Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Musgaño enano o Musarañita (Suncus etruscus).

Diputación de Málaga

Musgaño enano o Musarañita (Suncus etruscus).

Identificación

Insectívoro de tamaño muy pequeño con una longitud cabeza-cuerpo de 3 a 5 cm, con un hocico prominente y alargado que tiene vibrisas, es decir, pelos sensoriales muy patentes. El pelaje es sedoso, brillante y de tono gris pardo, algo más rojizo en el dorso y más claro en el vientre. La cabeza es grande en comparación con el cuerpo y tiene unas orejas redondeadas que destacan mucho. Los ojos son diminutos. La cola, de 1,5 a 2,5 cm, es larga y está cubierta de pelo. No hay apenas diferencias entre machos y hembras.

Dónde vive

Especie típica de zonas con cultivos y vegetación mediterránea a menos de 1.000 m. Requiere terrenos abiertos o mosaicos de arbolado en los que haya cierta cobertura vegetal. Es frecuente en olivares, cultivos
abandonados y encinares aclarados.

Cómo vive

Es un animal con un alto metabolismo. Está activo todo el año y casi veinticuatro horas al día, alternando periodos de sopor nocturno con los de actividad. Come el doble de su peso diariamente. Su esperanza de vida es de menos de 18 meses. Se alimenta principalmente de invertebrados como escarabajos, ciempiés, arañas, lombrices y babosas, entre otros. Algunos insectos pueden llegar a ser más grandes que él, al igual que algunas lagartijas con las que también se atreve. Se ha comprobado que en los olivares suelen mordisquear las aceitunas caídas, obteniendo de ellas pulpa y aceite. Es un animal muy agresivo, compitiendo con otras musarañitas por las presas y el territorio, especialmente en invierno, que es cuando más escasean las presas.

Cómo se reproduce

Las musarañitas aprovechan muros rocosos y oquedades bajo piedras para hacer sus nidos. El celo se produce entre abril-mayo y hasta octubre. Los partos ocurren durante los meses cálidos. Una misma hembra
puede llegar a tener entre 5 y 6 partos al año con 2 a 6 crías en cada uno. Su baja esperanza de vida se compensa con una alta productividad.

Las crías nacen con un cuarto del peso de los adultos, sin pelo y sin capacidad auditiva. Maman durante tres semanas y alcanzan su madurez sexual tras el primer invierno de vida.

Dónde se ve

En Málaga es una especie localmente abundante en su zona natural de distribución, en particular en medios de matorral bajo y olivar, aunque muy difícil de detectar. Está presente en la Costa del Sol, la Axarquía, los Montes de Cortes, en la zona del Guadiaro y la región central de la provincia, entre otras zonas. En la Gran Senda se puede ver en las etapas 1 a 7, 14 y 15, 17, 21 y 22, 26 y 31 a 33.

Curiosidades

La hembra enseña a sus crías a explorar su territorio procesionando con ellas en fila india, como hacen las orugas procesionarias. Este comportamiento se produce también cuando, por razones de peligro, la hembra se ve obligada a trasladar el nido de sitio. Este es el origen de una leyenda que identifica a estos animales con una culebra peluda que por ser vieja no puede cazar y se alimenta de leche humana y por este motivo le salen pelos.

Especies similares

Especie inconfundible por su tamaño. Es mucho más pequeña que una musaraña normal, a la que sí se parece en el aspecto físico general. De los ratones se diferencia claramente porque estos no tienen el hocico alargado.

Por su reducido peso rara vez marcan huellas. Son diminutas (5-7 mm de largo x 4 mm de ancho), marcan cinco dedos y a veces el rastro sinuoso de la cola. Los excrementos no suelen detectarse dado su tamaño mínimo.