Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Pinsapo de Las Escaleretas, Parauta (Rincón Singular)

Diputación de Málaga

Pinsapo de Las Escaleretas, Parauta (Rincón Singular)

Rincones Singulares

 

Mes recomendado para visitarlo: Enero.

Cuenta la leyenda que este pinsapo, el Pinsapo de las Escaleretas, creció, como “faro y guía de los caminantes”, en el mismo sitio donde fue enterrada una señora del lugar cuya bondad y hospitalidad con los transeúntes era motivo de veneración. Sea así o no, cuando estamos bajo sus ramas el cuerpo nos pide silencio, empequeñecidos ante la grandiosidad de su porte.

El Pinsapo de las Escaleretas, Monumento Natural con todo el derecho, se encuentra en la Sierra de las Nieves y toma su nombre de las lajas calizas que en la zona semejan escalones. Nos podría contar historias de hace 500 años e informarnos de que su genética tiene 20 millones de años.

Nosotros lo que vemos es un árbol hermoso, de extraño y complejo dibujo, de casi 30 metros de altura y una copa de más de 200 metros cuadrados que se nos impone con gran autoridad.

 

Coordenadas
  • Acceso al Parque Natural: 312377/ 4059297
  • Aparcamiento: 317939 / 4060095
  • Pinsapo de las Escaleretas:  318265 / 4059771

 

Más información

El Pinsapo de las Escaleretas (el nombre de las Escaleretas le viene por la disposición de las lajas calizas de la zona a modo de escalones) se encuentra en el Parque Natural Sierra de las Nieves, en el término municipal de Parauta. Este árbol de la familia de los abetos es una joya botánica, ya que se trata de una reliquia de 20 millones de años atrás, una época en la que el clima dominante era mucho más frío y húmedo. Las especiales condiciones climáticas, con abundantes precipitaciones, y la presencia de amplias zonas de umbrías, que se encuentran en determinados puntos de la Serranía de Ronda, han permitido que permanezcan los pinsapos como una especie exclusiva de esta zona.

Es precisamente en la Sierra de las Nieves donde se encuentran los pinsapares más extensos y mejor conservados. Entre todos sus ejemplares, llama especialmente la atención el Pinsapo (abies pinsapo boiss) de Las Escaleretas, por sus dimensiones, con una altura de un edificio de cinco plantas (tiene 26-30 metros de altura), un tronco que necesitaría tres personas para abarcarlo (su diámetro ronda los 5 metros) y una copa de más de 200 m2. No se conoce con exactitud, pero se calcula que su edad ronda los 350-550 años, habiéndose encontrado presente, por ejemplo, en la conquista cristiana de estas tierras o en las idas y venidas de los bandoleros por los caminos de la sierra.

Sin duda este ejemplar ha resistido a multitud de vicisitudes. Podría haber sido talado para realizar carbón o quizás haber sufrido alguna plaga, o podría haber sido víctima de algún incendio causado por un rayo o un simple descuido humano. Sin embargo, aún hoy se encuentra como testigo de siglos de historia.

El pinsapar es el principal bosque del mundo de este singular abeto, que sobrevivió a los glaciares, pero sólo en zonas muy concretas de Andalucía. El pinsapo, una especie icluida dentro de las coníferas, es un curioso abeto que suele tener forma piramidal. Los ejemplares más viejos suelen perder esta forma tan típica y se quedan "achaparrados". En el extenso bosque de Yunquera, se localiza, además, el denominado pinsapo azul, que debe su nombre al color turquesa que adquieren sus hojas perennes y que resulta más fácil de apreciar cuando está junto a uno verde oscuro, que es su tono más normal.

El pinsapar, relativamente bien conservado, ocupa las montañas de mayor altitud, acompañado en algunas zonas del quejigo. Agracejo, aulaga, majuelo, enebro, tejo, fresno y arce aparecen también entre los pinsapos. Masas muy reducidas de encina, alcornoques y pino negral con un matorral de jara pringosa, jaguarzo morisco, estepa y durillo se encuentran en las zonas más bajas. La flora cuenta además con numerosos endemismos.

Actualmente, se está creando un bosque mixto en Yunquera y Tolox, se están plantando en las riberas de los arroyos quejigos, fresnos, serbales y arces. Se clarea el pinar de repoblación de la zona (que se plantó en su día para aguantar el terreno) para dar paso a la regeneración natural del pinsapo y al crecimiento de estas especies recién plantadas. Los verdes oscuros del serbal y del quejigo se mezclarán con los verdes claros del fresno y el arce, que en invierno se vuelven amarillentos y rojizos. Por encima de todas estas tonalidades, el verdor del pinsapo, el verde intenso de los pinos carrascos y negrales (resineros). Todo este conjunto de especies albergará un objetivo: la biodiversidad que se creará en estos montes.

Flora > Árboles, arbustos y herbáceas
Floración
EneFebMarAbrMayJunJulAgoSepOctNovDic
Flores Frutos