Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Los Paseros de la Axarquía (Patrimonio industrial)

Diputación de Málaga
Tendido de la uva en pasero

Los Paseros de la Axarquía (Patrimonio industrial)

Otros lugares culturales > Etnografía > Pasero

Datos generales

- Interés patrimonial: Alto.
- Interés paisajístico: Alto.
- Estado de conservación: Medio.
- Tipo de obra: Construcción agraria para elaboración de la uva-pasa.
- Etapas de la Gran Senda de Málaga: Etapa 2. Rincón de la Victoria-Vélez-Málaga, Etapa 3. Vélez-Málaga-Torrox, Etapa 4. Torrox-Nerja, Etapa 5. Nerja-Frigiliana, Etapa 6. Frigiliana-Cómpeta, Etapa 7. Cómpeta-Canillas de Aceituno y Etapa 29. Casares-Estepona.
- Localidades: El Borge, Almáchar, Cútar, Comares y otros pueblos de la Axarquía y municipio de Manilva.
- Época: Edad Moderna-actualidad.
- Autor/empresarios: arquitectura popular y tecnología tradicional para la elaboración de la pasa.

Situación y accesos

Los paseros de la Axarquía se encuentran por lo general en fincas privadas, por lo que el acceso suele estar restringido al viandante. No obstante, estas construcciones suelen emplazarse en las laderas del paisaje montuoso de la Axarquía, incluso algunos de ellos se localizan próximos a caminos y senderos, por lo que es posible contemplarlos sin mucha dificultad.  El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Pasa de Málaga ha elaborado un mapa de los paseros de la provincia de Málaga.

Datos técnicos

Los toldos, paseros o pasiles en su forma más tradicional consistían en una superficie terriza con forma rectangular de unos 7 u 8 metros de largo por 3 metros de ancho, aunque estas medidas pueden variar sensiblemente de una zona a otra. La orientación al sol era fundamental para la obtención de un producto de calidad. Para ello se aprovecha la pendiente de una ladera o se hacía de manera artificial mediante muros de obra. El toldo cuenta en uno de sus extremos con un cabecero con forma triangular que popularmente recibe el nombre de peineta. Esta estructura suele ser de obra de mampostería irregular trabada con barro.
En el vértice superior de este muro se apoya parte de una vara o caña que recibe el nombre de combrero, el cual se desarrolla a lo largo del pasero sustentado por una serie de patas. Este sistema o armadura tiene por finalidad sustentar un toldo que protege los frutos durante el rocío de la noche.

Estado actual

La producción de pasas en el siglo XX transcurrió con bastantes problemas de fondo, principalmente debido al bajo precio de venta en el mercado y la falta de una estrategia de comercio. Los productores intentaron paliar estos problemas con la constitución de cooperativas en los principales pueblos con tradición pasera, de esta forma nacieron las cooperativas y la Unión de Cooperativas Paseras de la Axarquía (UCOPAXA) situada en Vélez-Málaga, que agrupaba ocho de estas cooperativas. Más adelante, en 1996, el sector se beneficiaría con el reconocimiento de su propia Denominación de Origen Pasas de Málaga.  En el año 2013, se daría otro gran salto de importancia a la actividad pasera en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Protegidas de la UE.

Historia

Durante el periodo islámico, y más concretamente en el siglo XV, la producción de pasa, almendra e higos ya constituían la base de la economía de las tierras de Málaga. Tras la conquista castellana en 1487 los nuevos repobladores aprenderían de la mano de los mudéjares, posteriormente moriscos, los secretos de la viticultura local.

En la Edad Moderna la región llegó a convertirse en el mayor exportador de pasa y vino del reino, sin embargo, será a mediados del siglo XIX el momento de mayor bonanza para los productores de pasas. Los toldos y almijares para el asoleo de la uva llegaron a constituir unos componentes omnipresentes en el paisaje agrario de la provincia, pudiendo encontrarse estas características construcciones en municipios tan variados como Mijas, Pizarra, Almogía o El Borge entre otros.

A partir del año 1873, la pasa malagueña deja de ser competitiva ante la entrada masiva y a bajo coste de productos nacionales como las pasas de Denia o del exterior, como la griega, turca y la californiana. Para mayor drama de los viticultores malacitanos, a esta crisis se sumará en 1877 la plaga de la filoxera, cuya virulencia llevará a la ruina a una gran cantidad de pequeños agricultores en unas zonas ya económicamente estresadas.

Cómo llegar

Descubre más de la provincia de Málaga

Descubre más de la provincia de Málaga