Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información

 
×

Historia de Guaro

Diputación de Málaga

Historia de Guaro

Los primeros pobladores hay que situarlos en la êpoca prehistórica, tal y como atestiguan los restos hallados en la zona de Ardite. Pero en su têrmino tambiên encontramos evidencias de asentamientos romanos y árabes.

Es Villa desde 1614 por privilegio de Felipe Cuarto, pasando a ser Condado en 1648, recayendo el primer Tîtulo de Conde a favor de Don Juan Chumacero Sotomayor y Carrillo Laso de la Vega, tîtulo que en la actualidad mantienen sus descendientes. No obstante, otros sitúan esa nobleza de Condado por un decreto de 1814.

Las casas del municipio son blancas, pintadas con cal, y con flores que inundan sus balcones, azoteas y fachadas. Algunos han cifrado en más de 8000 las macetas que engalanan las casas. Las calles son sinuosas, huella árabe tîpica de su êpoca de mayor esplendor. El visitante podrá comprobarlo paseando por la calle Cerrillo o en la calle Málaga, en la que hay una placa que atestigua que es la más bonita durante un año (premio que se otorga por ese esfuerzo de engalanar la villa).

Paseando por el pueblo nos encontraremos con la parroquia de San Miguel Arcángel, el santuario de la Cruz del Puerto o la ermita de San Isidro que, aunque reciente construcción, viene a conformar el patrimonio artîstico guareño.

La economîa del municipio se basa por un lado en el trabajo de hostelerîa y construcción, que algunos de sus habitantes realizan en la Costa del Sol y, por otro, en la agricultura, su gran motor, fundamentalmente el cultivo de la almendra, siendo la primera recolectora de España, a pesar de que su têrmino municipal tiene apenas algo más de 22 kilómetros cuadrados. Todo esto supone que tambiên se ponga en marcha una industria en torno a ella, como la elaboración de tortas, mantecados y bocaditos.