Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal. Más información
 
×

GR 249. Etapa 07. Cómpeta - Canillas de Aceituno

Diputación de Málaga

GR 249. Etapa 07. Cómpeta - Canillas de Aceituno

De Cómpeta a Canillas de Albaida (hasta el km 2.1)

El punto de inicio en la parte noroeste de Cómpeta es fácil de localizar por la pequeña Ermita de San Antonio Abad Extramuros, a la que se llega desde el centro del pueblo utilizando la larguísima calle San Antonio.

El camino que se sigue une Cómpeta y Canillas de Albaida mediante algo más de dos kilómetros de sendero prácticamente sin desniveles, paralelo o por encima de una antigua acequia hoy entubada que surte de agua a las terrazas de huertos tradicionales mezclados con cultivos de aguacates y otros frutos subtropicales. En los lugares sin cultivar hay buenos ejemplares de álamos blancos, olmos y almeces.

Al principio el camino se ha habilitado con albero y barandas de rollizo, pero en el arroyo de las Jurisdicciones o del Limón cambia a senda terriza en una zona de dolomías como preámbulo de la sierra donde se asientan olivares por encima del sendero, a veces colonizados por enebros, romeros, aulagas y jaras blancas con pinares de repoblación por encima. Algo más adelante del recorrido se andan 250 metros por la carretera que lleva a la cantera de Canillas de Albaida y a la sierra, para seguir luego por debajo de ésta hasta llegar al pueblo, entre cultivos.

De Canillas de Albaida a Sedella (hasta el km 11)

En el casco urbano de Canillas de Albaida el Sendero circunvala el pueblo por el norte a los pies de la Ermita de Santa Ana y se llega así tras una bajada con fuerte pendiente a un transformador detrás del que arranca la Cuesta de la Puente y donde se conecta con el SL-A 277 que viene callejeando de recorrer los molinos del río Turvilla. Juntos bajan por un camino empedrado y con barandas de madera hasta el Puente Romano (km 2.8). Cerca del molino que hay en la junta del río Turvilla con el Cájula se desvía hacia el sur el Sendero Local, con sus pasarelas construidas sobre la antigua acequia.

El decidido ascenso en dirección oeste desde el río se realiza por un camino histórico recientemente restaurado hasta conectar con una pista asfaltada que recorre durante algunos kilómetros lomas de cultivos de secano en reconversión a subtropicales. Se pasa por un puerto a 850 metros de altitud, el de Fogarate, donde confluyen dos vías pecuarias con destino a la sierra, mientras que al andar se entra y se sale de la linde de términos municipales. Cuando se realiza un brusco giro de este a oeste en un cruce múltiple, es donde empiezan las pistas terrizas.

A pocos metros por la cuerda de la loma, en el puerto de la Cruz del Muerto (km 6.6), se entra en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. El carril terrizo principal va girando progresivamente de nuevo al este y marca el límite entre las repoblaciones de pino resinero y los antiguos cultivos en las laderas de solana de Sierra Tejeda. El monte cobija un matorral de jaguarzo negro con jaras, bolinas y aulagas que alcanza su mayor esplendor en el propio puerto.

Para continuar se deja esta pista forestal de primer orden tras unos dos kilómetros en aras de una peor conservada, hacia la izquierda, que baja por la Solana de la Casa Haro o Jaro. Hay una balsa contraincendios y un pequeño helipuerto nada más empezar el descenso. El cortijo, que marca el kilómetro 8.4 y es una referencia muy importante para el senderismo en esta parte del Parque Natural, conserva algunas terrazas de cultivos de secano con frutales dispersos.

El sendero que sale a poniente de la ruina conduce a un encinar con alcornoques y quejigos que refresca la imagen de los pinares pasados y vadea sin dificultad el arroyo de los Álamos, un afluente del cercano río Salares. La Umbría de la Casa de Haro sustenta un bosque mediterráneo muy bien conservado en las laderas del cerro calizo de Peñas Blancas, y ya en el fondo del valle el camino mantiene la altura hacia el sudoeste frente al cortijo Fofa y se encamina al pueblo. Para llegar utiliza el interesantísimo Puente Árabe (km 10.3), imprescindible antaño para el trasiego de trabajadores hacia el Barranco de la Mina y el transporte de la sal que da nombre al pueblo.

De Salares a Sedella (hasta el km 15,6)

Saliendo hacia el norte desde Salares, por el Encinar al otro lado del valle por el que se bajó, se asciende mediante una buena pista de tierra que iría hacia la Casa Jaro. En la zona de Benescalera, después de pasar por la Fuente de Ocaña y una enorme era a la derecha, se toma el desvío hacia el Cerro Marchena, al oeste, con una subida empinada. Se abandona también este carril que sube a la loma para pasar a una acequia de hormigón por donde baja el agua, que se sigue hasta un bosquete de pinos resineros, y se entra en el Parque Natural. Cruzando algunos regatos con junqueras y dejando una pequeña alberca al lado se llega al collado desde el que se da vista a la Hoya de Salamanca (km 13.6), en una zona sin arboleda.

Después de unos metros por la loma en dirección oeste, se conecta con el antiguo camino que sube a Cuascuadra y por él se empieza a bajar, hacia el sur, buscando el cortijo de la Herriza. Entre pizarras y un ralo matorral de jara blanca y aulagas, se zigzaguea en bajada hasta la Puente, con el arroyo límite del Parque y punto kilométrico 14.7.

En la parte final se pueden localizar bosques de pinos y, sobre todo, encinas ocupando las laderas empinadas del arroyo de la Puente y el barranco Blanco respectivamente, mientras que el camino que lleva el GR hacia el sur está menos arbolado y jalonado de casas de labor.

De Sedella al Saltillo (hasta el km 19,8)

Pasando por el Ayuntamiento, se camina hacia el oeste por la parte alta de Sedella llegando a unos bien cuidados huertos por encima del caserío. Hay una buena extensión de regadío, merced a la acequia paralela a la pista por la que va el Sendero, que ahora tira hacia el norte. Al llegar arriba del cerrito del Hundidero, dominando el pueblo, se ven las ruinas de un castillete o torre de vigilancia de origen medieval con excelentes vistas panorámicas de la Axarquía alta. Es desde el restaurado Molino de Montosa que la acequia parte y se bifurca, con el cerro del Tablón por el que se ha subido ocultando el pueblo.

Entrando en el Parque Natural y en ascenso hacia poniente, se dejan a la derecha la alberca del molino y los depósitos de agua del pueblo. La pista forestal lleva a pasar por una fuente en el cauce de un arroyuelo con saos y emborrachacabras y en pocos metros se accede al Área Recreativa de Sedella, en una zona con altos pinos y a 17.6 km del inicio de la etapa. Muy cuidada y con instalaciones adaptadas a usuarios de movilidad reducida, hay un acceso asfaltado desde el kilómetro 5.3 de la MA-4105, un posible escape.

En lugar de eso, hay que empezar a ascender en dirección norte por una pista muy ancha que pronto se bifurca, donde hay un pequeño soto de chopos y álamos; se deja el ramal derecho, el largo carril que va al collado de la Monticara y la choza del guarda. La primera cuesta termina donde hay una choza hecha con materiales del entorno destinada a la observación de aves necrófagas del cercano muladar que se ve enfrente. Para pasar por allí hay que bajar a un nuevo barranco donde hay nogales, castaños y un tejo de cierto porte, y ya no dejar de ascender hasta la máxima cota del día, los 950 metros de altitud donde se abandona (km 19.8) la pista que va a la Buitrera de los Tajos del Saltillo.

Ya en descenso, la vereda es fácil de seguir porque va por el límite de un gran cortafuegos, dejando a la izquierda un ralo matorral de jara blanca, romero y bolina que va dando paso al espartal cuando se acerca a la crestería de la garganta y al límite del término de Sedella. Desde aquí hay excelentes vistas de las cumbres de Sierra Tejeda con el barranco de Almanchares de antesala: es el comienzo de la vereda que desciende vertiginosamente hacia el fondo de la garganta.

Del Saltillo a Canillas de Aceituno (hasta el final de ruta)

A partir de aquí el Sendero es física¬mente muy duro y existen peligros diversos derivados de la enorme pendiente y las pedregosas laderas. Se ha recuperado y restaurado una antigua escalera de piedra que ha sido dotada de un pasamanos de cadena y lleva a una zona de cañadas donde el camino describe eses rodeando una gran aguja de roca. Hay una somera cueva entre los siguientes dos tramos de escalones con asideros y otras medidas de seguridad, en los que hay que extremar las precauciones. Después de una pasadera de parrilla de acero sobre un torrente se llega al puente del Saltillo (km 21.0). Para hacerse idea de lo exigente que es este tramo, se han descendido 250 metros en poco más de un kilómetro.

Ahora hay que subir otros 180 metros de desnivel en unos 300 de longitud hasta las Pasarelas del Saltillo, mediante un puentecillo de rejillas metálicas y bastantes escalones. Arriba hay un mirador en la pasarela de la derecha pero se toma la antigua acequia hacia la izquierda, ahora soterrada y protegida con estructuras metálicas.

Ya fuera del barranco, al llegar a una caseta de control de la acequia, el Sendero toma otro cariz distinto, siempre hacia poniente pero esta vez perdiendo desnivel muy poco a poco. Al rato la negra tubería que acompaña se deja a la derecha y un descenso algo más pendiente lleva a contactar con ella de nuevo en la alberca (km 23.3) desde la que la acequia recupera su ancestral forma, ya con vistas al pueblo de destino. Las dificultades en este tramo son las lajas de piedra, en las que la acequia se estrecha varias veces. Se salvan estos peligros mediante rejillas que previenen la posibilidad de caída tomando por el interior de la canalización, pero también con un desvío por debajo de la conducción. La llegada a Canillas de Aceituno se realiza cruzando los huertos y olivares encima del pueblo, con algunos cortijos abandonados a los lados, conectando el final de Etapa con el Sendero Local de la famosa subida a la Maroma.

Rutas
Ruta A pie
Acceso -

1.Inicio de a Etapa:

Acceso al Punto de Inicio: La carretera MA-112 hasta Cómpeta y luego por la larga Calle San Antonio.

Punto de Inicio: La Ermita de San Antonio en la zona noroeste de Cómpeta.

Para disfrutar de la senda sin peligros: Aunque se trata de una etapa muy larga y con desniveles acumulados de importancia, al atravesar tres poblaciones podemos hacer acopio de provisiones o agua o incluso abandonar en caso de mal tiempo. Hay que tener en cuenta que se sube dos veces hasta 850 metros en zona de sierra.

En la confluencia del Arroyo de los Álamos con el Río Salares, cerca de la Casa de Haro, no debe haber problemas para el vadeo. El Río Almanchares puede llevar bastante agua en caso de crecidas, pero tenemos la opción de seguir por la carretera desde el Puerto de Sedella.

Especial mención requiere la circulación por los tramos de carretera, sobre todo el largo trayecto desde el Área Recreativa de Sedella hasta el Puerto de Sedella. Además, hay tramos de pista asfaltada u hormigonada por donde los vehículos pueden ir a alta velocidad.

2. Finalización de la Etapa:

Punto de finalización: La entrada sureste de Canillas de Aceituno, por la rotonda de la escultura del Homenaje al labrador de la vid.

Acceso al punto de finalización: De la A-7205 a la MA-4106.

3. Alternativas:

Posibles escapes: En cada uno de los pueblos que atravesamos (Canillas de Albaida, Salares y Sedella) pero también en la carretera MA-4105 cerca de Sedella donde hay unos cuantos kilómetros de asfalto.

Punto de no retorno: El único lugar un tanto conflictivo es a partir de la Cruz del Muerto, los demás están relativamente bien  comunicados. Lo aconsejable es seguir el carril en mejor estado hacia Salares, que está más cerca, si bien desde Canillas de Albaida también se accede bien con vehículo.

Enlaces a otros senderos y Vías Pecuarias: La séptima etapa de la Gran Senda de Málaga es también la segunda del GR-242 Periana Nerja, pero en sentido inverso.

Entre Cómpeta y Canillas de Albaida hay un bonito sendero no balizado ni homologado que funciona como paseo para ambos pueblos.

Partiendo de La Puente de Canillas de Albaida la Escuela Taller La Aceitera diseñó un par de itinerarios saliendo desde el Molino, hacia la Hoya de la Virgen y hacia la Cruz del Muerto. Éste último se funde con el GR en el Cerro Cuevas.

Llegando a Salares el GR se pisa con el SL A-64 Sendero del Monte de Salares, circular y muy apropiado para grupos familiares.

Peligros:

• Coincidencia con tráfico en algunos tramos de carril
• Vadeo del arroyo de los Álamos
• Tramos muy verticales de acceso al puente del Saltillo

Duración - 8:15 horas
Longitud - 24300 Km