Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

CAMINO DE LA ARAÑA. Vuelve a Málaga con el Centro del 27

Diputación de Málaga
Noticias

CAMINO DE LA ARAÑA. Vuelve a Málaga con el Centro del 27

‘Luz de domingo’. Enrique Molina Campos

Ciclo literario que acerca virtualmente al lector a los rincones de la provincia de Málaga a través de escritos de importantes autores. A lo largo de los próximos días nos adentraremos en aquellos lugares tan cercanos a todos con el ánimo de que descubramos cómo los vieron y cómo los imaginaron los poetas.


Luz de domingo

Paseo Marítimo arriba, camino de La Araña,
a todo gas la moto del amigo, el viento de levante
batiendo en las mejillas como un paño mojado,
la luz, La luz entera, incendiada y extática,
el desmedido corazón del muchacho doliéndose
de sus propios extremos, las esquivas
niñas de La Caleta, hieráticas y gráciles, bajando
de la misa de doce de San Miguel, ¿y dónde
tú, dónde tu largo pelo negro con su flor arriba,
la oscurísima brasa de tu mirada, tu alma –ese laberinto
de arcanas maravillas-, dónde tu cuerpo todo,
su humana proporción de ramo y ánfora
y su frescor de fronda recién llovida, dónde
tu voz de dulce telefonía, dónde tú, sustantiva
criatura solar?, el mar, al largo
del Paseo Marítimo hacia La Araña, verde
y fragante, azulgris en los confines, fúlgido, agonizando
-también se muere el mar- a su eterna manera reidora
la moto a todo gas, qué hermoso el mundo
pero qué ajeno, y sin embargo existen
entusiasmados modos de posesión, no alegres
pero hondísimos modos que afligiendo al muchacho
lo hacen arrebatadamente feliz, secretamente cierto
de sí para sí mismo, blancas casillas de los pescadores
junto a la vieja vía del tren y sus menudas estaciones,
luz de los vastos cielos, luz del mar descompuesta
en infinitos brillos, ¿entre qué ásperas rocas
estás dando a las aguas tu cuerpo victorioso?,
¿dónde estás, dónde estás?, la mañana se acaba,
el sol empieza a enfurecerse, ¿cuándo
dirás: Soy yo, reconóceme y vente?, camino de La Araña,
Paseo Marítimo arriba, Málaga ya muy atrás con su neblina,
con el tiempo en su adentro y la vida sonándole desmañadamente
a domingo.

Enrique Molina Campos, (Madrid, 1930 - Granada, 1994). Catedrático de la Escuela de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Granada. Autor de varios libros de poemas y colaborador como crítico en revistas como Ínsula y Nueva Estafeta. En este aspecto destaca su labor en la revista Caracola, de Málaga, ciudad en la que transcurrió la mayor parte de su juventud y su primera etapa profesional como docente de un instituto de bachillerato. A finales de los años sesenta, Molina Campos se trasladó a Barcelona, donde trabajó en diversas editoriales como traductor. En la Ciudad Condal fue miembro fundador de la revista literaria Camp de l'Arpa. Su obra literaria se inició en 1956. La editora Ubago publicó en 1991 su obra poética completa bajo el título ‘La señal que nos valga’. Había ganado los premios literarios Ausiás March y Rocamador. Su obra poética es de gran refinamiento formal e intenso carácter lírico, donde se combinan con gran sensibilidad los temas amoroso, testimonial y moral. Entre sus libros de poemas destacan ‘En verdad os digo’ (1956), ‘La puerta’ (1959), ‘Historia natural’ (1965), ‘Poemas del hilo’ (1967), ‘En medio de todo’ (1974), ‘Visiones y lástimas’ (1983) y ‘Siete poemas’ (1988). En 1992 se publicó ‘Historial: pequeña antología’. Es autor también de ‘Nueve ensayos sobre poesía española contemporánea’ (1991), y de traducciones de autores catalanes y franceses.