Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Charco Azul. Río Almárchar. Jubrique

Diputación de Málaga
40 Charco Azul. Río Almachar. Jubrique

Charco Azul. Río Almárchar. Jubrique

Ríos y arroyos
  • Espacio Protegido: No incluido
  • Vertiente: Distrito Hidrográfico Mediterráneo
  • Curso fluvial principal: Río Almárchar
  • Municipio: Jubrique
  • Coordenadas: x: 303588 / y: 4045614 / z: 471 m
  • Localización: Fácil
  • Acceso: Cómodo
  • Interés para el baño: Medio.

 

Cómo llegar

Aunque se localiza en el término municipal de Jubrique, tiene un acceso más cómodo desde la vecina localidad de Genalguacil por la carretera que sube al puerto de Peñas Blancas (MA-8304) en dirección a Estepona. Recorridos 7 km cruzamos el río Almárchar y 1,1 km más arriba, tras dibujar cuatro cerradas curvas giramos a la izquierda por una pista forestal en regulares condiciones. Aún debemos avanzar 1,4 km para alcanzar el vado del arroyo del Quejigo, donde existe un ensanche para aparcar. A escasos metros, curso arriba, se oculta el idílico charco Azul.

 

Datos de interés

El arroyo del Quejigo es un afluente del arroyo del Estercal que a su vez, al confluir con el barranco del Algarrobo conforma el río Almárchar, uno de los principales tributarios del río Genal. Curiosamente, aunque las aguas son de un intenso color verde, se le llama Azul por aquello de lo paradisíaco del entorno, y no es para menos, pues el agua chorrea por dos cascadas a la redondeada poza. De remontar el arroyo un kilómetro, cortejados por un gran pinar de resineros (Pinus pinaster), llegaríamos al bellísimo charco Encantado, reconocible por su salto y el enorme tronco de pino recostado. Más adelante aparece al charco de María Teodora, cuadriculado y con una chorrera resbalando por una laja totalmente vertical y pulimentada.

 

A tener en cuenta

Tendremos que andar con cuidado por las rocas bermejas (peridotitas), ya que son muy deleznables y se desmoronan fácilmente. Cuidado con los saltos, es tan cristalina y clara el agua que el fondo parece más profundo de lo que es. Cubre en escasos puntos. No conviene subirse en la agrieta pared por donde escurre el líquido elemento, ya que el verdín resbala muchísimo. El espacio de la orilla es pedregoso e irregular, aunque se puede estar sentado bajo la sombra de las adelfas. Es un paraje frecuentado por naturales y turistas, por ello conviene ir temprano o entresemana.

Cómo llegar

Descubre más de la provincia de Málaga

Descubre más de la provincia de Málaga