Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Quejigo de montaña (Quercus faginea alpestris)

Diputación de Málaga
Árbol Quejigo de montaña. Quercus faginea alpestris

Quejigo de montaña (Quercus faginea alpestris)

MediosTerrestre
Floración
enefebmarabrmayjunjulagosepoctnovdic
Flores Frutos
Flora > Árboles, arbustos y herbáceas

IDENTIFICACIÓN

 Árbol de hasta 15 m. con copa globosa. Caducifolio. Tronco con corteza delgada, rugosa, escamosa, parda. Hojas adultas de 3-8 cm de largo x 2-4 cm de ancho, alternas, marcescentes, subcoriáceas, de elípticas a obovadas, dentadas, de haz glabres-cente y envés con pilosidad poco densa; nervios secundarios 7-12 pares. Pecíolo 4-7 mm, muy corto, de tomentoso a glabrescente. Inflores-cencias masculinas en amentos colgantes de 2-4 cm de largo, con piezas de la flor agudas, pubescentes, ciliadas. Fruto seco tipo núcula (bellota) de 15-35 mm de largo, sésil o con pedúnculo de hasta 2,5 cm, englobado por una cúpula con escamas triangulares.

DONDE VIVE

 Bosques marcescentes, a veces mixtos, sobre suelos preferentemente calizos o arcillosos, en zonas lluviosas y muy frías, umbrías, serranas, 1300-1800 m.  Se distribuye por Andalucía Oriental: Jaén, Granada y Málaga (subsectores: Rondense y Torcalense).

DÓNDE SE VE EN MÁLAGA

Los bosques de quejigo alpestris más extensos se encuentran en el Quejigal de Tolox, bastante alejados de cualquier tramo de la Gran Senda, siendo accesibles desde Ronda en el entronque entre las etapas 23 y 24 en dirección a Parauta y de ahí hacia el Parque Nacional Sierra de las Nieves. Los otros dos bosquetes se encuentran en la Cordillera del Torcal, siendo accesibles desde la etapa 11 entre Alfarnate y Villanueva del Rosario en la Sierra de Camorolos y desde la etapa 20 hacia el Cerro del Águila.

CURIOSIDADES

El quejigo alpestris tiene su mayor representación en el llamado “Quejigal de Tolox” en la Sierra de las Nieves. Se trata de una población de quejigos muy dispersa que crece entre 1600 y 1800 metros de altitud, justo antes del piso de alta montaña que señalan enebros (Juniperus communis) y sabinas (Juniperus sabina), postrados.

Son árboles centenarios y con la copa muy pequeña por efectos adversos como el peso de la nieve y el ramoneo para el ganado. Podría tratarse del quejigal más elevado de Europa. Se trata de un árbol considerado como amenazado (con la categoría de En Peligro de Extinción) en la Lista Roja de la Flora Vascular de Andalucía y está protegido por la legislación autonómica (categoría de Vulnerable).