Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Más información Política de cookies

Calderón gris (Grampus griseus)

Diputación de Málaga
Calderón gris (Grampus griseus)

Calderón gris (Grampus griseus)

MediosMarino
Fenología
enefebmarabrmayjunjulagosepoctnovdic
Reproducción Celo Desmogue Hibernación
Fauna > Mamíferos

Identificación

Cuerpo robusto en forma de torpedo. La cabeza no tiene morro y presenta una frente prominente con un melón fuertemente convexo. 

Solo poseen dientes en la mandíbula inferior. La aleta dorsal es alta, con forma de hoz y situada en el centro del cuerpo. Las aletas pectorales son largas, curvadas y puntiagudas. Su coloración al nacer es gris azulado oscuro y se va aclarando con la edad hasta presentar un fondo gris con numerosas líneas de color blanquecino (1). Los machos alcanzan 4m, las hembras no superan los 3’5 m. Pueden pesar entre 250 y 400 kg.

Dónde vive

Aguas templadas y cálidas de todos los mares del mundo. Normalmente, tienen apetencia por zonas donde el agua superficial oscila entre 13 y 28ºC.

Cómo vive

Suelen asociarse en pequeños grupos, de hasta 50 ejemplares, o vivir de manera solitaria. Habitan en aguas profundas y se alimentan principalmente de cefalópodos, aunque también pueden capturar peces y crustáceos. La búsqueda de presas los puede llevar en ocasiones cerca de la costa, aunque no sea su hábitat preferido. Son animales muy activos que se dejan ver nadando a gran velocidad y saltando en la superficie.

Son buenos buceadores, con capacidad para realizar inmersiones que superan la media hora.

Cómo se reproduce

Es una especie de la que no se tienen apenas datos sobre el comportamiento reproductivo. Las crías nacen con una envergadura aproximada de 1,4 m.

Amenazas y medidas de conservación en Andalucía

Su carácter impredecible y pelágico los pone relativamente a salvo de las actividades de avistamientos no reguladas. Sin embargo, son susceptibles de interacciones con artes de pesca cuando hay coincidencia de presas y, desgraciadamente, también son vulnerables a la llegada de elementos tóxicos y basuras al litoral.

La conservación de esta especie se fundamenta en que se implementen todas las recomendaciones emanadas de organismos internacionales como la UICN o las Naciones Unidas para la protección de los océanos.

Dónde se ve

Cualquier encuentro con un calderón gris, tanto vivo como muerto, será fruto de la casualidad pues, aunque se trata de una especie registrada en nuestro litoral, no es frecuente. El Aula del Mar, en su trabajo como centro de recuperación, ha registrado diversos varamientos de animales muertos y ha llegado a tener algunos ingresados más de una semana.

Curiosidades

Uno de los aspectos que más llama la atención en estos animales son las numerosas marcas y cicatrices de su piel. Aunque puedan sugerir interacciones con redes o depredadores, son producto del rozamiento con otros calderones y de confrontaciones con sus presas.

Especies similares

Aunque en otras partes del mundo los adultos se podrían confundir con las belugas por su coloración blanquecina, en nuestro litoral la única especie que se le asemeja en morfología es el calderón común. Sin embargo, en cuanto se atiende a la coloración es imposible la confusión, pues éstos últimos son de colores oscuros, además de tener mayor envergadura.