Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

La Diputación inicia el proceso para adaptar su presupuesto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Diputación de Málaga
Noticias

La Diputación inicia el proceso para adaptar su presupuesto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Se analizará cómo alinear las actuaciones de cada área con las competencias y los contenidos de los ODS

La institución provincial quiere abanderar que los municipios apuesten también por acciones para alcanzar esos objetivos

La Diputación de Málaga ha comenzado a trabajar para adaptar sus próximos presupuestos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas contenidos en la Agenda 2030. Durante este año se identificarán cómo se alinean las partidas presupuestarias con las competencias y los contenidos de cada ODS. Y todo ello se tendrá en cuenta en la planificación de las cuentas para 2021, contribuyendo de esta manera a la consecución de los ODS.

La vicepresidenta cuarta de la Diputación de Málaga y responsable de la delegación de Innovación Social y Despoblamiento, Natacha Rivas, explica que se pretende que la provincia sea un referente en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, por ello, la institución provincial apuesta por la implementación de estas medidas, evaluando y realizando nuevas propuestas.

“Es preciso -añade- buscar nuevas soluciones y alianzas, nuevos procedimientos y formas de acercarnos a los retos  para así poder lograr el compromiso mundial. Y, en este sentido, la innovación social es clave para el desarrollo de acciones que permitan alcanzar los objetivos planteados por Naciones Unidas”.

Además, Natacha Rivas incide en que los gobiernos locales y provinciales deben ser agentes activos y fundamentales, y destaca el propósito de la Diputación de Málaga de reflejar en sus presupuestos un claro compromiso con la responsabilidad social y la sostenibilidad.

Así mismo, resalta que la institución provincial también quiere abanderar que los municipios malagueños pongan en marcha acciones en pro de la consecución de dichos objetivos.

Varias fases

Por su lado, el diputado de Economía, Hacienda y Administración Electrónica, Manuel López Mestanza, concreta los pasos a seguir a partir de ahora para incorporar las definiciones de los ODS en los próximos presupuestos. En una primera fase, se identificará la incidencia directa que cada una de las delegaciones y programas tiene con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en función de sus competencias y objetivos.

Posteriormente, en una segunda fase, para las competencias alineadas con los ODS detectadas en la primera fase, se identificará la incidencia de estos en las metas establecidas (los 17 ODS se subdividen en 169 metas).

Y, por último, se procederá a identificar y definir los indicadores para la medición de los logros obtenidos con las actuaciones presupuestarias desarrolladas.

Con toda esta información se podrá abordar un doble objetivo. Por un lado, una valoración de la contribución del presupuesto 2020 a los compromisos asumidos de los ODS y sus metas. Y, por otro, se podrá realizar una planificación para conseguir la incorporación paulatina a los sucesivos presupuestos de la Diputación de Málaga de nuevas metas con sus respectivos indicadores.

Agenda 2030 de la ONU

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en septiembre de 2015, con el título ‘Transformar nuestro mundo’, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Se trata de una ambiciosa propuesta para el impulso de la sostenibilidad global, con un enfoque más integrador y universal; como continuidad a la anterior Declaración del Milenio.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible son: Fin de la pobreza; Hambre cero; Salud y bienestar; Educación de calidad; Igualdad de género; Agua limpia y saneamiento; Energía asequible y no contaminante; Trabajo decente y crecimiento económico; Industria, innovación e infraestructura; Reducción de las desigualdades; Ciudades y comunidades sostenibles;  Producción y consumo responsables; Acción por el clima; Vida submarina; Vidas de ecosistemas terrestres; Paz, justicia e instituciones sólidas; y Alianzas para lograr los objetivos.