Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Altos hornos de Marbella (Patrimonio industrial)

Diputación de Málaga
Etapa 31. GSM. Mina del Peñoncillo. Torreta de carga. Marbella

Altos hornos de Marbella (Patrimonio industrial)

Otros lugares culturales > > Horno y alambique

Datos generales

- Interés patrimonial de la obra: Muy Alto.
- Interés paisajístico de la obra: Muy Alto.
- Estado de conservación: Bajo.
- Tipo de obra: La fundición de “La Concepción” (1826-1884) y la fundición “El Ángel” (1826-1862), ambos en Marbella, son los primeros altos hornos de obra civil que, con las modernas técnicas siderúrgicas, se instalan en España.
- Etapa de la Gran Senda: Etapa 31. Marbella-Ojén.
- Localidad: Marbella.
- Época: Los altos hornos de La Concepción y El ángel se ponen en funcionamiento en Marbella en 1826. Con ellos se inicia la industria siderúrgica moderna en nuestro país.
- Autor-empresario: Fue el militar Francisco Antonio Elorza y Aguirre (1798-1873) quien aportó los conocimientos de las modernas técnicas siderúrgicas que se aplicaban en Europa, en la puesta en marcha de la siderurgia marbellí. Dicho proyecto fue impulsado por la burguesía local, entre otros por Manunel Agustín Heredia y Juan Giró Melero. En las décadas centrales del siglo XIX ambos eran los ferreteros más importantes del siglo XIX español.

Situación y accesos

La finca La Concepción se encuentra situada en la margen derecha del río Verde, a uso 3 kms. Al noreste de la ciudad de Marbella, en dirección a la carretera de Ojén. Los restos que se conservan de los altos hornos se encuentran en esta finca privada y su acceso está restringido, aunque en el recinto se realizan eventos culturales y celebraciones privadas.

La Colonia agrícola de El Ángel, lugar en que se encontraban los restos de los altos hornos, se encuentra entre los ríos Verde y Guadaiza, al oeste de la ciudad de Marbella. El Ángel no mantiene ningún resto industrial. En 1995 fueron demolidos los últimos elementos de la ferrería.

Datos técnicos

El hierro magnético o magnetita de las minas de El Peñoncillo se encuentra a varios kms. Al noroeste del casco urbano de la ciudad de Marbella, en el límite entre los términos municipales de Ojén y Marbella.

El hierro magnético extraído de las minas, se transportaba mediante caballerías a las ferrerías marbellíes. En el laboreo del mineral, los hornos empleaban como combustible carbón vegetal extraído de los diferentes montes de la Serranía de Ronda.

Pascual Madoz en 1848 nos informa que la fundición de La Concepción contaba para esas fechas con tres altos hornos para carbón vegetal, un horno de calcinación, dos fraguas comunes, tres máquinas de viento de doble acción y rueda hidráulica y una máquina de vapor de alta presión con la fuerza de 18 cv.

La ferrería de El Ángel contaba igualmente con tres altos hornos, un cubilote para moldes, una fragua común y máquina de vapor.

Estado actual

Los altos hornos de Marbella han corrido distinta suerte. Las instalaciones de El Ángel fueron demolidas totalmente en 1995, no quedando ningún testigo de aquel recinto metalúrgico.
Los altos hornos de La Concepción por su parte, mantienen de aquel pasado gran parte del recinto que rodeaba al conjunto industrial, un almacén y, sobre todo, los antiguos altos hornos de la fundición, aunque en estado ruinoso. En 2001 estos restos han sido incluidos en una lista de los principales bienes del Patrimonio Industrial español.

Historia

Al amparo de la Ley de Minas de 1825 que estimulaba el desarrollo minero y metalúrgico de España y, ante la necesidad de poder contar con un suministro asegurado de flejes en Málaga ciudad, necesarios para mantener la próspera exportación de los frutos de la tierra malagueña: higos, pasas, almendras, vinos, etc. Interrumpidos en el suministro por as guerras carlistas del norte de España, un grupo de empresarios y representantes del alto comercio marítimo, encabezados por Manuel Agustín Heredia, se decidieron a producir por sí mismos, el hierro necesario para la fabricación de los flejes de los toneles. Para ello contaban con el mineral ferromágnético existente en las minas de Sierra Blanca.

La disponibilidad del mineral y la posibilidad de transformarlo in situ parecía un buen negocio.  De este modo, se convirtió la ciudad de Marbella, desde finales del primer tercio de siglo XIX, en el primer productor de hierro del país durante más de tres décadas.

Para su puesta en marcha contaron con los conocimientos de Francisco Antonio Elorza y Aguirre, “el hombre más importante en los orígenes de la industria siderúrgica de la España contemporánea”, en palabras de Niceto Alcalá Zamora.

Una vez que las ferrerías del norte de España comenzaron a emplear carbón mineral para la primera fusión en sus altos hornos, nuestos establecimientos fueron incapaces de competir en el mercado con su arrabio, ante los elevados costes resultantes de su producción.

Esta situación hizo que los altos hornos marbellíes fueron perdiendo competitividad, lo que desembocó en el progresivo cierre de las ferrerías malagueñas. El Ángel de Juan Giró cerró en 1862 y La Concepción, tras no pocos esfuerzos de Manuel Agustín Heredia por mantenerlos en activo, en 1884. Tras su reapertura por parte de un grupo industrial belga, unos años más tarde, volvieron a la actividad si bien, su cierre definitivo se produciría en 1926.

Cómo llegar

Descubre más de la provincia de Málaga

Descubre más de la provincia de Málaga