Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

Utetheisa Pulchella

Diputación de Málaga
Utetheisa pulchella (Linnaeus, 1758)

Utetheisa Pulchella

Presencia
enefebmarabrmayjunjulagosepoctnovdic
Aparición segura Aparición probable
MediosTerrestre
Fauna > Mariposas

Mariposa nocturna.

Identificación

De2,7a4,3cmde envergadura alar. De aspecto fino y alargado, con las alas anteriores blancas con multitud de puntos rojos y negros y las alas posteriores blancas con grandes manchas negras. En cabeza y tórax presenta manchas amarillas.

Este colorido diseño, lejos de hacerla pasar desapercibida llama la atención, un fenómeno llamado aposematismo, en el cual mediante estos llamativos colores advierte a sus depredadores sobre su mal sabor o, en este caso, sobre su toxicidad: las orugas de esta mariposa (que son igualmente coloridas) sintetizan las sustancias de las plantas de las que se alimentan, convirtiéndose en venenosas por ingestión tanto ellas como los adultos.

Biología y Hábitat

Tiene dos generaciones anuales. En Málaga la primera vuela principalmente en mayo, pero es escasa. La segunda es mucho más abundante y emerge desde septiembre hasta noviembre, siendo octubre el mes con mayor número de observaciones.

Las orugas se alimentan principalmente de la hierba verrugera (Helio- tropium europaeum), una boraginácea que crece en suelos pobres y degradados, que a menudo son desbrozados o removidos, entre ellos los solares, parques, jardines y huertos urbanos.

La existencia de plantas nutricias en entornos urbanos, unido a las costumbres migradoras de esta mariposa, hace que sea posible de ver en cualquier lugar, siendo más comunes en zonas de baja altitud e influencia costera, así como en los principales valles malagueños. Las orugas pueden verse en plena capital, en los cada vez más escasos solares sin construir del sector de Teatinos. Los imagos son atraídos por las luces del alumbrado público y permanecen horas posados en las paredes, farolas, ventanas o entre el cableado eléctrico, incluso durante buena parte del día. Se han encontrado en algunas ciudades y pueblos a lo largo y ancho de la provincia, como Alfarnatejo, Alhaurín el Grande, Antequera, Ardales, Benalmádena, Campanillas (Málaga), Cuevas de San Marcos, Estepona, Fuengirola, Igualeja, Istán, La Mezquitilla (Vélez-Málaga), Málaga capital, Marbella, Mijas, Parauta, Pizarra y Ronda.