Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

AMMA Almijara. Custodia del territorio: innovación por el cambio climático

Diputación de Málaga
Noticias

AMMA Almijara. Custodia del territorio: innovación por el cambio climático

Proteger nuestro entorno y el medio ambiente garantiza nuestro futuro

Referirnos a la custodia del territorio en Málaga es imprescindible al hablar de las buenas prácticas medioambientales que se llevan a cabo en nuestra provincia.

Desde la Diputación de Málaga, y con la colaboración indispensable de otras instituciones, así como asociaciones y ciudadanos, estamos llevamos a cabo acciones climáticas que nos permiten afirmar que hoy asistimos a un crecimiento de conciencia climática.

El pasado mes de marzo de 2021 comenzamos a dar visibilidad a algunos de estos proyectos que son ejemplo de buenas prácticas en materia medioambiental en la provincia. Comenzamos con la gestión del agua de la mano de BIOAZUL S.L.

Este mes, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Madre Tierra, queremos hablaros de otro proyecto comprometido con la naturaleza. Se trata de la asociación no lucrativa AMMA ALMIJARA.

Este día internacional tiene una especial importancia, ya que pone de manifiesto la necesidad de luchar contra los problemas generados por la contaminación y la superpoblación, así como la urgencia en proteger la biodiversidad. Además, relaciona el deterioro medioambiental con la salud de los seres humanos.

Esta asociación obtuvo un galardón en la I Edición de los premios Málaga Viva, en el año 2018, en la modalidad “Árbol”. Este premio supuso un reconocimiento al esfuerzo y la dedicación de los integrantes de la asociación contra el cambio climático.

ALMIJARA firma un acuerdo de la custodia del territorio en Málaga

La custodia del territorio en Málaga es un tema medioambiental de primera necesidad. Esta estrategia consiste en implicar a las personas en la conservación de la naturaleza y el paisaje de las tierras que ocupan o trabajan. Un modelo de gestión activa que cuenta con el apoyo de la Junta de Andalucía.

La asociación se ha convertido en la primera entidad que firma un acuerdo de la custodia del territorio en Málaga. Dicho acuerdo tiene como objetivo la Creación de una Reserva Ecológica Concertada que pueda aunar tanto necesidades privadas como públicas.

El territorio al que hace referencia el acuerdo, conocido como Hacienda del Mellado, ocupa más de 25 hectáreas (siendo ampliable) y se ubica en la confluencia de varios municipios: Almogía, Álora, Cártama y Pizarra.

Uno de los principales acuerdos del proyecto es incentivar a los más jóvenes a no abandonar sus pueblos, tratando de frenar la masiva migración hacia las ciudades. Sin duda, esta sería una forma de luchar contra el cambio climático, y es que ayudaría a seguir tejiendo el entramado del desarrollo sostenible.

Además, se pretende demostrar fórmulas que ya han funcionado y replicar la experiencia a otros municipios, creando así una red en la provincia.

Pero la Hacienda del Mellado es sólo un ejemplo. La asociación presentó el pasado verano un proyecto mucho mayor. En él, se proponían hasta 35 municipios susceptibles para llevar a cabo una custodia del territorio.

El potencial de la custodia del territorio en la provincia de Málaga

El gran potencial de la custodia del territorio en Málaga está en boca de todos gracias a la asociación AMMA ALMIJARA.

Hace tan solo unos meses presentaban un mapa de potencialidades de custodia del territorio en la provincia. No olvidemos que gracias a su labor, la vida se ha abierto camino en la Hacienda Mellado, tanto en especies arbóreas como mariposas y abejas.

Además, también se han construido muros de piedra y bancales que ayudan a asentar el terreno y lo protegen de la acción de las fuertes lluvias.

La recuperación de montes y tierras abandonadas tanto en terreno público como privado es ya el presente, y ALMIJARA se ha propuesto que también sea el futuro. Esta práctica podría reactivar el crecimiento de la biodiversidad en nuestra provincia.

Pero la asociación no se conforma. Hace dos años organizaron un curso formativo para técnicos en custodia del territorio. Y es que aunque ellos fueron los primeros, hoy ya contamos con 4 colectivos dedicados a este fin. Y eso, en gran medida, es gracias a ALMIJARA.

Ahora presentan un mapa con 159 fincas de 35 municipios donde la custodia del territorio puede ser una realidad. El siguiente paso, contactar con los propietarios y comenzar un trabajo de mediación y asesoramiento.

Por si fuera poco, ya se ha puesto en marcha la custodia del territorio en 7 municipios malagueños, con el apoyo de la Diputación de Málaga. Y para esta iniciativa, han sido fundamentales los técnicos que ellos mismos formaron. De hecho, en Monda ya hay un acuerdo para un nuevo parque periurbano.

Cómo llevar a cabo la custodia del territorio en Málaga eficazmente

Para entender cómo ALMIJARA pone en marcha la custodia del territorio en Málaga, vamos a analizar los elementos que forman parte de la misma y que siempre se deben tener presente para conseguir los objetivos fijados.

Por un lado, tenemos que los propietarios o titulares de las fincas en las que se quiere actuar. Es necesario ayudarles a generar una concienciación acerca de la importancia de la conservación de parajes naturales, especies de flora, fauna silvestre, etc. Todo ello, respetando siempre y apoyando su gestión.

Por otro lado, tenemos a las entidades de custodia, como ALMIJARA. Son organizaciones sin ánimo de lucro que llevan a cabo iniciativas para conseguir acuerdos de custodia del territorio y la conservación del patrimonio natural y la biodiversidad. Hay que tener en cuenta que estas organizaciones pueden ser asociaciones, fundaciones, ayuntamientos o incluso un grupo de vecinos.

También debemos tener en cuenta a las administraciones públicas, que pueden ejercer el papel de entidad de custodia o pueden actuar como propietarios de terrenos públicos. Además, sea como sea, apoyan la custodia desde un punto de vista administrativo y legal.

Finalmente, tenemos a los usuarios del territorio (como agricultores, ganaderos, deportistas, etc), cuyas actividades están relacionadas con la custodia del territorio y cuya colaboración es fundamental. Además son los principales beneficiados de la conservación del territorio. También tenemos a las empresas, que pueden aportar recursos económicos, humanos o técnicos para apoyar las iniciativas. Su papel es clave. Muchas buscan llevar a cabo estas acciones de responsabilidad social corporativa.