Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

Practica la movilidad sostenible para mejorar tu salud y la del clima

Diputación de Málaga
Noticias

Practica la movilidad sostenible para mejorar tu salud y la del clima

La movilidad sostenible es un arma poderosa contra el cambio climático

Conseguir instaurar una movilidad sostenible es una de las claves fundamentales en la lucha contra el cambio climático. Un grandísimo porcentaje de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden directamente de los medios de transporte. Nuestro modelo de movilidad no es para nada respetuoso con el medio ambiente.

Antes de continuar, vamos a explicar con más detalle en qué consiste eso de la movilidad sostenible, aunque seguramente tendrás una idea. Nos referimos a un conjunto de acciones orientados a que el desplazamiento tanto de personas como de mercancías se realice con el menor impacto medioambiental posible.

De esta manera, se contribuye no sólo a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sino que además, conseguiríamos otros beneficios asociados directamente como el ahorro energético y una mejor salud. Sin olvidar que también se contribuye con ello a reducir la contaminación acústica.

En la actualidad más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, y se espera que sean dos tercios en 2050. Estas aglomeraciones de personas plantean diversos retos, entre los cuales destaca transformar nuestro modelo de movilidad. El mundo necesita eliminar los combustibles fósiles. Y el transporte es clave para ello.

Muchas ciudades del mundo ya están implementando medidas y soluciones para reducir considerablemente el tráfico urbano. Tenemos que apostar por medios de transporte sostenibles.

Planes para garantizar una movilidad sostenible en las ciudades

La movilidad sostenible en las ciudades es uno de los grandes retos en materia climática del nuevo siglo. Cada vez somos más, y cada vez tenemos más vehículos circulando en nuestras calles. La mala gestión del tráfico ha creado serios problemas de contaminación atmosférica que en algunas ciudades amenaza la salud de los ciudadanos.

Por eso, muchas ciudades del mundo deciden desmarcarse y legislar por su cuenta para tratar de aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático. La idea es además servir de ejemplo a otros lugares del mundo. Y es que si un sistema funciona en un sitio, puede ser replicado en cualquier otra parte.

La ciudad norteamericana de Portland, ha creado el concepto “barrios 20 minutos”. En muchos barrios, sobre todo en los de la periferia, suele haber carencia de servicios básicos. Por ello, Portland apuesta por vecindarios en los que los ciudadanos no tengan que andar más de 20 minutos para acceder a sus necesidades diarias.

El objetivo es que para 2030, el 90% de los habitantes puedan desplazarse caminano o en bicicleta para acceder a los recursos básicos. De esta manera será una ciudad más sostenible, llegando a ahorrar más de 800 millones de dólares al año.

Otro ejemplo son los domingos sin coche de la ciudad de Yakarta, en Indonesia. Esta medida lleva en vigor desde hace más de 10 años. Y está siendo efectiva para eliminar el tráfico de la densa ciudad al menos durante un día a la semana. La circulación en vehículo privado queda prohibida, incentivando de esta manera el uso del transporte público y de la bicicleta.

Toronto, en Canada, aprobó hace más de 6 años una ley que obliga a todos los edificios de más de 2000 metros a tener vegetación en las azoteas. De esta manera se reducen las emisiones de dióxido de carbono ya que son absorbidas por las plantas. Una acción que también se está llevando a cabo en Copenhague (Dinamarca).

Dos ciudades españolas que luchan por una movilidad sostenible

Para hablar de movilidad sostenible en España es inevitable nombrar a nuestra capital: Madrid. El gobierno municipal puso en marcha en 2018 la iniciativa “Madrid Central”, muy aplaudida en el marco de la Unión Europea como un ejemplo en la lucha contra el cambio climático para reducir las emisiones de gases.
Esta iniciativa supone grandes restricciones de tráfico en el núcleo urbano para aquellos vehículos más contaminantes. Los efectos en la mejora de la calidad del aire y la salud de los madrileños no tardó en hacerse patente. Ahora se pretende mejorar la eficiencia energética de todos los edificios públicos. Otra iniciativa digna de ser emulada.

Otro gran ejemplo de movilidad sostenible es la ciudad gallega de Pontevedra. Desde hace poco más de 20 años existe un plan de recuperación de espacios públicos. El objetivo es que la calle sea para los peatones. Para ello se han llevado a cabo obras para mejorar la accesibilidad y se han creado espacios específicamente diseñados para los niños.

Todo ello, junto con la peatonalización de las calles más comerciales ha traído como resultado que Pontevedra ha conseguido reducir en más de un 60% las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Disfrutan de una ciudad limpia con una gran calidad del aire. Y como valor añadido, han logrado que el número de peatones atropellados sea 0.

Otras ciudades españolas, como Burgos, se centra en solucionar otros problemas medioambientales como los relacionados con el abastecimiento de agua. Nos parece justo decir que en muchos lugares se lucha también aunque no hablemos de movilidad sostenible. En Málaga, por ejemplo, se trabajan planes de reforestación.

Málaga lucha por un transporte respetuoso con el medio ambiente

En la provincia de Málaga existe un fuerte compromiso con la movilidad sostenible y con la protección del medio ambiente. El 2009 se aprobó la Estrategia Española de Movilidad sostenible. Y es este marco el que seguimos para disminuir las emisiones de gases así como el consumo energético en toda a provincia.

Dentro de las medidas llevadas a cabo desde la Diputación Provincial, caben destacar las siguientes líneas de acción:
    • Promocionar aquellos desplazamientos que puedan realizarse a pie y en bicicleta.
    • Fomentar e incentivar el uso del transporte público sustituyendo al privado.
    • Fomentar el uso de un transporte más eficiente y menos contaminante.
    • Mejorar la integración entre la planificación urbanística y el transporte.

Entre otras medidas, el Consorcio sigue sustituyendo su flota de vehículos EURO 5 por vehículos menos contaminantes para reducir el impacto ambiental. Además, el desplazamiento de los diputados y diputadas provinciales se está llevando a cabo incorporando vehículos de gas e hibrídos, más respetuosos con el medio ambiente.

Además, el presupuesto de este año 2021 contempla la instalación de 30 puntos de recarga para vehículos eléctricos en diferentes puntos de la provincia. De esta manera se pretende incentivar el uso de un transporte privado menos contaminante.