Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.
 
×

El MVA proyecta 'That which does not kill...', un documental que reflexiona sobre los traumas y la culpa que surgen tras una agresión sexual

Diputación de Málaga
Noticias

El MVA proyecta 'That which does not kill...', un documental que reflexiona sobre los traumas y la culpa que surgen tras una agresión sexual

Será mañana jueves 18 de marzo a las 19:00 horas, con entrada libre y aforo reducido según la normativa sanitaria

El ciclo de documentales de Culturama continúa mañana jueves, 18 de marzo, con la proyección de ‘That which does not kill...' (Lo que no mata...), un documental de la directora Alexe Poukine (2019) que ofrece una reflexión sobre los traumas y la culpa que aparecen tras una agresión sexual. La entrada es gratuita hasta completar el aforo que se ha reducido en cumplimiento con las medidas derivadas del Covid-19 y el uso de mascarilla es obligatorio en las instalaciones.

La cinta, rodada en 2019, recoge el testimonio de Ada, una joven que  fue agredida sexualmente a los 19 años, y que diez años más tarde comparte  su historia con Alexe Poukine, la directora.  Manteniendo el anonimato de Ada, Poukine coloca a doce mujeres y a dos hombres interpretando su historia frente a la cámara. La cinta refleja que los abusos y las agresiones sexuales están presentes en la sociedad y pueden ocurrir en cualquier momento.

Poukine presenta una película áspera y fría, en consonancia con su contenido, donde los protagonistas reaccionan a su testimonio, opinan sobre él y reflexionan sobre cuestiones como la culpa, el trato de las instituciones, la terapia, el deseo o las secuelas que deja una agresión. No sólo se habla de las consecuencias de una agresión, sino que también se señala la estructura que soporta que ocurra con tanta frecuencia.

Para algunas de las víctimas esa supuesta fortaleza que se adquiere tras experimentar una agresión sexual es el rechazo hacia el género masculino, la incapacidad para las relaciones o el temor a la estabilidad. Sin embardo, cuando se romantiza el sufrimiento, los traumas o la tristeza suelen  convertirse en tabú.

El film funciona como una terapia grupal en la que los actores miran directamente al espectador y le presentan y ofrecen un espacio seguro. Un lugar en el que no hay juicios ni reproches por no actuar de la forma que se espera. Una contraposición a la respuesta de las instituciones o de una sociedad que siempre encuentra un resquicio de culpa a la que agarrase: por no oponer resistencia, por no denunciar antes, o por exponerse.

Próximos títulos

El ciclo continuará el 25 de marzo, con ‘Honeyland’, de Tamara Kotevska y Ljubomir Stefanov; el 8 de abril, con ‘el gran viaje al país pequeño, de Mariana Viñoles; el 22 de abril, con ‘Malka, in no man’s land’, de Xavi Herrero; el 20 de mayo, con ‘Overseas’, de Sung-A Yoon, y el 17 de junio, con ‘Forman vs Forman, de Jakub Hejna y Helena Trestikova.