Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Acueducto de San Telmo, Málaga (Patrimonio industrial)

Diputación de Málaga
Acueducto de San Telmo, Málaga 2

Acueducto de San Telmo, Málaga (Patrimonio industrial)

Otros lugares culturales > Etnografía > Canal y acequia

Datos generales

- Interés patrimonial de la obra: Muy alto.
- Interés paisajístico de la obra: alto.
- Estado de conservación: Medio en su tramo alto y desaparecido en muchos tramos bajos.
- Tipo de obra: Obra civil hidráulica.
- Etapa de la Gran Senda: Etapa 1. Málaga-Rincón de la Victoria.
- Localidad: Ciudad de Málaga
- Época: Comienzo de las obras en 1780.

Situación y accesos

Al tratarse de un acueducto de algo más de 11 km su acceso se puede realizar por muchos puntos tanto a los restos que quedan en el tramo urbano como en los que se encuentran en la zona del rio Guadalmedina. Sin embargo el acceso a la corta inicial del Acueducto se realiza por la Barriada de Los Gámez al norte de la ciudad, por la salida del Pantano del Agujero. La última de sus alcubillas y fuentes se encuentra en la Plaza de la Merced, en el centro de la Ciudad de Málaga. También quedan restos de algunos molinos harineros como por ejemplo el de Ynca.

Datos técnicos

El acueducto de San Telmo en Málaga se revela como una destacada obra de ingeniería hidráulica, a continuación, se resumen algunos de los aspectos sobresalientes de esta obra:

Diseño bifuncional: El acueducto incorpora dos acequias superpuestas: una destinada al suministro de agua potable y otra para riego. Esto refleja una planificación cuidadosa para atender tanto las necesidades de consumo humano como las agrícolas.

Longitud y desnivel: El acueducto se extiende a lo largo de 11 kilómetros y presenta un desnivel de 83 centímetros por cada 100 metros. Este desnivel gradual y suave en las aguas contribuye a mantener un flujo constante y controlado.

Elementos arquitectónicos: El acueducto presenta una serie de elementos funcionales y estilísticos, como alcantarillas de acceso para limpieza, puentes, respiraderos para la presión del agua, pasos de arrieros, alcubillas y linternas. Su diseño sigue una línea clasicista y sobria, con mínimos elementos decorativos. Aunque cabe destacar que algunos de sus puentes estaban engalanados con pinturas murales de carácter geométrico, (ladrillo fingido y cajones).

Puentes destacados: El acueducto destaca por sus puentes, especialmente el que cruza el arroyo Humaina. Este paso elevado emplea ladrillos y sillería en los pilares y cuenta con cuatro arcos de 7 metros de luz. Uno de los puentes más notables es el de los 13 ojos, ubicado sobre el arroyo Quintana en la ciudad, con un tramo elevado de 170 metros de longitud.

Distribución en la ciudad: Dentro de la ciudad, el acueducto contaba con arcos y cambijas que filtraban y distribuían el agua para el consumo humano. Aunque la evolución urbanística ha dejado solo unos pocos elementos de este sistema, aún se pueden apreciar algunas fuentes originales.

Influencia estilística: Se menciona que el acueducto presenta similitudes con otras obras, como el puente de Ronda. El estilo clasicista y sobrio, con mínimos elementos decorativos, refleja una estética de la época.

Estado actual

La situación actual del acueducto de San Telmo es bastante delicada, se conservan en relativo buen estado gran parte de sus puentes monumentales pero no así el resto de elementos constructivos como las alcubillas y galerías subterráneas. En la zona de la ciudad ha desaparecido en muchos de sus tramos conservándose tan solo algunas fuentes y alcubillas como la de Calle Refino y la de la Plaza de la Merced.

Historia

Durante el período musulmán, los recursos hídricos en Málaga eran suficientes gracias al alto nivel freático del río Guadalmedina, que permitía el suministro de agua a través de pozos. Sin embargo, con el crecimiento de la ciudad, los pozos se convirtieron en fuentes de problemas de salud debido a la contaminación. A medida que la población y la importancia de Málaga crecían durante la Edad Moderna, los recursos hídricos disponibles en la ciudad comenzaron a ser insuficientes y no adecuados para satisfacer las necesidades crecientes de la población.

No es hasta 1780 bajo la dirección del obispo José Molina Lario y Navarro cuando se inician los trámites para del acueducto de San Telmo en 1780. Se eligió el lugar de captación de agua en el río Guadalmedina, cerca del Molino de José de Inca, debido a su flujo constante incluso en las estaciones secas. El arquitecto encargado del proyecto fue José Martín de Aldehuela. Las obras sufren un parón en las obras por la muerte del obispo y la inexistencia de fondos para seguir las obras.Finalmente  el Consulado de Málaga es quien responde con una concesión de 40.000 reales. A cambio el Consulado pedía la administración del acueducto, los beneficios de los molinos asociados a San Telmo y los de la fuente o “aguada” para barcos situada en el puerto. También se acordó que con el beneficio sobrante se establecería una escuela de oficiales de marina en la ciudad. Concluído  el grueso de las obras, el agua llega a la alcubilla de calle Refino el 7 de septiembre de 1784.

Cómo llegar

Descubre más de la provincia de Málaga

Descubre más de la provincia de Málaga