Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis). Gran Senda de Málaga

Diputación de Málaga

Culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis). Gran Senda de Málaga

IDENTIFICACIÓN  

Es la culebra más pequeña de las que están presentes en la provincia. No suele superar los 60 cm de longitud total, siendo frecuentemente incluso de menor tamaño. Cuerpo delgado, con la cabeza muy aplanada o deprimida y el cuello poco marcado. Destaca su hocico, recto en el extremo, los ojos pequeños con pupilas redondeadas y sobre todo una mancha en forma de collar (casi siempre con forma cerrada y denominada “cogulla”) muy oscura en la parte superior del cuello. Entre los ojos hay una mancha simétrica con forma variable. Y debajo de éstos aparece otra mancha, a modo de lágrima. La cola es corta y las escamas de todo el cuerpo son lisas (sin quilla) y brillantes. El patrón de coloración, poco marcado normalmente, consiste en alineaciones de manchas oscuras dispuestas regularmente por todo el cuerpo, a veces mayores en la zona vertebral. El color del fondo es variable: grisáceo, pardo-marrón, o de tono café con leche. El vientre es amarillento-blanquecino, con un patrón de manchas oscuras muy característico alterno (ajedrezado). Es una especie opistoglifa. Es decir, posee dientes con capacidad de inocular veneno, pero están en una posición retrasada en la mandíbula. Inocula el veneno al tragar a sus presas, no al morderlas. No es peligrosa para el hombre.

DÓNDE VIVE (HÁBITAT) 

Aunque tiene preferencia por los lugares cálidos y con cierto grado de humedad, se la puede encontrar en casi cualquier tipo de hábitat. Aparece en pastizales, fondos de valles y riberas, bordes de bosque, etc.

CÓMO VIVE

Especie terrestre y con adaptaciones para la vida subterránea. Es muy discreta. Normalmente está activa durante el crepúsculo y la noche. Se alimenta principalmente de pequeños reptiles (lagartijas y eslizones) que busca bajo rocas, troncos, o en galerías gracias a sus adaptaciones (cuerpo pequeño y cilíndrico, cabeza deprimida). Resulta inofensiva para el hombre, aunque algunos ejemplares pueden morder y expulsar una secreción maloliente por la cloaca.

CÓMO SE REPRODUCE

La reproducción comienza en marzo, extendiéndose los apareamientos hasta mayo. Pone 3-5 huevos en lugares soleados y húmedos: bajo rocas, bajo troncos o galerías. Son depositados entre junio y julio. Las crías nacen 50 ó 60 días más tarde, en agosto o septiembre. Los recién nacidos miden aproximadamente 12 cm.

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA Y ETAPAS DE LA GSM

Especie presente en toda la provincia de Málaga, siendo más frecuente en la mitad occidental y en el Arco Calizo Central. Es una especie común, aunque difícil de detectar, por su escaso tamaño y sus hábitos discretos y subterráneos. Puede encontrarse prácticamente en toda la Gran Senda, aunque es más común en las etapas 10 a 12 y 23 a 29.

GRADO PROTECCIÓN - AMENAZA (CATÁLOGO)

Esta culebra está incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Aunque no parece estar amenazada ni tener grandes problemas de conservación, es probable que le afecte la alteración del hábitat, lo cual afecta a la densidad y disponibilidad de sus presas.

CURIOSIDADES  

En los Montes de Cortes (Los Alcornocales malagueños) aparecen ejemplares con la cabeza totalmente negra (melanocéfalos). La culebra de cogulla es una serpiente inofensiva para el hombre, a pesar de poseer glándulas de veneno. Su veneno es muy poco activo y, por el tamaño de la boca y la posición de los dientes que lo inoculan, es muy improbable que pudiera afectar al hombre en caso de mordedura. Aún así, sólo produciría una ligera reacción, una leve hinchazón de la zona mordida.

ESPECIES SIMILARES (SE PUEDE CONFUNDIR CON…) 

Se puede confundir con la culebra lisa meridional. Ambas especies tienen muchos caracteres comunes: entre 19 y 21 hileras de escamas dorsales lisas y brillantes, un patrón ajedrezado en la zona ventral y un dibujo en forma de collar detrás de la cabeza (aunque con diseño diferente en cada especie). La principal diferencia reside en la mancha que muestran ambas culebras en el lateral de la cabeza: las dos tienen “lágrima”, pero en el caso de la culebra lisa meridional las manchas se prolongan sobre el hocico y unen ambos ojos, mientras que en la culebra de cogulla no.