Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Yacimientos romanos de Antequera

Diputación de Málaga

Yacimientos romanos de Antequera

Aunque la ubicación geográfica de Antequera y la disponibilidad de recursos en su depresión ha propiciado la presencia humana desde antiguo, la importancia de la ocupación de este territorio en época romana requiere un capítulo propio. La Gran Senda de Málaga  pasa por esta ciudad en su Variante 4, Etapa 1., que va de Villanueva del Rosario a Antequera, y es que difícilmente podría entenderse el modelo de poblamiento en la depresión de Antequera sin considerar las vías de comunicación de la ciudad romana Antikaria con su entorno, al situarse en una encrucijada de vital importancia en el trazado de la vía augusta que unía Cádiz, Sevilla, Écija y Córdoba, que a la postre propició la calificación de Antikaria o Singilia Barba como Municipium.

Además de los numerosos asentamientos en su Ager (campo) vinculados al gran potencial de sus fértiles tierras, algunos de ellos citados en el contexto del recorrido de la etapa, los yacimientos de carácter monumental de época romana son numerosos, pero se citan solo tres de ellos y se emplaza al lector a visitar el Museo de Antequera para profundizar en el conocimiento de este territorio.
Junto a la Colegiata de Santa María la Mayor se ubican unas termas romanas públicas del siglo I d.C., en uso hasta el siglo V d.C. El yacimiento presenta las estancias habituales en este tipo de edificios públicos (salas de agua caliente, templada y fría, vestuarios y letrinas), destacando un gran mosaico polícromo con una divinidad en el centro del mismo. El descubrimiento de estas termas, en 1988, supuso la confirmación de la ubicación en Antequera de la ciudad romana Antikaria que citaban las fuentes clásicas.
En las afueras del casco urbano, cercanas a los Dólmenes, se localizan otras termas conocidas como Carnicería de los Moros, pertenecientes a una villa romana fuera del Municipium, probablemente del siglo IV d.C. Las dimensiones del yacimiento, del que se conserva una piscina de 53 metros de largo cuyo muro de contención está decorado con hornacinas de 2.8 metros de altura, denotan el lujo de la villa.
Junto a la estación de tren se halla la Villa romana de la Estación, en uso entre los siglos I y IV d.C. Su ubicación fuera del casco urbano, su estructura diferenciada, con espacios destinados a la producción agropecuaria (pars rustica) y a la parte residencial (pars urbana), en la que se han localizado un gran número de mosaicos, retratos y esculturas, señalan el poder económico de su propietario.
Muchos de los hallazgos romanos localizados en estos y otros yacimientos del término municipal están expuestos en el Museo de Antequera. Entre ellos, destaca una magnífica escultura romana en bronce que representa a un adolescente (conocido como el “Efebo de Antequera”), que debió servir como portalámparas en una de las villas de la comarca, así como inscripciones procedentes de Singilia Barba, el monumental columbario de Acilia Plecusa, y los ajuares de un buen número de tumbas procedentes de la comarca, muchas de ellas descubiertas durante las obras de construcción del AVE.

Yacimientos arqueológicos > Ciudad romana