Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249.5. Variante Etapa 2. Teba - Cañete la Real

Diputación de Málaga

GR 249.5. Variante Etapa 2. Teba - Cañete la Real

Los llanos del Castillo de la Estrella (hasta el km 5.2)

La Etapa comienza bajando unos 200 metros por la carretera de acceso a Teba desde el oeste, la MA-6403, pero se desvía enseguida por la carretera vieja rodeando por la izquierda un edificio grande y describiendo algunas eses con vistas al pueblo de Almargen, con la sierra del Terril detrás. En los tajos de la vaguada está la Vía Ferrata, cuyos cables de acero pasan por encima del Sendero. Se ataja por un descampado y cuando se llevan unos 500 metros se llega al acceso al polígono industrial en el conocido como Llano de la Estación.

Se accede ahora a la carretera A-7278 a la altura del kilómetro 5, hasta que las señales direccionales desvían en el punto kilométrico 1.4 al Camino de Teba a Cañete la Real, que está asfaltado y pertenece a la Consejería de Medio Ambiente. Por él se avanza algo más de un kilómetro, y entonces se toma el carril que se dirige en ligero ascenso al Cortijo del Tajo, situado debajo de un cortado de color bermejo que hay en la cumbre de la loma, aunque no se llega hasta él.

Aquí hay que hacer un quiebro a la altura de la Fuente del Pilarejo, un nacimiento aprovechado en tiempos históricos puesto que a escasos metros, en un barbecho que queda a la derecha del camino y al otro lado del olivar con almendros, se situaba la antigua ciudad romana de Teba, declarada Bien de Interés Cultural. Se llega así de nuevo a la carretera, por cuyo arcén se anda un kilómetro más. Apenas reconocible, la Fuente del Álamo a la izquierda marca el desvío hacia un campo de labor, hacia el suroeste. Dependiendo de la época del año, se cruzarán los trigales, campos de garbanzos o rastrojos, vadeando el arroyo que toma el nombre de la fuente, muy encajonado en las arcillas, para comenzar una ligera subida que se encamina hacia unos grandes majanos por el fondo de una vaguada.

Por los yesares de Cara de Zorra (hasta el km 9.1)

Es este el Camino de Cara Zorra, y aquí es donde cambia el sustrato, que pasa del suelo agrícola a una zona rocosa levemente alomada. Se reconocen todavía las hazas abandonadas de olivos y almendros, pero la vegetación natural empieza a reponerse, sobre todo con retamas, tomillos, esparragueras, esparto y algunas encinitas jóvenes. Poco a poco la pista se vuelve más reconocible y corona los cerros, trazando algunas curvas para no perder altura. Mirando hacia atrás se puede ver bien el pueblo de Teba con el castillo y parte del recorrido que se lleva. El kilómetro 6,5 marca aproximadamente la mitad de la Etapa, en las proximidades de las ruinas del cortijo de Cara de Zorra.

Se deja abajo a la derecha un cortijo abandonado, el de la loma de Terrona, y unos nuevos bucles pasando cerca de unas colmenas llevan otra vez a unos campos de cultivos, la Haza el Duro, con carriles más pisados que desembocan en uno principal. Es este el posible acceso directo, en unos centenares de metros y hacia el sur, a la carretera que se abandonó en la Fuente del Álamo. El Cortijo de Nina Baja es la espectacular cortijada que hay que dejar a la izquierda, con un pilar a la derecha y que marca el comienzo de la primera cuesta de importancia. Parcialmente hormigonada, tiene a su derecha un regato con zarzales e higuerones. Hay una vieja alberca justo en el cruce a la derecha que no se toma y que va a una nave agrícola y en pocos metros se llega a un gran depósito de agua, en la linde de la labor y al lado del cortijo de Nina Alta. En unos 500 metros se accede al sondeo de aguas del que se surte este aljibe, rodeado de una alambrada perimetral que hay que rodear por la izquierda.

La Sierra de Cañete (hasta el final de etapa)

El único tramo de vereda del día comienza aquí, justo donde la sierra contacta por la derecha con un campo de labor de forma muy alargada que ocupa el fondo de la vaguada y que la senda cruza justo en la parte superior, para ascender luego trazando algunas curvas hasta entroncar con un incipiente carril.

Conforme se sube se junta con otro ramal y se convierten en una pista más reconocible. Con cierta dificultad se puede apreciar arriba cerca de la cumbre un escarpe rocoso fuera del camino, con bastante vegetación y algunas oquedades. Ahí se sitúa uno de los emplazamientos históricos de Cañete, las Cuevas del Hoyo Cruz, probablemente un eremitorio mozárabe, contemporáneas de la Cueva del Santón que está en la otra vertiente y también alejada del camino.

Se llega al Puerto de las Canteras, donde se corona el punto más alto del recorrido, a casi 800 metros de altitud, entre el Cerro Milla y el Cerro Mateo con sus antenas de telecomunicaciones. Tras un último vistazo a la zona donde comenzó la Etapa, que se ve al este, la pista de grava baja por un paraje con el evocador nombre de Camino del Calvario. Cañete la Real, a la sombra de la Sierra del Padrastro, está ya muy cerca. Las canteras de áridos y piedra caliza a las que alude el nombre del puerto se ven ahora a derecha e izquierda, tomadas por las encinas y el monte bajo.

Hay que cruzar un excelente ejemplo de olivar tradicional, con árboles muy notables, y ya en la zona hormigonada el cereal manda a ambos lados del Sendero. La Etapa termina cuando contacta de nuevo con una carreta de acceso a Cañete, frente al pueblo y su bonito castillo y al lado de la Fuente del Cuartel.

Rutas
Ruta A pie
Acceso -

Peligros:

• Coincidencia con tráfico en carreteras y carriles principales
• Vado de la Fuente del Álamo
• Coincidencia del Sendero con campos cultivados

Duración - 4:00 horas
Longitud - 12500 Km