Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Grupo minero Barranco de los Cazadores

Diputación de Málaga

Grupo minero Barranco de los Cazadores

ID.LIG

110

 

DESCRIPCIÓN GENERAL

Ubicado en la zona conocida popularmente como carril de la Fuente del Esparto, en el municipio de Nerja, dentro de los límites del Parque Natural Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, se trata de una zona minera con distintas explotaciones abandonadas de plomo y zinc que, de alguna forma, hicieron destacar dentro de la producción malagueña a la minería del plomo de Nerja en la segunda mitad del siglo XIX, por detrás de la de Marbella. Algunos de los nombres con los que se explotaron fueron Mina del Tajo y Mina de la Furia, en el grupo minero Barranco de Cazadores, y Mina de Buena Fe y Mina de la Cruz, en el grupo del Collado del Buitre. Nerja también tiene otro grupo minero en la cercana Cuesta del Cielo, de donde se benefició hierro de las mineralizaciones de pirita en minas como la Majada de Cote.

Las  primeras explotaciones del Barranco de los Cazadores fundían el plomo a finales del siglo XVII en rudimentarios boliches instalados junto a la propia mina o en la fuente del Esparto. A raíz de la Ley de Minas de 1825 y, en especial, en la década de 1870, tras la promulgación de la Ley de 1968, se produjo en ese barranco una intensificación de la actividad minera: según consta en la estadística minera de 1853 se produjeron 200.000 “arrobas de mineral”, unos 50.000 quintales. Los trabajos en esta zona buscaban minerales como galena, blenda y smithsonita encajados en los mármoles de la Sierra de Almijara, de donde se obtenían los metales de plomo (en el siglo XIX) y zinc (en el siglo XX). Esta producción se transportaba en caballerías hasta la citada fuente del Esparto, donde había un lavadero de mineral y desde donde partía un cable que trasladaba las vagonetas con el mineral hasta la fábrica de Plomo de San Miguel, situada en la playa de Burriana (Nerja), donde se fundía.

Actualmente las minas están abandonadas y valladas. La mina La Furia, de unos 300 metros de longitud; explotaba un frente de calamina de 0,5 m de ancho y una ley del 20% de zinc.

Las explotaciones mineras que ya no están en funcionamiento no reúnen las características necesarias de seguridad para su visita, por lo que se desaconseja la misma siempre que no se haga en compañía de personal cualficado, en posesión de las autorizaciones pertinentes y respetando escrupulosamente el entorno.

El Patrimonio Geológico es un recurso natural no renovable y, por ello, finito y agotable. Su destrucción es siempre irreversible y su desaparición conlleva la pérdida de una parte de la memoria de nuestro territorio. Debe ser considerado un bien común que forma parte del patrimonio andaluz. Es un legado de nuestro pasado que debemos traspasar a futuras generaciones.

 

DESCRIPCIÓN GEOLÓGICA

Geológicamente, las minas del Barranco de los Cazadores se emplazan en el manto alpujárride de La Herradura, entre mármoles blancos y mármoles con intercalaciones esquistosas, datados como Trías. Destacan diferentes minas, como La Furia, San Antonio, Buena Fe y La Volcánica, de donde se extraían galena, calamina, esfalerita y amianto.

 

INTERÉS

Geomorfología, Minería, Mineralogía, Petrología.

 

ACCESO

Desde el Área Recreativa El Pinarillo de Nerja, hay que tomar el camino Fuente del Esparto. A los pies de las altas cumbres de la Maceta y Almendrón.

 

TIPOLOGIA LIG

Otros LIG malagueños.

Lugares de interés geológico