Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

Museo del Cañón

Diputación de Málaga

Museo del Cañón

Esta actuación es una apuesta que se anticipa a la declaración de la zona como Parque Cultural, para poner en valor una êpoca histórica de la Comarca. En este caso, Gaucîn se centrarîa en “la Guerra de la Independencia” con los franceses.
El museo se encuentra en una nave de dos plantas situada en el Castillo de Gaucîn en el que se adecua el espacio existente y se dota de zona de exposición con peanas, muebles y góndolas expositoras, zona de proyecciones y sala conferencias.

Esta actuación se financia con el Plan de Dinamización del Producto Turîstico Serranîa de Ronda, que ha destinado 22.191,41 euros para la iluminación del Castillo y 103.337,58 euros para la adecuación de una nave en el Museo. Queda pendiente un proyecto museográfico basado en la Guerra de la Independencia y la restauración de los cañones, actuaciones que probablemente se aborden en anualidades posteriores o con otros fondos.

A continuación ofrecemos cierta información sobre este castillo.

Situación
El castillo El Águila se alza sobre un montîculo de 688 metros de altitud sobre el nivel del mar en la localidad de Gaucîn, provincia de Málaga.



Historia
El castillo del Águila fue construido por los romanos. En el año 914, durante la campaña contra Belda (Gaucîn), los vecinos de esta Villa presenciaron desde el castillo la quema de las naves de Umar ben Hafsum, en Algeciras. Abd al Yabbar, hijo del Al-Mutamid, conquistó el castillo de Gauyan (Gaucîn) en el siglo XI. En uno de sus asedios, en 1309, se inmortalizó Guzmán el Bueno y halló su muerte. Este fuerte fue conquistado por la tropas cristianas en 1485. El primer Alcaide residente en el castillo fue Pedro Castillo Otros Alcaides fueron Juan de Torres, su hermano Rodrigo (1496), Juan Maraver (1513), Juan de Campo Vaca de Mendoza (1559), etc..

Con la invasión francesa el castillo se convirtió en foco de resistencia, y fue tomado en el año 1810 pese a que don Antonio de Molina y Navarro, con 20 hombres, desafió a los invasores. El general Josê Serrano Valdenebro promovió la reparación del castillo en 1839, dado el estado de abandono en que se hallaba, cerrándose una rotura de más de 3 metros de 5 de ancho en el pantallón de la muralla aspillerada, se limpió el recinto, los tres aljibes, el horno, etc., todo ello con un presupuesto de 28.220 reales de vellón. Con esta reforma se pretendîa alojar a 80 soldados y oficiales. Posteriormente, en 1842, el castillo albergó a 40 soldados, seis cañones y 2 obuses. En el año 1843 el polvorîn explotó causando graves destrozos.



Descripción
La fortaleza de El Águila es un conjunto de planta irregular formado por tres recintos amurallados. El acceso al recinto exterior se realiza por dos puertas. La puerta principal es la del este, dando acceso por el lateral del valle del Genal. Está formada por dos arcos. El primero de ellos, y mayor, es un arco apuntado construido en ladrillo y con saeteras laterales, asentado sobre rocas calizas. Sobre este arco se superponen sillarejos en hiladas del mismo tipo que conforman el murallón exterior tras el que se halla el camino de ronda. El segundo arco, más profundo y de medio punto tambiên con dóvelas de ladrillo con gruesa capa de argamasa presenta un alfiz enmarcado. Sobre el trasdos del arco superior se superpone el primer lienzo amurallado del recinto. La otra puerta está situada en el lateral norte; es de semejante construcción y presenta saeteras.

El primero de los recintos es el mayor y sirvió para dar refugio a la población y el ganado. Se puede acceder a êl por lasdos puertas descritas, y posee un cerramiento de muro alto de rocas calizas con aspilleras. En la parte este se encuentra la ermita del Santo Niño y el antiguo hospital. En el otro extremo se encuentra la torre de la Regente, de planta cuadrada, y proximo a ella se encontraba el polvorîn que explotó en el año 1848. A poca distancia, entre unos bloques rocosos, se alzan restos de lo que fueron las construcciones militares donde se estima que debieron estar los primitivos asentamientos, por los matêriales cerámicos ibêricos hallados y el más antiguo de los aljibes, excavado en la roca del albacar.

El segundo recinto es de mamposterîa y ladrillo, y posee dos aljibes, uno en cada extremo.

El tercer recinto es la ciudadela. Su planta es cuadrangular, y se accede a êl mediante una doble arquerîa de ladrillo rojizo, de êpoca musulmana. Está formado por dos cuerpos de mamposterîa de distinto nivel con alternancia de ladrillo y piedra caliza. El primer nivel debe su construcción probablemente a la êpoca califal (siglo X), por los materiales hallados en sus oquedades. El segundo, o campanario, conforma la denominada Torre de la Reina de êpoca más reciente.

Espacios culturales > Museos