Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Santo, Pizarra (Rincón Singular)

Diputación de Málaga

Santo, Pizarra (Rincón Singular)

Rincones Singulares

 

Mes recomendado para visitarlo: Mayo.

En una zona estratégica del Valle del Guadalhorce, entre Álora y Cártama, atravesada por el río Guadalhorce y a la sombra de la Sierra de Gibralmora, encontramos a Pizarra.

En 1916, el conde de Puerto Hermoso, Fernando Soto Aguilar, manda construir un Sagrado Corazón de Jesús en bronce y hierro colado de 2,50 m. de altura, sobre una placa giratoria, para colocarlo en la cima de la sierra de Gibralmora, junto a Pizarra.

Dicha escultura fue destruida durante la guerra civil y en su lugar se colocó una cruz, hasta que en 1995 se sustituyó por una nueva escultura del Santo Corazón de Jesús, obra del escultor jiennense Miguel Fuente del Olmo. Está emplazada en uno de los puntos de mayor altura de la Sierra, abriendo sus brazos al pueblo de Pizarra y su vega. Muy cerca, antes de alcanzar la cima, dispone el visitante de un área recreativa y un pequeño refugio de montaña.

 

Coordenadas
  • Aparcamiento: 347924 / 4070102
  • Inicio sendero de acceso: 347722 / 4070156
  • Raja Ancha: 348206 / 4070213
  • El Santo: 348586 / 4070724

 

Más información

En una zona estratégica en la comarca del Valle del Guadalhorce, entre Álora y Cártama, atravesada por el río Guadalhorce y a la sombra de la Sierra de Gibralmora encontramos a Pizarra. En 1916, el entonces Conde de Puerto Hermoso, Don Fernando Soto Aguilar, manda construir un Sagrado Corazón de Jesús en bronce y hierro colado de 2,50 m. de altura, sobre una placa giratoria, para colocarlo en la cima de la sierra.

Dicha escultura fue destruida durante la guerra civil y en su lugar se colocó una cruz, hasta que en 1995 se sustituyó por una nueva escultura obra del escultor jiennense, don Miguel Fuente del Olmo. Está emplazada en uno de los puntos de mayor altura de la Sierra de Gibralmora, abriendo sus brazos al pueblo de Pizarra y su vega. Desde allí, se ven poblaciones como Álora, Casarabonela, Zalea, Cerralba, Gibralgalia, Guaro o Coín, entre otras. Antes de llegar se pasará por un área recreativa, habilitada con barbacoas, mesas, bancos e incluso un pequeño refugio de montaña. Hay que dirigirse a la parte alta del casco urbano, a través de la calle Francisco Rosas, para llegar al área recreativa de la Raja Ancha. Cerca de ese punto será fácil estacionar el vehículo y prepararse para la subida. De esta forma, se llega hasta la imagen del Santo, uno de los mejores balcones naturales al Guadalhorce a pesar de no ser un punto muy elevado.


La verde y frondosa vega con huertas de cítricos y árboles de ribera, y el ocre de la sierra, contrastan en el paisaje de Pizarra. Uno de los principales atractivos son sus extensas plantaciones de cítricos, que en primavera cautivan con su aroma al viajero y que son razón de ser de una de las construcciones más típicas del Valle del Guadalhorce, los cascareros. Los cascareros son construcciones típicas de las huertas del Guadalhorce usados en su día para secar las cáscaras de naranjas para posteriormente usarlas para la industria de la pólvora.

El río más importante de la provincia de Málaga, el Guadalhorce, que da nombre al Valle, pasa muy cerca del casco urbano. En su ribera y junto a los arroyos que en él desembocan, podemos encontrar gran variedad de plantas como el álamo blanco, el chopo, el taraje, el olmo, el fresno, la adelfa, el junco, la anea o la caña. Además, se puede apreciar una abundante variedad de aves propias de la zona o migratorias, como garzas reales, garcetas, cigüeñuelas, martinetes, martines pescadores, cigüeñas negras, cormoranes, chorlitejos o ánades reales.

En la sierra podemos disfrutar de los parajes de El Refugio y Raja Ancha y encontrar la vegetación propia de la zona mediterránea. Arbustos como el lentisco, esparto, sabina, esparraguera, retama, jara… Son muy abundantes las plantas aromáticas y medicinales, que siempre han servido para curar algunos males de los vecinos del pueblo y que perfuman los senderos y caminos: tomillo, almoradux, romero, cantueso, hinojo, manzanilla... La arboleda consta principalmente de cultivos de almendros y olivos, algunas higueras y algarrobos, aunque crecen de forma aislada árboles silvestres como el acebuche, la encina, el almez o la coscoja.

Aparte del Santo, en Pizarra podremos visitar otros enclaves interesantes como pueden ser:
La Ermita de Nuestra Señora de la Fuensanta, que  fue construida en el s. XVI sobre una antigua iglesia mozárabe semirrupestre. Su fachada, de estilo neogótico, data de la primera década del s. XX. El edificio consta de un atrio construido y de una sola nave excavada en la roca y dividida en tres tramos mediante arcos fajones apoyados en placas, cubriéndose el más próximo a los pies con bóveda vaída y los otros dos con bóvedas de arista con rosetones en la clave, cuyas yeserías nos sitúan en la primera mitad del s. XVIII. En su interior alberga la imagen de la Virgen de la Fuensanta, patrona de Pizarra.

El Palacio de los Condes de Puerto Hermoso,  de estilo neomudéjar edificado a principios del siglo XX sobre los cimientos y partes de la casa solariega construida por Diego Romero (S. XV – XVI) fundador del “Lugar de la Pizarra” y sus sucesores. En 1922 albergó la Conferencia de Pizarra, en la que se reunieron los miembros del gobierno de la época para tratar el asunto de la guerra con Marruecos. Hoy en día es residencia privada de los condes de Puerto Hermoso.
La iglesia de San Pedro Apóstol, que fue mandada a construida a finales del siglo XV por Diego Romero, fundador del “Lugar de la Pizarra”.Es una construcción de una sola nave mudéjar y artística artesonado. La torre está situada en la cabecera del lado de la Epístola, tiene planta cuadrada y levanta tres cuerpos. Los dos primeros de mampostería y el tercero, de ladrillo. Fue saqueada en 1931, aunque se conservan ornamentos. En la actualidad, casi todo lo que alberga en su interior fue adquirido a partir de 1939, gracias a la ayuda de los Condes de Puerto Hermoso y del pueblo en general.

El Convento de las Harmanas de la Cruz, fundado por Don Pedro de Soto Domecq, V Conde de Puerto Hermoso y ha sido remodelada varias veces según los distintos usos que ha tenido. Hacia 1920 se instala en ella una orden de hermanas dominicas dedicadas a la enseñanza, que permanecieron en el pueblo hasta 1931. Durante la Guerra Civil fue utilizada como cárcel local, posteriormente fue usada como casa de vecinos. En 1955 se instala en la casa la congregación de las Hermanas de la Cruz. Destacan de su capilla varias imágenes de las escuelas barrocas de los siglos XVII y XVIII.

Los Puentes sobre el Guadalhorce: El primer puente edificado de la fábrica fue el de la vía férrea de Málaga- Córdoba, levantado por la compañía ferroviaria dirigida por Jorge Loring Oyarzábal.
En el primer tercio del s. XX fue reemplazado por el actual. El otro puente es una magnífica obra de ingeniería civil del mismo período del pasado siglo y que todavía hoy, causa admiración por sus proporciones. Este puente es de un solo ojo y franquea el paso de la carretera comarcal, hoy Ctra. A-343 de Antequera-Zalea.

Monumentos y arte > Escultura y monolito