Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

Salamandra común (Salamandra salamandra). Gran Senda de Málaga

Diputación de Málaga

Salamandra común (Salamandra salamandra). Gran Senda de Málaga

IDENTIFICACIÓN  

Urodelo (anfibio con cola en estado adulto) de tamaño relativamente grande (hasta 25 cm de longitud total cabeza-cola). Cabeza y cola (sin cresta) bien diferenciadas del cuerpo, que tiene forma casi cilíndrica. Piel lisa y brillante, de color negro y con numerosas manchas amarillas. Larvas muy características (3 a 4,5 cm de longitud total cabeza-cola). La cabeza es grande y las branquias son patentes y plumosas. Presentan siempre cuatro patas. Son de color ocre, marrón o pardo, pareciéndose más a los adultos conforme se acerca el momento de la metamorfosis.

DÓNDE VIVE (HÁBITAT) 

Especie forestal asociada a zonas húmedas y de umbría, aunque también está presente en áreas de pasto o matorral, siempre que las precipitaciones y la humedad ambiental sean elevadas y haya humedales cercanos. Las larvas se desarrollan en pequeños cuerpos de agua, ya sean naturales, como pequeños arroyos y charcas, o artificiales, como abrevaderos, fuentes y manantiales. Están presentes en todo tipo de bosques, siendo más abundantes en las masas caducifolias donde se mueven entre la hojarasca. 

CÓMO VIVE

Las salamandras adultas son animales terrestres, que únicamente acuden al agua cuando las hembras alumbran a las larvas. Esto es debido a que los adultos tienen pulmones y las larvas branquias. Son de hábitos principalmente crepusculares y nocturnos. Los adultos están especialmente activos durante las noches de lluvia o de elevada humedad ambiental. Tanto los adultos como las larvas son depredadores de invertebrados, terrestres en el caso de los primeros, y acuáticos en el de las segundas.

CÓMO SE REPRODUCE

Las salamandras son ovovivíparas: las larvas (entre 25 y 45 por parto) nacen en el interior del útero de la madre, que más tarde las alumbrará necesariamente en algún punto de de agua. La madre debe desplazarse por el suelo del bosque buscando un punto de agua donde dar a luz a sus crías. Es frecuente encontrarlas en fuentes y abrevaderos, sobre todo en las sierras calizas, donde escasean las charcas y arroyos debido a la naturaleza permeable de sus rocas. El desarrollo de las larvas dura entre 3 y 5 meses, tras los cuales realiza una metamorfosis en la que adquiere las características de la fase adulta y abandonan el agua.

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA Y ETAPAS DE LA GSM

Especie frecuente en Málaga y vinculada a zonas de montaña, distribuyéndose por toda la Serranía de Ronda y sus estribaciones. Es más rara hacia el este, donde únicamente se encuentra en las sierras de Antequera, Villanueva del Rosario y Villanueva del Trabuco. En la Gran Senda está presente en las etapas 11, 20, 23 a 33.

GRADO PROTECCIÓN - AMENAZA (CATÁLOGO)

Las salamandras malagueñas pertenecen a una subespecie (Salamandra salamandra longirostris) endémica de las provincias de Cádiz y Málaga, encontrándose en regresión las poblaciones más orientales. Está incluida en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

CURIOSIDADES  

La llamativa coloración de las salamandras tiene un significado aposemático (apo, lejos; sema, señal): emiten señales de advertencia para mantener alejados a sus depredadores. Como otras muchas especies, por ejemplo, las avispas, la salamandra advierte a sus posibles depredadores que es un animal tóxico y de muy mal sabor con su llamativa coloración. Tienen pocos depredadores y los que se atreven a capturarlas (como las nutrias) han aprendido a despellejarlas hábilmente antes de consumirlas. En Málaga es frecuente que se llame también salamandra a la salamanquesa común, un reptil con el que no tiene ninguna relación. La forma general de ambos animales y la similitud de sus nombres comunes deben estar en el origen de tal confusión.

ESPECIES SIMILARES (SE PUEDE CONFUNDIR CON…) 

Las salamandras adultas son inconfundibles. Las larvas se distinguen de las de gallipato y tritón pigmeo por sus extremidades bien desarrolladas y provistas de dedos cortos, así como por la presencia de una visible mancha amarilla en la base de cada una de las patas.

 

Más información

Con el chaleco reflectante puesto

Las salamandras son anfibios terrestres que se dejan ver poco. Normalmente se las puede encontrar usted en otoño, cuando salen a aparearse. O podrá ver las larvas un poco más tarde, en primavera. Cuando se dejan ver son inconfundibles por su llamativo colorido. ¿Sabe usted porqué?. No temen a los depredadores porque disponen de un sistema de seguridad preventivo excelente. Asustan a los que traen malas intenciones. La combinación de negro y amarillo significa peligro: veneno. Su piel y unas glándulas del cuello están impregnadas de una neurotoxina. Y además su sabor es muy malo. Muy pocos depredadores se atreven con ellas. Su colorido es un aviso.

Parto en el agua

Las salamandras viven en zonas húmedas o umbrías con vegetación mojada, bajo la hojarasca y siempre cerca de algún punto de agua. Necesitan estar cerca del agua por dos motivos. Uno es que su piel se deseca rápidamente y el otro es que la necesitan para la reproducción. Las salamandras son el único anfibio que no pone huevos, pare crías vivas. El nacimiento de las crías se hace siempre en el agua. Por eso, si quiere ver salamandras búsquelas cerca de pilones, abrevaderos o fuentes..

Cambiando de look

Una de las cosas más asombrosas de los anfibios es su capacidad para cambiar de forma en un momento dado de su vida. Este proceso se llama metamorfosis y ocurre cuando las larvas cambian a estado adulto. ¿Sabe usted cuál es el principal cambio?. Las larvas pierden las branquias y los transforman en pulmones para poder salir del agua. Es decir, dejan de respirar oxígeno disuelto en agua y empiezan a respirar aire. Un sueño tecnológico que la humanidad aún no ha conseguido y estos seres tan antiguos sí.

Antepasados comunes

¿Sabía usted que seres como la salamandra fueron los primeros animales terrestres?. Los primeros peces que se aventuraron a salir del agua dieron lugar a anfibios como la salamandra. De ahí descendieron posteriormente los reptiles y los mamíferos como usted. ¿Se imagina a la salamandra como un pariente muy lejano?. Pues hágase a la idea porque es su antepasado evolutivo.

Etapas de la Gran Senda de Málaga en las que se pueden ver

Visible en las etapas 9, 10, 11, 12, 13, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33 y 34.