, una estela grabada en la Edad de Bronce o un ejemplar de las primeras espadas de la Prehistoria. Tambiên se han encontrado restos del mundo ibêrico como el poblado fortificado del Cerro de la Grana.

Almargen, autónomo respecto a Teba desde el primer tercio del siglo quince, cuenta con una fisonomîa tîpica de los pueblos de campiña. Urbanîsticamente está influenciado por las fórmulas constructivas sevillanas. Entre las calles y las casas destaca la iglesia de la Inmaculada, del siglo diecisêis, con portada manierista y espadaña barroca.

El conjunto urbano se levanta sobre lo que ellos denominan "zona falsa" porque divide sus vinculaciones con Antequera y Ronda. El municipio, con una naturaleza diversa, tiene entre sus viejas aspiraciones el crear una vîa verde entre Almargen y Jerez aprovechando, para ello, el trazado del ferrocarril inconcluso que fue abandonado en 1936. Su riqueza se basa en la ganaderîa del porcino blanco (junto con Campillos y Teba), la industria de piensos, el matadero y, bajo la perspectiva agrîcola, el cereal, el olivo y la vid.