Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Labiérnago, olivilla (Phillyrea angustifolia)

Diputación de Málaga

Labiérnago, olivilla (Phillyrea angustifolia)

IDENTIFICACIÓN

Arbusto perenne (hasta de 5 m de altura) de porte denso y ramas delgadas y flexibles que surgen casi desde la base. La corteza es más o menos lisa y de un color pardo grisáceo que se va oscureciendo cuando el ejemplar se hace adulto. Las hojas son simples, con disposición opuesta, alargadas y en general con el margen entero o con apenas algunos dientecitos muy espaciados. Tienen consistencia dura, son verdes por el haz y más pálidas por el envés. Las flores son diminutas y muy perfumadas. Se presentan en cortos ramilletes junto a la base de los rabillos de las hojas y son de color blanco verdoso. Los frutos son de tipo drupa (carnosos y con un solo hueso, como las aceitunas), de color negro azulado en la madurez y con una forma redondita al principio que luego se vuelve algo picuda en su ápice. 

DONDE VIVE

Esta planta es propia de bosques cálidos. Tolera bien las altas temperaturas del verano o la sequía, pero mal el frío. Es indiferente al tipo de suelo (calizo o silíceo) y puede vivir en terrenos arenosos a arcillosos, así como en sustratos pobres en nutrientes y materia orgánica. Suele desarrollarse desde el mismo nivel del mar (en dunas y arenales) hasta los 1.300 msnm. Se trata de una especie muy común de nuestros bosques, principalmente encinares, quejigares y alcornocales.

CÓMO VIVE

Esta especie es androdioica: presenta individuos con flores hermafroditas y otros cuyas flores son aparentemente hermafroditas, pero solo funcionan como masculinas. El fuerte olor que desprenden sus flores atrae a insectos, sobre todo abejas, que favorecen la polinización (entomófila). La floración es primaveral y tiene lugar entre febrero y mayo. La fructificación sucede durante el verano, entre junio y septiembre. La dispersión del fruto la realizan las aves. Es una importante fuente de alimento que, al pasar por su tracto digestivo, dejan al descubierto el huesecillo donde va la semilla.

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA

En la provincia de Málaga es una especie frecuente y que se puede encontrar de forma muy dispersa por todo el territorio, siempre asociada a bosques bien desarrollados de encinas, quejigos y alcornoques. Abunda en las sierras calizas litorales como Sierra Blanca y la Sierra de Mijas o en Sierra Tejeda. En la Gran Senda se puede observar en las etapas 5 a 8 y 32 a 34.

CURIOSIDADES

Habitualmente se cultiva como planta ornamental debido a la persistencia de follaje. Aguanta bien la poda, por lo que puede formar setos. Debido a su resistencia al estrés hídrico, se considera una especie particularmente interesante para repoblar lugares muy expuestos al sol y para su introducción y recuperación en zonas degradadas. El nombre del género, Phillyrea, deriva del griego y era la denominación que recibía una planta de hojas muy parecidas a las del olivo; el epíteto específico, angustifolia, hace referencia a sus hojas particularmente estrechas.

ESPECIES SIMILARES

Se puede confundir con el acebuche (Olea europea var. sylvestris) o con el olivo (Olea europea). Se diferencia de estos por sus pequeños frutos carnosos (drupas) de menos de 1 cm de diámetro.