Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

GR 249.5. Variante Etapa 3. Cañete la Real - Arriate

Diputación de Málaga

GR 249.5. Variante Etapa 3. Cañete la Real - Arriate

Las sierras del Padrastro y el Padrastrillo (hasta el km 6.3)

Coincide el punto de inicio de la Etapa con la del Sendero de las Carboneras(PR-A 419), la rotonda de las carreteras MA-6401, MA -7404 y MA-6402, al lado de los depósitos de agua y una fuente. La salida en ascenso desde Cañete la Real toma el Camino de la Atalaya Alta, dejando el ramal más suave de la Atalaya Baja, que sale del mismo punto convertido en carretera, rodeando por el este la Sierra del Padrastrillo pasando por el cortijo que le da nombre. Al poco se evita un carril cementado a la izquierda, con el que luego se conecta, y se llega a la base de las paredes del Padrastro, unos imponentes tajos donde se practica la escalada, muy querenciosos para multitud de aves.

La senda llanea al lado del escarpe, conecta con un carril secundario y luego con el principal que se dejó antes, que da acceso al Cortijo de las Pilas o Tejano. A la derecha está la linde meridional del Monte Público MA-10058-JA Las Carboneras, 385 hectáreas de pinar de repoblación ocupando el paraje que le da nombre y la Cañada del Lobo. Hay algunos almendros en el muro de piedra seca y cultivos de olivos y cereales a la izquierda, pero pronto se vuelve a ascender ya por vereda y empieza el matorral. Hay un primer alto y, con vistas retrospectivas a Cañete y su castillo, se llega en el kilómetro 2.5 al puerto y máxima cota del día.

El Parque Eólico La Escalereta cuenta con 5.8 MW instalados en dos fases merced a 17 aerogeneradores, 5 al sur en la crestería del Padrastrillo y 12 al norte del Sendero, en la alargada cumbre de la Loma de la Mata en la linde oeste del Monte Público. Desde aquí se ven las sierras subbéticas gaditana y sevillana, y es donde se escinde el Sendero de Pequeño Recorrido, hacia al norte. En la posterior bajada se ven todavía los rotores más pequeños, desde la Cañada de Almellones, un pendiente valle rocoso de 3 kilómetros en total. Se pasa primero por la fuente y se cruza varias veces el torrente estacional antes y después del horcajo de la Cañada del Romeral, que entronca por la derecha. Es aquí donde las encinas empiezan a tener porte arbóreo, con un interesante matorral mediterráneo de coscojas y jaras donde se gestiona la caza menor mediante comederos, bebederos y vivares para conejos, para los que se construyó una pista terriza, ahora señalizada, que termina en la carretera Ma-6402 y sus viales de servicio.

Acompañando a la Línea de Ferrocarril Algeciras Bobadilla (hasta el km 14.0)

Se cruza la Atalaya Alta realizando un cerrado bucle hacia el sur por la calle que coincide con el Cordel de Almargen a Ronda, por el que se andará hasta el kilómetro 8.7. Las laderas del Cerro Atalayón constriñen el camino contra el arroyo Majamoclón y la vía del tren mientras se va torciendo hacia el sudoeste. Hay que vadear un par de veces utilizando algunas angarillas y se llega a un gran llano de apariencia triangular. Hay que prestar atención para continuar en el mismo sentido pese a un nuevo quiebro al cruzar un par de veces el cauce. Este paraje es el de Cuatro Mojones, que es donde contactan los términos municipales de Alcalá del Valle, Setenil de las Bodegas, Cañete la Real y Ronda. Se cruzan aquí también varias Vías Pecuarias: un Cordel, dos Cañadas Reales y una Colada (la del Camino de Arriate a Cañete, que es la que se llevará los siguientes 14 kilómetros), razón por la cual hubo en tiempos dos ventorrillos, el de Juan Angulo y el de la Boca del Valle.

Este evocador nombre da idea de que el valle se va a encajonar a partir de aquí, quedando la vía muy cerca a la izquierda, las más de las veces sin valla protectora. Se vadea el arroyo en un par de ocasiones, con la Sierra del Borbollo al oeste y la de la Nava al este, de apariencias muy agrestes desde esta perspectiva. Más adelante se deja a la derecha una depresión que se inunda a veces, la charca del Majamoclón, y una cancela da paso al término de Ronda (km 10), donde empiezan a aparecer los primeros ejemplos de dehesas de encinas con magníficos ejemplares de quejigos centenarios. Hay que vadear el arroyito varias veces en un tramo bastante pedregoso, muy cerca del ferrocarril, trazando sucesivamente ligeras curvas por el fondo del valle. Dejando una dehesa en pendiente a la derecha el paisaje se abre por fin, y se llega así a un amplio llano que marca la mitad del recorrido, el del Cortijo del Borbollón, dedicado a la cría de ganado, principalmente ovejas, cabras payoyas y vacas retintas.

Con mucha precaución se cruza el paso a nivel y el Sendero se aleja por ahora de la vía, ascendiendo un poco y dejando la bonita casa de la Capellanía a la derecha, cerca del nacimiento de agua principal de la zona, a la que da nombre por el impetuoso caudal que a veces surge de la tierra.

Las Vías Pecuarias de las Dehesas de Ronda (hasta el km 21.4)

Hay numerosos ramales concernientes a la gestión forestal de estas fincas, incluidas en el coto de caza de Rozallana, pero lo que hay que hacer es tomar dirección sur ascendiendo hasta cruzar una cancela. Un ligero descenso lleva a una nueva nava, los Llanos de Zajarilla o Zaharilla, que son cruzados de este a oeste por el Cordel del Camino de Málaga o de las Cuevas. Es esta la mayor extensión de cultivos herbáceos y de prados del día, cerrado al este por la Sierra de Carrasco con su cortijo al pie, que se ve al otro lado. También es el punto más lejano a la desembocadura del río Corbones, y por lo tanto su malagueña cabecera de cuenca.

A continuación hay un pequeño laberinto de caminos públicos y privados de diferentes hechuras en el que se suceden las cancelas, que está señalizado con paneles alusivos al espectacular paisaje de dehesas por el que transita ahora el Sendero. Se ven algunas construcciones rurales y hay bastantes alambradas, muchas de ellas mostrando el resultado del deslinde de las Vías Pecuarias. Prestando mucha atención a las balizas de continuidad, y sin perder el sentido de marcha hacia el suroeste, se mete el camino en una gran dehesa de jóvenes encinas, con restos de muros de piedra seca.

Pronto hay que cruzar con precaución la carretera A-7276 en su punto kilométrico 16.5, entre las poblaciones de Cuevas del Becerro y Setenil de las Bodegas o Alcalá del Valle. El paisaje continúa en la misma tónica, si bien con árboles de mayor porte, y desemboca en otro gran llano, que a veces se inunda dando lugar a una extensa e inusual laguna, la de la Alberca, que le da nombre al paraje y al cortijo que se ve al fondo. Existe un antiguo drenaje que impide que se mantenga el agua durante más tiempo.  El camino, entre alambradas y sobre una tierra muy roja, la deja a la izquierda, se vuelve a internar en otra dehesa con diversos accesos laterales cerrados y contacta de nuevo con la línea de ferrocarril, que a los pocos metros hay que cruzar por un paso a nivel sin barreras.

En ligero descenso, en el kilómetro 21.4 se cruza de E a O la Cañada Real de Osuna o Cañada Verde, actualmente convertida parcialmente en la Variante Este de Arriate (A-7377) de conexión con la carretera de Ronda a Campillos (A-367) a la altura del Puente de la Ventilla.

Las huertas, cortijadas y pueblos del Guadalcobacín (hasta el final de etapa)

Los diferentes arroyuelos de la parte anterior tan llana confluyen aquí, formando un verdadero cauce con algo de vegetación de ribera que se dirige al cabo al Estrecho de Gibraltar (ya se ha cambiado de Cuenca Hidrográfica) y el carril cementado por el que se transita lo cruza algo más adelante. En lugar de grandes propiedades con dehesas y navas cultivadas aquí se multiplican las casas de campo, las pequeñas explotaciones agropecuarias, los huertos y las segundas residencias. La primera calle de Los Prados aparece ya, con la Sierra de las Salinas al fondo, y se llega así al kilómetro 3 de la carretera MA-7403, en realidad una travesía por aquí. Este núcleo de población comenzó alrededor de alguna venta de camino y de una de las ermitas rurales del valle, que escolarizaban a los niños y niñas procedentes de las numerosas cortijadas desperdigadas por este fértil paraje. Ahora es ya un pequeño pueblo dependiente de Ronda que cuenta con Colegio y Consultorio de Salud. Caminando unos 800 metros hay que dejar la calle principal para bajar a la derecha por la calle el Río, en realidad un carril asfaltado y sin aceras.

Algunos grandes fresnos al lado de las casas y los huertos presagian la llegada a la vega fluvial, y las huertas dejan paso pronto al grupo de casas principal de La Cimada, con la calle Alcudilla como tránsito obligado. Después, dejando la pequeña estación de depuración de aguas residuales a la derecha, se cruza por encima del Guadalcobacín, que viene encajonado desde el este, entrando en término de Arriate.

Inmediatamente después se queda a la izquierda uno de los blanqueados Nichos para la Cruz de Mayo típicos de aquí, y es por el Camino de Cantarrana, asfaltado y con vistas a un valle cada vez más abierto, que se llega por fin a un pequeño alto desde el que se divisa la población de Arriate, final de Etapa.

Rutas
Ruta A pie
Dificultad - Medio
Acceso -

Peligros:

• Pasos a Nivel sin Barreras en los Km 13 y 20
• Coincidencia con tráfico rodado en tramos asfaltados y carriles principales
• Probabilidad de tramos parcialmente inundables
• Coincidencia con ganado en extensivo

Duración - 6:30 horas
Longitud - 25500 Km