Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar la visita, aunque en ningún caso se utilizan para recoger información de carácter personal.

Política de cookies

¡Ya no tienes excusa: tenemos senderos en la provincia para todas las épocas del año!

Diputación de Málaga
Senderistas haciendo la Gran Senda de Málaga en otoño. Senderos de otoño

¡Ya no tienes excusa: tenemos senderos en la provincia para todas las épocas del año!

Más de 1.000 km señalizados permiten su práctica en cualquier época del año

Aunque muchos puedan pensar que el otoño es el mes más adecuado para practicar senderismo, la realidad es que la enorme variedad de senderos existentes en la provincia permiten su práctica en cualquier época del año, siempre que se tengan en cuenta una serie de recomendaciones básicas y se cuente con el equipo adecuado. Desde la Senda Litoral por toda la costa malagueña que permite el recorrido unido al baño (si te apetece) hasta los senderos recogidos en nuestras publicaciones como la Gran Senda de Málaga para Todos o los Senderos del Agua en la Gran Senda de Málaga. Guía de rutas, o los Itinerarios por los paisajes fluviales de Málaga, la oferta que ofrece la provincia es amplísima, facilitando su recorrido bien sea con calor co con frío, siempre que se vaya preparado.

En la provincia existen numerosos senderos señalizados, esto es, itinerarios peatonales señalizados, es decir, con balizas y marcas de pintura que nos muestran el camino a seguir. Pueden ser generalmente de tres tipos, Senderos de Gran Recorrido (GR), Senderos de Pequeño Recorrido (PR), Senderos locales (SL). La Diputación Provincial mantiene más de mil kilómetros de senderos de Gran Recorrido (GR), que son aquellos de más de 50 kilómetros (km en adelante) que unen puntos distantes y recorren parajes, comarcas, regiones o países muy lejanos entre sí, y que suelen dividirse en tramos para su recorrido. Para saber que se transita por un GR basta con atender a las señales identificativas, que son dos bandas horizontales y paralelas blanca y roja, en caso de camino correcto, y pintadas o grabadas como un aspa cuando no es la opción adecuada. Cuando coinciden con senderos internacionales, se indican con la letra E. Debido a su distancia, los GR se dividen en etapas y atraen en los últimos años a muchos aficionados.

Los Senderos de Pequeño Recorrido (PR) son los que tienen entre 10 y 50 km, muestran entornos específicos o llegan hasta una población o punto de interés, y se pueden hacer en una jornada. Un PR-A es un sendero de pequeño recorrido de Andalucía. En Málaga hay algo más de 80 Senderos de Pequeño Recorrido (PR).  Normalmente se desarrollan entre dos pueblos vecinos o se dirigen hacia algún hito significativo, como una cumbre. Sus distintivos son bandas de color blanco y amarillo y la matrícula identificadora tiene la nomenclatura, por ejemplo, del PR-A 266 Alfarnate-Las Pilas.

Finalmente, los Senderos Locales (SL) son los que alcanzan hasta 10 km de longitud y su dificultad es mínima. Un SL-A es un sendero local recorrido de Andalucía. En la provincia hay casi 40. Cuando coinciden dos o más de estos senderos federativos la señalética específica de cada uno se coloca sobre el mismo soporte, con prevalencia de los de Gran Recorrido (GR) sobre los demás, siendo el de menor entidad y situado más abajo el Sendero Local (SL).

Estos senderos son un fiel reflejo de la diversidad provincial, al incorporar la variedad territorial y ambiental, integrándola en diversos recorridos que estimulan el interés por sus espacios naturales y promoviendo las visitas a los municipios malagueños.
Además, suponen un punto de encuentro entre el medio ambiente, el deporte, el turismo y las oportunidades de empleo, fomentando el desarrollo integrado de la provincia de Málaga desde la perspectiva del enfoque sostenible.

Para recorrer los senderos GR, PR y SL no es necesario poseer unas condiciones físicas especiales ni tampoco estar afiliado a un club. Al estar el camino balizado es difícil extraviarse. El recorrido de un sendero señalizado puede hacerse en uno u otro sentido y con la duración que se desee. A veces existen desviaciones que permiten acceder a monumentos o lugares de especial interés. Los SGR están diseñados para pasar por poblaciones donde aprovisionarse o alojarse, lo que permite no llevar gran peso durante el recorrido. Los SPR están destinados a pequeños paseos, excursiones de media o una jornada, incluso de un fin de semana.

El más conocido de estos senderos de Gran Recorrido es la Gran Senda de Málaga (GR 249) por recorrer más de 850 kms, a lo largo de 35 etapas y 6 variantes, 9 comarcas, 54 cascos urbanos (lo que representa el 54% de la provincia) y 61 términos municipales (60% de la provincia). El GR 249 enlaza con los senderos existentes en la provincia, caso de otros GR como el Camino Mozárabe de Santiago (GR 245), con la Gran Senda de la Serranía de Ronda (GR 141), la Gran Senda de la Sierra de las Nieves (GR 243), la Gran Senda del Valle del Guadalhorce (GR 248), y la Gran Senda de la Axarquía (GR 242), el Camino Geológico Malacitano (GR 340) y con la Senda Litoral.

Además, el GR 249 forma parte de la red nacional y europea de senderos y nos conecta, entre otros, con el Gran Recorrido europeo (GR–92 E-12), que atraviesa el arco mediterráneo finalizando en Grecia.

Consejos para senderistas

En la web de la Gran Senda de Málaga existe un apartado específico sobre Datos prácticos del que destacamos dos, “Recomendaciones” y “Decálogo del Senderista”.

En cuanto a las Recomendaciones, para realizar una excursión con éxito, con las máximas garantías de seguridad, es imprescindible llevar un equipo adecuado y en buenas condiciones y preparar el itinerario previamente. A eso lógicamente hay que añadir preparar bien el itinerario, estar bien documentado y contar con el equipo individual adecuado a la dificultad del sendero. Entre el material no debe faltar calzado de trekking tipo bota o zapato, mochila, gorra, crema solar, protector de labios, cantimplora, comida rica en azúcar e hidratos de carbono. Además, si el tiempo es inestable, o si se prevé llegar al anochecer o pasar la noche caminando, no deben olvidarse la linterna ni un paraguas pequeño, chubasquero o similar, y ropa de recambio. Tampoco está de más llevar un botiquín básico (con tiritas, desinfectante, aspirina, antiácido, gasa, aguja…).

En cuanto al llamado “Decálogo del Senderista”, ten en cuenta:
1. No abandones ni entierres basura. Llévatela a un servicio de recogida.
2. No enciendas nunca fuego. Llévate la comida ya preparada.
3. Cierra los portones, verjas, trancas, puertas de cabaña, etc., que te encuentres por el campo para impedir que entre o salga el ganado u otros animales.
4. Respeta los caminos. Los atajos sólo sirven para deteriorar el suelo, haciendo desaparecer el sendero original.
5. Los vehículos de motor son para desplazarse en carretera. No circules con ellos por pista. No rompas la paz del campo con el ruido de sus motores.
6. Los perros, por norma, deben ir atados para que no molesten ni asusten al ganado o animales libres.
7. Respeta y cuida las fuentes, ríos y otros cursos de agua. No viertas en ellos jabones, detergentes, productos contaminantes ni residuos.
8. No arranques nunca flores ni ramas, así todos disfrutaremos de ellas.
9. No acampes por libre. Respeta y utiliza los lugares de acampada.
10. Conoce, respeta y comprométete en la defensa del medio natural.